Cocinera en casa con computadora, montando un negocio de comida desde casa.
Timothy Ronaldson
Por: timothy-ronaldson
Leelo en 11 minutos

Cómo montar un negocio de comida desde casa

0 0
0
Blog_Banner_1

Has decidido dar a conocer al resto del mundo tus habilidades como chef, y sin moverte de casa. ¡Felicidades! Comenzar un negocio desde casa o con recursos limitados requiere de determinación y valentía, y debes estar orgulloso.

Ahora es crucial que aprendas todo lo que pueda sobre la industria de la alimentación y sobre cómo administrar un negocio desde casa. Este aspecto es especialmente crítico para las empresas de comidas desde casa, ya que tendrás que asegurarte de cumplir con las normas de seguridad alimentaria, además de elaborar un buen plan de negocios.

Echemos un vistazo a todo lo que necesitas para montar tu propio negocio de comida desde casa.

Guía paso a paso para abrir un negocio de comida desde casa

Comenzar tu negocio sin moverte de casa puede ser divertido y lucrativo, pero también puede convertirse en un reto. Sigue los pasos que te proponemos en esta guía para que el proceso te sea más fácil. 

1. Elige un nicho de mercado

Para garantizar el éxito de tu empresa debes encontrar una sección particular dentro de la industria de la alimentación. Ten en cuenta que esta industria es bastante amplia y abarca una variedad de especialidades.

¿Cuál será la tuya? ¿Vas a montar un negocio de catering? ¿Los dulces son tu especialidad? ¿Quizá la comida vegetariana o vegana?

Al elegir un nicho de mercado específico, podrás diferenciarte de otros negocios de comida desde el hogar y aumentarán tus probabilidades de tener éxito.

2. Haz una investigación de tu mercado y de la competencia

Una vez que hayas decidido tu nicho (una combinación de lo que te gusta hacer y de lo que les gustará a tus clientes), es el momento de hacer de una investigación a fondo sobre tu mercado.

Ten en cuenta que la industria alimentaria es extremadamente competitiva. Debes saber qué otras empresas serán tu principal competencia, y poder reconocer si por desgracia el mercado ya está sobresaturado con otras empresas como la que piensas abrir.

Para este paso, primero debes centrarte en tu mercado local. No te preocupes aún por el mercado nacional. Incluso si tus productos tienen el potencial de ser los mejores dentro de su especialidad, no es probable que compitas con marcas nacionales desde un primer momento.

Puedes realizar la investigación de tu mercado local asistiendo a eventos locales patrocinados por organizaciones como SCORE, el Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas (Small Business Administration o SBA) y tu Cámara de Comercio local. Conoce a gente de negocios en tu área, a otras personas en tu industria, recibe toda la información que te puedan dar, y pregúntales cuáles han sido las claves de su éxito.

3. Prepara un plan de negocios

Una vez que hayas realizado esta investigación, estarás listo para crear un plan de negocios. Como tu negocio es casero, no es necesario que tu plan de negocios sea extremadamente formal, pero sí debe estar claramente redactado para que lo puedas consultar en cualquier momento y hacer los ajustes necesarios.

Sin embargo, un plan de negocios no es solo una guía para tu uso. También lo utilizarás para presentar tu negocio a las instituciones necesarias cuando quieras solicitar un préstamo o una líneas de crédito, por lo que es una herramienta clave para garantizar tu éxito.

Tu plan de negocios incluirá elementos como el nombre de tu negocio, una descripción de tus actividades, tus planes para el futuro y cómo piensas cumplirlos. También incluirá tu investigación de mercado y de dónde proviene el capital que estás usando para tu negocio.

Echa un vistazo aquí para saber cómo crear un plan de negocios para un food truck. Es cierto que todavía no estás en ese punto, pero tu plan de negocio basado en el hogar en realidad no será muy diferente. Además, teniendo en tus manos esta información estarás listo para llevar tu negocio al siguiente nivel cuando sea el momento adecuado.

También puedes obtener ayuda gratuita para crear tu plan de negocios asesorándote en la SBA o en SCORE.

4. Registra tu negocio

Debes registrar tu negocio, por muy pequeño y sencillo que sea. Registrar un negocio consiste simplemente en informar a los gobiernos locales sobre el nombre de tu empresa y dónde está ubicada. Se suele hacer para evitar que varias empresas tengan el mismo nombre en el mismo estado, y a veces también es un requisito con propósitos fiscales. Registrar tu negocio es lo mismo que solicitar un DBA, un trámite que les permite a tus clientes y a las autoridades saber el nombre de tu negocio. Aquí puedes encontrar todo lo que necesitas para registrar tu negocio de comida desde casa.

5. Obtén las licencias y permisos adecuados

Las empresas de alimentos requieren varias licencias comerciales y permisos para operar, incluso si tu negocio está ubicado en tu propio hogar. Las autoridades sanitarias quieren asegurarse de que la comida que prepares no solo sea segura para su consumo, sino que incluya los ingredientes que mencionas en la etiqueta.  

Debes asegurarte de cumplir con las normas locales en lo que respecta al etiquetado. No solo deberás etiquetar tus paquetes con el nombre del producto, el nombre de tu empresa y la información de contacto, sino también con la lista de ingredientes y la información calórica, si es necesario.

Ten en cuenta que un etiquetado inapropiado o la preparación de los alimentos en condiciones insalubres puede acarrear una serie de graves problemas, como causar que los consumidores enfermen con el consumo.

Por otro lado, las licencias y permisos específicos que necesites dependerán en gran medida de tu ubicación. En primer lugar, debes asegurarte de que las leyes locales de zonificación te permiten administrar un negocio de comida desde el hogar. Si así es, deberás asegurarte de que puedes cumplir con todos los requisitos de salubridad de alimentos establecidos por tu estado.

En términos generales, necesitarás una cocina para tu negocio completamente separada de la cocina que usas para fines personales. Esto implica contar no solo con electrodomésticos separados, sino también con utensilios separados.

Para saber exactamente lo que necesitas para cumplir con la ley, consulta con las agencias estatales y locales que correspondan.

6. Compra el equipo y los utensilios necesarios

Una vez que conozcas los requisitos mencionados arriba sobre cómo debe ser tu cocina,  puedes comprar el equipo necesario para cocinar desde casa. Repetimos que esto puede involucrar configurar una cocina completamente nueva y en una ubicación separada.

Además del equipo básico, también necesitarás buscar a los mejores proveedores de los ingredientes que utilizas. Para comprar tus ingredientes básicos, puedes abrir una cuenta en un proveedor local a granel o en un proveedor de restaurantes. También puedes encontrar un proveedor especializado en artículos específicos que sean más difíciles de encontrar en los proveedores a granel, pero que sean relevantes para tu negocio

7. Haz marketing

Una vez que hayas completado los pasos del uno al seis, estarás listo para comenzar a preparar y a vender tu comida. ¡Hurra! Ha sido un largo trayecto, pero con suerte ha valido la pena. Pero antes de comenzar a cocinar y empacar tu producto, debes asegurarte de tener un plan sólido para promocionarlo. Las estrategias de marketing que pienses poner en práctica deben estar incluidas en tu plan de negocios (Paso 3). Por lo tanto, asegúrate de consultar nuevamente tu plan de negocios para guiarte en este momento.

Si eres nuevo en este campo, te invitamos a que aprendas aquí los conceptos básicos sobre marketing: pronto te darás cuenta de que es un factor clave para el éxito de cualquier negocio, independientemente de su tamaño.

Después de todo, ¿qué tan exitoso puede ser tu negocio de comida desde casa si nadie lo conoce?

¿Por qué un negocio de comida desde casa?

Hay muchas razones para comenzar un negocio de comida desde casa, y las descubrirás rápidamente una vez que te pongas manos a la obra. Tener tu propio negocio te brinda la flexibilidad de trabajar las horas que desees, en los días que desees. También pone tu éxito en tus propias manos, sin tener que responder a nadie más.

Además, al trabajar desde casa no tienes que desplazarte hasta el lugar de trabajo, lo cual te da la oportunidad de pasar más tiempo con tu familia y tus seres queridos. 

Montar un negocio de comida desde el hogar, por último, te permite empezar con muy poco, lo cual es clave si tus recursos son limitados, y luego ir aumentando la escala de tu empresa con el tiempo. Si por ejemplo comienzas simplemente horneando pan en casa, eventualmente podrías abrir tu propia panadería. ¡Las posibilidades son infinitas!

Si ya has tomado la decisión de montar tu negocio de comida desde casa, ¡felicidades! Te espera un viaje desafiante, pero también muy gratificante. Sigue los pasos que aquí te proponemos y estarás mejor preparado para administrar un negocio exitoso.

Echa un vistazo a otras ideas divertidas y rentables para comenzar un negocio en casa.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS