Dos compañeros de trabajo discutiendo en oficina sobre unos documentos. Cómo resolver conflictos entre tus empleados
Suzanne Llanera
Por: suzanne_llanera
Leelo en 10 minutos

Cómo resolver conflictos entre tus empleados

0 0
0
Blog_Banner_1

Como dueño de una pequeña empresa, aprender a resolver conflictos entre tus empleados debe ser una de tus prioridades. De vez en cuando, las personalidades opuestas pueden causar algún tipo de fricción entre los empleados en el lugar de trabajo. Si bien esto es perfectamente normal, si no se hace nada para resolver estos conflictos, pueden empeorar y afectar a todos en el lugar de trabajo. Incluso podría reducir el nivel de eficiencia y productividad de tu empresa. Definitivamente no quieres que eso suceda.

Maneras efectivas de resolver conflictos entre tus empleados

Aquí tienes 10 consejos fáciles y prácticos que pueden ayudarte a la hora de resolver conflictos entre tus empleados, para que el resto de tu equipo y tu producción no sufran las consecuencias.

  1. Llega a la raíz del problema. En otras palabras, debes comprender la naturaleza del conflicto. En el momento en que escuchas que tu empleado A y tu empleado B se culpan entre sí debido a los resultados desfavorables de la presentación de un cliente de la que ambos fueron responsables, debes participar. Comienza averiguando qué fue lo que inició la tensión. ¿Fue un choque de estilos de trabajo? ¿El estrés y la frustración, porque en la presentación estaba mucho en juego? ¿O podría simplemente haberse tratado de un cliente imposible, y una situación difícil para ambos? Además, ten en cuenta que las empresas familiares son más susceptibles al conflicto, ya que muchas veces las diferencias personales se trasladan al lugar de trabajo. Sea lo que sea lo que causó el conflicto, debes llegar hasta el fondo del mismo. Comprenderlo es esencial para resolver con éxito el problema y evitar conflictos similares en el futuro.
  2. Resuelve el conflicto rápidamente. No ignores el conflicto entre los empleados o es muy probable que empeore con el tiempo. A menudo, muchos de estos conflictos entre los empleados que no se agradan entre ellos o que no aprueban el estilo de trabajo de otro no desaparecen sin más. Permanecen y a veces, afectan a todos en el lugar de trabajo, especialmente si el trabajo en equipo o la colaboración mutua son elementos cruciales para realizar proyectos. No pongas excusas: tendrás que intervenir y resolver el problema antes de que empeore y de que otros empleados se involucren en el conflicto. Mientras trabajas en maneras de resolver la situación, aprovecha para transmitir a todos el mensaje de que, independientemente de su puesto, cada empleado es responsable de su comportamiento y, en caso de que se violen las normas establecidas, se puede esperar una acción disciplinaria.
  3. Haz que los involucrados en el conflicto lo resuelvan ellos mismos (inicialmente). Usa tu sentido común para decidir si la situación es lo suficientemente simple como para ser resuelta por los propios empleados, sin tu intervención directa o la participación del departamento de Recursos Humanos. Anímalos a mantener una conversación honesta y positiva. Para un enfoque más informal, puede darse fuera de la oficina. Compartir una taza de café lejos de la presión asociada al lugar de trabajo puede hacer maravillas.
  4. Organiza una reunión. Pero si el paso anterior no funciona, tendrás que programar una reunión más seria. Insta a los participantes a tener una conversación abierta, franca y honesta para encontrar una resolución entre ellos. Tendrás que actuar como mediador, reunir a los implicados en una sala privada y proporcionarles las pautas que les recuerden que deben mantener un diálogo con respeto y actitud positiva. Si tienes un departamento de Recursos Humanos, pide a alguien que esté presente. Esta persona puede actuar como testigo y tomar notas. Sé neutral al moderar la discusión. Tienes que separar tus propias emociones y tu amistad o tus preferencia personal por uno de los empleados. Déjalos hablar abiertamente. Escucha ambas versiones y sé paciente, asignándoles turnos para que puedan narrar su versión de la historia. Concéntrate en el comportamiento y los problemas concretos en lugar de las personalidades de cada uno. Y recuerda que la resolución del conflicto no tiene necesariamente que terminar en un acuerdo. De hecho, a veces tus empleados pueden resolver no ponerse de acuerdo, pero aceptar la opinión del otro con respeto. Cada uno debe reconocer y aceptar esta diferencia de opinión o punto de vista y proponer maneras de seguir adelante con sus trabajos.
  5. Usa tu sentido común. Es tu mejor herramienta para resolver un conflicto. Una vez que hayas llegado a una solución para resolverlo, debes tratar de que esta sea realista y fácil de poner en práctica. Hazles saber a los empleados involucrados que comprendes toda la situación y que facilitarás los medios para que un conflicto como este no se repita en el futuro. Y si se ha producido una infracción grave, sé firme y actúa en consecuencia.
  6. Respeta la privacidad de tus empleados. No compartas el conflicto con otros empleados que no estén directamente involucrados. A veces, la naturaleza del conflicto puede ser delicada, privada e incluso muy grave, como un caso de acoso.
  7. Revisa el manual de tu empresa. Tu manual debería contener una lista de infracciones y comportamientos no aceptados en el lugar de trabajo, así como las consecuencias de cada uno. Seguir las reglas establecidas en este documento y que todos los empleados deben conocer, te permitirá ser objetivo y llegar una resolución justa. Después de todo, tu decisión deberá ser acorde a la política de la compañía reflejada en el manual.
  8. Documenta los desacuerdos y las resoluciones. Puede que a los empleados en desacuerdo no les guste la idea, pero es importante que dichos incidentes se registren de manera objetiva. En otras palabras, debes actuar como un periodista tomando nota de quiénes están involucrados, cuál es la naturaleza del descuerdo, cuándo sucedió, dónde y cómo. Esto también protegerá tu negocio si el conflicto es tan grave como para llegar a los tribunales.
  9. Establece un programa de seguimiento. Parte del ejercicio de resolver conflictos entre los empleados en el lugar de trabajo conlleva establecer una fecha de seguimiento para determinar si realmente se llegó a un acuerdo, para ver cómo se están llevando entre sí los implicados, y si todo se está dando según tus expectativas. Puedes programar una reunión dos o tres semanas después de la resolución del problema.
  10. Sé un modelo a seguir. En otras palabras, predica con el ejemplo. Debes ser un punto de referencia con tu propio comportamiento. Hazlo no solo por los empleados en conflicto, sino por todos. Si tu equipo ve que estás construyendo una cultura corporativa basada en el respeto mutuo, y que te esfuerzas por lograr un entorno laboral basado en la integridad, el profesionalismo y la comunicación abierta y honesta, es muy probable que sigan tu ejemplo. Además, el conflicto entre tus empleados podría brindarte la oportunidad de realizar un ejercicio introspectivo y analizarte a ti mismo como gerente: ¿es la razón real del conflicto el hecho de que tú muestras abiertamente tu preferencia por algunos de tus empleados? ¿Eres demasiado exigente con los demás? ¿Has establecido expectativas poco realistas que causan estrés y fricción entre tus empleados? Al analizar la naturaleza del conflicto, analízate de paso a ti mismo y tu papel en la empresa.

Aprender a resolver conflictos entre empleados en el lugar de trabajo es parte integral de una buena administración. Recuerda que el conflicto no es necesariamente negativo: diferentes ideas y puntos de vista pueden llevar a discusiones productivas y aportar diversidad a tu equipo. La gestión de conflictos en tu empresa puede brindarte la oportunidad de evaluar otros aspectos de tu negocio, como tu papel como gerente. Por último, cuando se presenta un conflicto, este te brinda la oportunidad de implementar formas creativas y efectivas para mantener a tus empleados motivados.

Esperamos que este artículo te haya aportado ideas sobre cómo resolver conflictos de la manera más efectiva. Recuerda suscribirte a nuestro show en Facebook Live Pregúntanos: cada semana compartimos contigo información útil sobre administración de empresas y te ofrecemos en directo consejos, herramientas y recursos que pueden ayudarte a dirigir mejor tu empresa para hacerla crecer.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS