Por: vnadal
Leelo en 9 minutos

Como Negociar Con Proveedores

0 0
0

¿Calificas para un
préstamo de negocios?

¿Recientemente has recibido una oferta de otro proveedor para ofrecerle materiales a un precio menor  de lo que estás pagando  a tu proveedor actual? ¿Adquiriste  conocimiento de  que uno de tus proveedores ofrece un precio más bajo a otro dueño de  pequeña empresa? Quizás no se trata simplemente de precios; ¿Necesita de un proveedor que entregue materiales más rápido? ¿Quieres algo de una calidad diferente? Tú puedes estar en  posición para negociar  precios con tu proveedor. A veces, negociar con los proveedores puede parecer un poco desalentador; después de todo, tú  no quieres correr el riesgo de alienar a alguien con quien tienes que hacer negocios, pero al mismo tiempo tampoco quiere estar en una posición en la que se estén aprovechando de tu. Afortunadamente, hay una serie de consejos que tú, como dueño de una pequeña empresa puedes seguir, para asegurarte de que ambos están siendo tratados de manera justa y negociando eficazmente.

Tenga Un Plan

Antes de negociar con un proveedor, asegúrate de que ser claro en tus objetivos y lo que deseas lograr. Haz una lista de lo que es (y de lo que no es) importante para ti, y lo que tu  estés o no estés dispuesto a comprometer. Mucho como la contratación de nuevos empleados, es fácil darse cuenta cuando alguien entra mal preparado a una entrevista. Un vendedor también será capaz de darse cuenta si no tiene tus cosas en orden. A su vez, hará  más difícil para ti que  seas tomado en serio como un negociador formidable si no está claro (en primer lugar, contigo mismo) en cuanto a lo que estás deseando lograr de la reunión.

Sea sincero desde el inicio de la reunión en cuanto a cuál es tu resultado preferido, pero también deje claro que tú estás abierto a exactamente a lo que la reunión es: una negociación. Será importante para ti demostrar tu voluntad al compromiso, ya que una negociación es una situación en la que  todas las partes deben irse, complacidos por los resultados. Si te demuestras difícil, entonces quizás tu  vendedor realmente aprecie que tú tomes tu negocio a otra parte.

Conozca La Competencia

Saber quiénes son los otros proveedores para un bien o servicio en particular, junto con sus precios, será clave para la negociación de mejores ofertas con tus proveedores actuales. Además, no tengas miedo de buscar a esos proveedores directamente y obtener cotizaciones de precios más allá de los que ofrecen sus sitios web. Demostrando que tu haz hecho una investigación exhaustiva, incluso con la habilidad de poder decir: “Hablé con el Sr. X en la empresa A, y él está dispuesto a ofrecerme un 10% de descuento, dado lo mucho que ordeno en un pedido”.  O. “Sra. Z en industrias B, puede proporcionarme materiales en un plazo de 2-3 días “. Después de todo, cualquiera puede mencionar precios de un sitio web o un folleto de marketing, pero tomando la iniciativa para abrir esa comunicación puede cosechar beneficios al negociar con tus proveedores. (Y, tú ya tienes la información necesaria si decides que está en el mejor interés de tu pequeña empresa hacer un cambio.)

Como en todos los aspectos de la negociación, por supuesto, es vital mantener la mente abierta, (tal vez la empresa al otro lado de la calle recibe un precio diferente porque han estado trabajando con un proveedor en particular durante años y están “protegidas” para un cierto precio), tranquilo, amistoso, y no acusatorio.

No Huela A Miedo O Desesperación

¿Alguna vez ha ido a un bar, poco después de una mala ruptura, sintiendo lastimo por ti mismo, para después  tener pretendientes cayendo sobre ti? Mientras que, sin duda, luce impresionante con llanto-inducido, ojos de rímel de mapache, hay una posibilidad de que, al igual que los animales, la gente a tu alrededor capte tu vulnerabilidad. Un proveedor  con quien estás tratando de negociar tendrá el mismo sexto sentido. Aquí es donde haber hecho la tarea como se mencionó anteriormente es muy útil, ya que ya tendrá un plan de respaldo. Incluso si por alguna razón, tu plan de respaldo es menos que ideal y prefiere quedarse con tu proveedor actual, tendrá que perder el miedo a alejarse. Incluso si  estás fingiendo, exuda la confianza de que tu serías capaz de hacer lo mejor para tu pequeña empresa. Probablemente, el proveedor captara  esa  confianza y no querrá perder el negocio de un dueño  de  una pequeña empresa tan inteligente

Escale A La Cima

Si tu estas tratando con un vendedor que es bastante grande en tamaño, hay una buena probabilidad de que su persona específica de contrato o gerente de cuenta no es el que tiene la última palabra en las decisiones sobre los precios, fechas de entrega, etc. Si sientes que no estás haciendo algún avance con tu contacto actual, no hay ningún problema con preguntar (¡de la manera más agradable posible, por supuesto!) Si hay alguien más  con quien pudieras hablar. Siempre es mejor preguntar y no simplemente pasar por encima de la cabeza de la persona con la que estas tratando; si continúa trabajando con este proveedor en particular, puede agriar la relación con tu contacto, si se siente como si trató de socavarlos. Pero, está bien preguntar: puede encontrar que al hacerlo, tu contacto en realidad tiene más que ofrecer de lo que pensaba, y tal vez no se dieron cuenta de que tu eras un negociador experto, o puede encontrar que tu contacto realmente quiere trabajar para encontrar un mejor trato para ti, pero sus manos están atadas y sería mejor que tu hablaras con su supervisor.

Esto puede ser delicado, así que probablemente sea mejor tener esta táctica de negociación como último recurso.

Vea el Manual de Otros Equipos

Los equipos deportivos más exitosos son aquellos en los que los jugadores ponen su ego a lado y todos trabajan juntos; intente  mirar a tus proveedores como socios, no sólo como una empresa con la que tú compras cosas. Entender de dónde viene otra persona es siempre útil en cualquier tipo de comunicación, incluyendo la negociación. Entender el modelo de negocio de tú proveedor, presupuestar, etc., puede ayudar a negociar un mejor precio para tu propia pequeña empresa, mientras que tal vez beneficiar a ellos también. Al entender sus prácticas, tal vez encuentre que si tú colocas tus pedidos en un martes, en lugar de un jueves, pueden ofrecerle un tiempo de respuesta más rápido. Tal vez si  eres capaz de pagar una cantidad mayor en un depósito, puede reducir el costo total.

Asegúrate Que Tu Casa Esté En Orden

Antes de negociar con un proveedor, asegúrate que ha mantenido tu lado de la calle limpia. Quizás te están cobrando lo que era, inicialmente, ya que como un nuevo  negocio pequeño, no tenía ningún crédito y en consecuencia fue visto como un riesgo. Si ahora ha  establecido un historial de crédito responsable, usa eso a tu ventaja. Sin embargo, si algunas veces haz tenido atraso al hacer pagos con un proveedor, entonces quizás quiera esperar para hacer esas negociaciones hasta aquel tiempo en que tengas un historial de pago más estable.

Lo más importante a recordar cuando entras en negociaciones es ser siempre educado, de mente abierta y comunicativa. Si haz mantenido las líneas de comunicación abiertas con tu proveedor desde el principio, hará que todas las negociaciones actuales y futuras sean mucho más suaves.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?