Empresaria reunida con contable en oficina y usando laptop. Concepto: Manejo de flujo de efectivo.
Betsy Wise
Por: betsy_wise
Leelo en 8 minutos

¿Cómo puede ayudarte tu contable con la gestión del flujo de efectivo de tu empresa?

1 0
0

La gestión del flujo de efectivo es una de las tareas más importantes para cualquier propietario de una empresa. Esto implica saber cuánto efectivo tiene tu negocio disponible en un momento dado y cuánto flujo de efectivo entra y sale de tu empresa. De esa manera, puedes identificar si hay un déficit de capital de trabajo y tomar las medidas para garantizar que haya una cantidad óptima de dinero disponible ya sea ahora o en un futuro cercano.

La mayoría de dueños de pequeñas empresas no necesitan a un contable a jornada completa para que se encargue de la gestión del flujo de efectivo, y lo que hacen es consultar a un contable ocasionalmente para asegurarse de que los flujos de efectivo son positivos (es decir, entra más efectivo del que sale). Debes saber que los problemas de flujo de efectivo son una de las principales razones por las que muchas empresas fracasan. Aquí te presentamos 10 cosas que tanto tú como tu contable pueden hacer para evitar que el nivel de efectivo decaiga peligrosamente e incurras en un flujo de efectivo negativo.

10 Maneras de gestionar el flujo de efectivo de tu negocio

Incluso si no contratas a un contable, puedes implementar estas 10 prácticas por tu cuenta para asegurar una administración eficiente de flujo de efectivo.

  1. Prepara las proyecciones de flujo de efectivo: Crea un reporte del estado de flujo de efectivo semanal o mensual que enumere los recibos de efectivo, los gastos operativos, los costos futuros, una proyección de los costos de los bienes vendidos y la cantidad de efectivo que tienes actualmente en tu negocio. Debido a que las cuentas por pagar y las cuentas por cobrar aumentan y disminuyen, estarás haciendo una suposición, pero bien informado. Hasta que tengas un mejor control sobre el flujo de efectivo, es buena idea revisar las proyecciones diariamente y luego semanalmente o mensualmente. Tu contable puede aconsejarte qué buscar cuando prevea problemas para así poder evitarlos.
  2. Mantén registros detallados: Registra todo el dinero que ingresa en tu negocio (de qué clientes y cuándo) y todo lo que sale (en qué gastas y cuándo). Tu objetivo es asegurarte de que haya suficientes ingresos para pagar deudas y gastos inesperados. Considera invertir en un sistema de contabilidad en línea que también puede aconsejarte tu contable. La mayoría de los programas son fáciles de usar e incluyen una aplicación móvil para calcular sobre la marcha. Puedes crear informes para ayudarte a hacer un pronóstico del flujo de los costos y prepararte para gastos mayores.
  3. Familiarízate con los hábitos de pago de tus clientes: Siempre tendrás clientes que paguen a tiempo, pero también aquellos que no lo hacen. Si tu contable maneja este aspecto de la contabilidad, estará actualizado con el historial crediticio de cada cliente. Para aumentar el flujo de efectivo, implementa un sistema para manejar tus cuentas por cobrar: puedes, por ejemplo, ofrecer descuentos por pagos hechos a tiempo para incentivar a quienes pagan tarde, o lo contrario -incluir una tarifa por pago atrasado para desalentar este hábito-.
  4. Reduce los gastos: A veces puedes gastar dinero en cosas que realmente no colaboran al crecimiento de tu empresa. Junto con tu contable, revisa los gastos de cada línea y analiza cuáles le cuestan más a tu empresa. Es posible que puedas reducir esos gastos o eliminarlos por completo. A veces, los dueños de negocios toman decisiones difíciles como reducir el personal o recortar un presupuesto de marketing. A menudo, alquilan equipos o espacios para evitar hacer un gran gasto.
  5. Prepárate para los imprevistos: Pregúntale a tu contable si obtener una línea de crédito de tu banco tiene sentido para tu negocio. Una línea de crédito te permite pedir dinero prestado cuando el flujo de efectivo comienza a descender. Solo pides prestado lo que necesitas y realizas pagos a tiempo para reembolsar el préstamo.
  6. Identifica las áreas débiles: Si el flujo de efectivo es limitado o demasiado bajo, intenta obtener ayuda de tus compradores y proveedores. Quizás tu contable pueda negociar términos de pago más largos para pagar a tus proveedores o pagos más rápidos de parte de tus clientes. Puedes también buscar mejores ofertas en tus suministros y de parte de tus proveedores de servicios públicos (luz o electricidad) o aumentar los precios ligeramente en tus productos y servicios.
  7. Agiliza tus cuentas: Es más fácil mantener registros financieros precisos si tienes una sola cuenta para todo (en lugar de varias) porque puedes calcular tu flujo de efectivo mucho más rápido.
  8. Ten presupuestos para todo: La planificación de cada posible escenario reduce la posibilidad de que tus finanzas se descontrolen. Al saber lo que pagarás, no gastarás en exceso y estarás mejor preparado para enfrentar una crisis financiera. Al analizar los datos de periodos anteriores, puedes detectar las tendencias de ingresos y gastos de un simple vistazo.
  9. Verifica los números: Tu objetivo debe ser eliminar los errores antes de que se conviertan en problemas. No les des a tus clientes fechas de vencimiento de pago incorrectas, asegúrate de no sobrepasar los gastos de tu presupuesto, y no cometas errores al proyectar ingresos. Evitar estos pequeños errores te ayudará a confiar en los datos financieros para que tanto tú como tu contable  puedan hacer proyecciones precisas sobre el flujo de efectivo.
  10. Solicita un préstamo comercial: Si tu flujo de efectivo no es óptimo, solicita un préstamo comercial para cubrir los gastos operativos regulares. Tener más dinero en efectivo te permite tener el control de tus finanzas mientras a su vez implementas otras nuevas formas de administrar tu flujo de efectivo.

CONSEJO: Un profesional experimentado puede identificar las áreas problemáticas antes que tú. Incluso si no empleas los servicios de un contable de manera regular, puedes programar citas trimestrales con uno para hacer una revisión en profundidad de tus estados financieros. Si es necesario, programa citas más frecuentes.

Leer: ¿Necesitas un contable para tu empresa?

Administrar adecuadamente tu flujo de efectivo puede transformar tu negocio

El futuro de tu negocio puede mejorar si implementas estas 10 formas de mantenerte al tanto de la administración de tu flujo de efectivo. Además de una mayor liquidez, podrás tomar decisiones comerciales bien informadas porque habrás aprendido a monitorear los ingresos y gastos y el flujo de efectivo de tu empresa. Al revisar el rendimiento del flujo de efectivo a lo largo de la vida de tu empresa con tu contable, evitarás que tus ingresos disminuyan. Además, no olvides que puedes beneficiarte solicitando uno de nuestros préstamos comerciales si tu negocio está pasando por un momento difícil. Una vez que completes esta sencilla solicitud en línea, puedes recibir tus fondos en un plazo de 4 a 10 días hábiles. En Camino Financial nos guiamos por nuestro lema “No cerramos las puertas a ningún negocio” y trabajaremos contigo para que hagas realidad tus metas financieras. Ponte en contacto con nosotros hoy mismo para averiguar cómo podemos ayudarte con la administración del flujo de efectivo de tu empresa y recomendarte las herramientas financieras que mejor se adaptan a las necesidades de tu negocio.  

 

 

 

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?