close-up de una libreta sobre mesa con la palabra "bankruptcy", quiebra, bancarrota
Italia Martinez Vallejo
Por: imartinezvallejo
Leelo en 9 minutos

Cómo reconstruir tu crédito después de declararte en bancarrota

0 0
0
Blog_Banner_1

Pasar por una bancarrota es una situación difícil como empresario, pero esto no tiene que significar que ya no hay esperanzas para el futuro. Si acabas de declararte en bancarrota, debes saber que, como cualquier otra mala experiencia en la vida, siempre puedes aprender de ella y crecer. 

Si bien declararse en bancarrota puede dañar gravemente tu puntaje de crédito, al contrario de lo que la mayoría cree, siempre hay una manera de recuperarse. Si aún quieres continuar con tus proyectos y negocios, es aún más importante que tome las medidas adecuadas para que tu crédito vuelva a estar fuerte. 

En este artículo te ofrecemos una serie de pasos para reconstruir tu crédito.

Reconstruir crédito después de una bancarrota

Una bancarrota aparecerá en tu historial de crédito de 7 a 10 años, dependiendo del tipo de bancarrota. Así que… ¿por qué deberías reconstruir tu crédito? 

La respuesta es simple: si en el futuro quieres tener acceso a un préstamo o cualquier otro tipo de crédito, definitivamente debes hacerlo. De lo contrario, no podrá avanzar debido al mal historial crediticio. 

8 formas de reconstruir tu crédito después de una bancarrota

No necesita esperar 10 años para que la bancarrota desaparezca de tu historial de crédito, puedes comenzar a corregir tu puntaje de crédito desde este momento con estos fáciles consejos:

1. Verifica que su informe de crédito no tenga errores

Hay algo que debes saber: los reportes de crédito no son perfectos, pueden tener errores. 

Por eso es importante que revises tus reportes crediticios para encontrar cualquier inexactitud. Estos errores pueden ir desde errores ortográficos en tu nombre o dirección, hasta información de tu historial de pagos. 

Verifica que las cuentas afectadas por la bancarrota tengan un saldo de $0 y que la fecha sea correcta. Recuerda que la bancarrota estará en el reporte por 10 años, por lo que es de vital importancia que tenga la fecha correcta. 

Si detectas algún error, no esperes ni un solo segundo e informa de todas las inexactitudes. De esa manera, la próxima vez que solicites un préstamo, no tendrás ningún problema.

2. Paga tus cuentas a tiempo

La mejor manera de reconstruir tu crédito después de una quiebra es comenzar a tener un comportamiento financiero saludable y pagar tus deudas a tiempo.

Aprende de tus errores y administra tus deudas actuales de manera correcta. Si tienes alguna deuda pendiente y que no sea parte de la bancarrota, asegúrate de que la pagues a tiempo, ya que todavía tendrá un impacto en tu puntaje de crédito. 

Estas deudas pendientes pueden ser cualquier cosa, como la renta de tu casa o hipoteca. 

3. Asegúrate de que tus pagos sean informados a los burós de crédito

No todos los pagos de tus deudas se informan directamente a una agencia de crédito. Algunos bancos o instituciones financieras envían información una vez al mes pero no a las 3 oficinas de crédito. Intenta encontrar un banco que informe a las tres agencias de crédito.

Incluso puedes pedir, por ejemplo, a tu casero que reporte tus pagos mensuales. 

4. Haz un presupuesto

Una vez que hayas evaluado la situación que te llevó a la quiebra, es muy importante que aprendas a administrar tus finanzas. Crear un presupuesto puede ser muy útil para recuperarse de este problema y a que empieces a reconstruir tu crédito. 

5. Obtén una tarjeta asegurada

Una tarjeta de crédito asegurada puede ayudarte mucho. Con este tipo de tarjetas tienes que dar un depósito de seguridad, y esa cantidad es la que podrás gastar al mes (menos los cargos de la tarjeta). Por ejemplo, supongamos que tu depósito de seguridad es de $200 y paga una tarifa de $19, esto significa que tiene $181 para gastar. 

Puede usar esta tarjeta para realizar pequeñas compras durante todo el mes. Asegúrate de pagarla a tiempo y de no sobregirarla. 

Hay dos cosas que debes tomar en cuenta: 

  • Tu solicitud de tarjeta de crédito asegurada puede ser rechazada, así que no olvides de leer los requisitos detenidamente.
  • No todas las tarjetas aseguradas reportan a las 3 principales agencias de crédito, asegúrate de que la que elijas lo haga, de lo contrario, perderás tiempo y energía.

6. Obtén un préstamo generador de crédito 

Un préstamo generador de crédito también puede ayudarte a mejorar tu crédito de manera segura. Un préstamo generador de crédito es una especie de cuenta de ahorros, tú pagas cuotas mensuales y cuando terminas de pagar la cantidad acordada, entonces puedes usar el dinero. 

Sin embargo, debes saber que este tipo de préstamo solo ofrece pequeñas cantidades de dinero durante períodos cortos de tiempo. Aunque, para una situación de quiebra, estos préstamos son perfectos para mejorar tu puntaje de crédito. 

Asegúrate de investigar qué instituciones ofrecen estos préstamos y que además reporten la información de pago a los principales burós de crédito.

7. Firma conjuntamente una tarjeta de crédito o préstamo

Si conoces a alguien que tenga buen crédito, preferiblemente un amigo o familiar cercano, puedes pedirle que firme conjuntamente un préstamo o una tarjeta de crédito contigo. Sin embargo, debes tener mucho cuidado, ya que esta persona asumirá la responsabilidad si tú no pagas a tiempo, y su crédito podría verse afectado.

Pedirle a alguien que firme conjuntamente es un gran problema y es algo que debe discutirse seriamente, ya que podría dañar la relación.

8. Conviértete en un usuario autorizado de una tarjeta de crédito

Si la firma conjunta no te hace sentir cómodo, también puede solicitar convertirte en un usuario autorizado de la tarjeta de crédito de otra persona. Aun así, esta sigue siendo una opción complicada, ya que estarás autorizado a utilizar el buen crédito de otra persona para mejorar el tuyo, y si no pagas, puedes meter en aprietos a la otra persona.

Asegúrate de que el propietario de la cuenta informe tu historial de pagos a las agencias de crédito para que puedas reconstruir tu crédito. Pero ten cuidado, si el propietario de la cuenta tampoco paga, tu puntaje de crédito también se verá afectado. 

Siempre es mejor comunicarse con claridad, establecer expectativas y generar confianza antes de entrar en esto.

La bancarrota no es el fin del mundo

Como puedes ver, hay muchas maneras en que puedes reconstruir tu crédito, incluso después de una bancarrota. 

Aunque una quiebra puede ser un desafío emocional y financiero, siempre hay soluciones. Toma en cuenta que aprender de tus errores es lo que más te ayudará en tu viaje empresarial. 

Por lo tanto, tómate el tiempo de evaluar tu situación particular, revisa tus informes de crédito para detectar errores, pagas todas tus otras deudas a tiempo, elabora un plan financiero y realiza cualquiera de las otras acciones para mejorar, poco a poco, tu crédito. 

Al igual que cualquier otra situación, tomará algún tiempo para que te recuperes completamente, pero eventualmente llegarás allí. 

Si quieres recibir más consejos para mejorar tu crédito o formas de hacer crecer tu negocio, suscríbete al newsletter de Camino Financial y únete a nuestra comunidad de empresarios exitosos.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS