Dos programadoras trabajando en computadora. Concepto: Cómo proteger tu pequeña empresa de ataques de hackers .
Italia Martinez Vallejo
Por: imartinezvallejo
Leelo en 10 minutos

Cómo proteger tu pequeña empresa contra los ataques de hackers

0 0
0
Blog_Banner_1

Probablemente ya has oído hablar de las filtraciones de información en grandes empresas, con las que se llega a comprometer la información privada de millones de usuarios. Y seguramente te alegras de que tu pequeña empresa no tenga este tipo de problemas… ¡Sentimos tener que darte las malas noticias!: las pequeñas empresas son el mayor objetivo de los hackers o piratas informáticos, es decir, aquellos que acceden de manera ilegal a datos privados a través de una computadora. De acuerdo con el Informe de Investigaciones sobre Violación de Datos de 2018 de Verizon, el 58% de las víctimas de los ataques cibernéticos son pequeñas empresas, y el 60% de las pequeñas empresas se ven obligadas a cerrar a los seis meses de ser atacadas.

Pero no te tienes por qué preocuparte: hay formas de proteger tu pequeña empresa contra las actividades de los hackers y de evitar ser víctima de un ataque cibernético (o sea, las actividades delictivas que se producen a través de computadoras e Internet). Vamos a explicar por qué las pequeñas empresas son objetivos fáciles para estos delincuentes, qué tácticas utilizan, cómo proteger tu pequeña empresa de los piratas informáticos y qué hacer en caso de que tu empresa sufra una filtración de información.

¿Por qué los hackers atacan a las pequeñas empresas?

Las pequeñas empresas generalmente tienen menos recursos o personal con conocimientos sobre ciberseguridad, lo que facilita que los piratas informáticos se introduzcan en sus sistemas de datos y roben la información. Tu pequeña empresa probablemente recopile datos de tarjetas de crédito y cuentas bancarias de tus clientes, así como otros documentos importantes de tus empleados. Los hackers conocen el valor en potencia de estos datos, ya que pueden venderse en el mercado negro a cambio de mucho dinero. Como resultado, tus clientes, empleados o tú mismo pueden acabar siendo víctimas de robo de identidad.

¿Qué tácticas utilizan los hackers para infiltrarse en la información de tu empresa?

Suplantación de identidad

Los hackers intentan obtener información confidencial, como contraseñas, nombres de usuario y datos de tarjetas de crédito, haciéndose pasar por una fuente confiable cuando se comunican por internet. Un ejemplo clásico es el típico correo electrónico que parece provenir de una compañía que te informa de que has ganado un premio, pero que necesitas hacer clic en un enlace para reclamarlo.

Malware

Este es un software dañino que puede afectar gravemente tu computadora (como un virus). Puede infectar tu computadora cuando descargas algo desde Internet sin verificar su procedencia y luego procedes a instalarlo.

Ransomware

Es un tipo de malware que infecta tu computadora y te niega el acceso al sistema o a tu información hasta que pagues un rescate. Piensa en ello como si tu sistema informático hubiera sido secuestrado y tuvieras que pagar un rescate. Este tipo de virus abunda en sitios web sospechosos o enlaces de correo electrónico de los que desconoces la procedencia.

Hacking

Esto sucede cuando alguien consigue introducirse en tu sistema o en tus cuentas, robando tu nombre de usuario y contraseña.

10 Cosas que puedes hacer para proteger tu pequeña empresa de los ataques de hackers

1. Realiza auditorías de riesgos

Como primera medida preventiva, es recomendable que revises tus sistemas de seguridad actuales y los datos que conservas en tus sistemas, para analizar los riesgos que estás corriendo. Hay ciertas áreas que podrían necesitar protección y podrían poner en riesgo tu negocio.

2. Entrena a tus empleados en materia de ciberseguridad

La mayoría de las filtraciones de información ocurren cuando tus empleados desconocen los riesgos del robo de identidad y simplemente hacen clic en cualquier correo que se les envíe sin cuestionarlo, o tal vez comparten los datos entre ellos mismos y con los clientes sin las medidas de seguridad adecuadas. Es importante que todos tus empleados sepan cómo manejar la información confidencial y estén atentos a los correos electrónicos que puedan proceder de hackers.

3. Haz copias de seguridad

Asegúrate de hacer una copia de seguridad de toda la información de tu empresa, ya sea en servicios en la nube o incluso en una unidad física. El software malicioso podría afectar tu computadora e impedirte recuperar toda tu información: podrías perder registros y documentos que son vitales para tu negocio.

4. Añade autenticación multifactor

La autenticación multifactor significa que hay más de una forma de identificar al usuario en el momento de iniciar sesión en una cuenta determinada en internet. Por ejemplo, puedes optar por que el sistema además de pedirte tu contraseña, te haga una pregunta secreta, o por obtener un código de verificación por SMS. Aumentar la seguridad a la hora de iniciar sesión en cualquiera de las cuentas que maneja tu empresa te ayudará a proteger tus datoss.

5. Instala software antivirus

Si aún no tienes un software antivirus, asegúrate de obtenerlo lo antes posible. Es una gran inversión que puede protegerte contra ataques de malware. Puedes encontrar un buen antivirus que se ajuste al presupuesto de tu pequeña empresa.

6. Usa aplicaciones de seguridad basadas en la nube

Una aplicación de seguridad basada en la nube puede ofrecerte una visión general de todas las aplicaciones o servicios en la nube que está utilizando tu empresa y te permite identificar cuándo existe una amenaza cibernética. De esta manera, tendrás un mejor control de cómo se están utilizando tus datos.

7. Actualiza tus sistemas continuamente

Las actualizaciones de diferentes software y sistemas tienen lugar a menudo. Por lo general, los proveedores de servicios actualizan el software o las aplicaciones para protegerlos del malware encontrado recientemente. Las actualizaciones que realices te ayudarán a mejorar la seguridad de tus datos, por lo tanto, asegúrate de actualizar tus sistemas tan frecuentemente como puedas.

8. Ten cuidado con las redes wifi públicas

Tus empleados y tú deben tener precaución a la hora de usar redes wifi públicas, ya que la mayoría de las veces no son confiables. Lo mejor que puedes hacer es usar una red privada virtual, también conocida como VPN, para asegurarte de que tus datos están protegidos estés donde estés.

9. Tritura todos los documentos que contengan información sensible

Hoy en día, la mayor parte de la información importante se maneja de forma digital, pero si aún tienes documentos físicos, asegúrate de realizar una copia de seguridad digital y después destruye los documentos físicos que contienen información confidencial.

10. Obtén un seguro de ciberseguridad

Porque nunca sabes cuándo puede pasar lo peor, debes estar siempre prevenido. Cuando eres víctima de un ataque cibernético, tu empresa puede perder todos los datos e incluso dejar de funcionar, lo que podría afectar gravemente tus finanzas. Existen diferentes tipos de seguros de ciberseguridad que te pueden ayudan a superar las interrupciones del negocio o la pérdida de datos.

Qué hacer en caso de una filtración de datos

Incluso si ya estás tomando las medidas adecuadas para proteger tu negocio en materias de ciberseguridad, siempre es recomendable contar con un plan en caso de que ocurra una filtración de datos en tu empresa. En primer lugar, debes mantener la calma y tratar de llegar a la raíz del problema. Una vez que lo identifiques, verifica qué información fue comprometida y asegúrate de tener una copia de seguridad. Si es necesario, llama a un experto en seguridad informática para que te ayude a controlar el problema. Si se filtra la información de los clientes, debes comunicar a estos lo sucedido, las medidas para solucionarlo y lo que tu empresa hará para evitar problemas de este tipo en el futuro. Aunque las posibles reacciones no sean positivas, es mejor que escuchen la noticia de ti que de cualquier otra fuente.

Ser víctima de un ataque cibernético podría perjudicar gravemente la reputación de tu empresa y también afectar tus ganancias. Por suerte, la mejor manera de evitar estas situaciones es simplemente prevenirse adecuadamente. Existen numerosas maneras de proteger la información de tu negocio, aunque sin duda la mejor manera de hacerlo es invertir en la tecnología necesaria que mantenga la información de tu empresa y la de tus clientes a salvo. Para estar al tanto de las últimas tendencias en tecnología de negocios, finanzas, administración y marketing, simplemente suscríbete al boletín semanal de Camino Financial. Contiene información y recursos útiles que te ayudarán a administrar su negocio sin problemas y crecer.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS