Facturas, lentes y calculadora. Concepto: Cómo aumentar el flujo de caja de tu empresa.
Maria Arnedo
Por: marnedo
Leelo en 14 minutos

Cómo mejorar el flujo de efectivo de tu pequeña empresa

2 0
0

El flujo de efectivo de tu pequeñas empresa es una de las cosas que dictará tu éxito o tu fracaso. A lo largo de los años, los estudios académicos han mostrado que los problemas relacionados con el flujo de efectivo de las empresas son la razón principal de la ruina o bancarrota de estas. Sin dinero en efectivo, las ganancias no valen nada, por muy grandes que sean. Muchos negocios que en teoría tienen beneficios acaban en bancarrota porque la cantidad de efectivo entrante es mucho menor que la cantidad de dinero destinado a compras y gastos. Cuando una compañía no maneja bien su flujo de efectivo no puede hacer inversiones y por lo tanto competir con otras, y además puede que solicitar un préstamo le salga más caro. Aquí te mostramos algunas técnicas para mejorar el flujo de efectivo de tu empresa.

¿Qué es el flujo de efectivo?

Antes de meternos de lleno en la materia, necesitamos saber qué es exactamente elflujo de efetivo, también llamado flujo de caja o flujo de dinero. Se trata básicamente de los movimientos de capital que entra y sale de una empresa. Se puede seguir semanalmente, mensualmente o trimestralmente. Existen básicamente dos tipos de flujo de efectivo:

  • Flujo de efectivo positivo: cuando el efectivo recibido por ventas, cobro de cuentas, etc. es mayor que el efectivo que se destina a pagar cuentas, gastos mensuales, sueldos, etc.
  • Flujo de efectivo negativo: cuando la cantidad de efectivo que se gasta en la empresa es mayor que la cantidad que se recibe. Esto supone un problema para la empresa, pero hay medidas que se pueden tomar para arreglar la situación y generar o recibir más dinero en efectivo, cortando o eliminando algunos costos.

Contar con un flujo de efectivo positivo no es algo que se consiga por casualidad. Hay que trabajar duro para ello. Se necesita analizar y manejar el flujo de caja para obtener mayor eficiencia a la hora de controlar el dinero que entra y sale del negocio. La mayoría de los programas de contabilidad para pequeñas o medianas empresas te ayudarán a elaborar un resumen del flujo de caja de tu negocio. Además muchos sitios web ofrecen plantillas para facilitarte la tarea.

¿Qué diferencia hay entre flujo de caja y ganancias?

Otro concepto que debemos revisar es el de ganancias. Es muy importante distinguirlo del flujo de caja, porque no son lo mismo. Las ganancias, en términos de contabilidad, son simplemente el resultado de restarle a los ingresos los gastos. Pero el flujo de efectivo de un pequeño negocio o de cualquier compañía es la cantidad resultante teniendo en cuenta muchas otras cifras, como las cuentas que hay que pagar, los gastos de capital, y los servicios de deuda. Para administrar inteligentemente el flujo de caja de una pequeñas empresa hay que enfocarse en cada uno de estos elementos.

Es obvio que el flujo de caja de una pequeña empresa ha de ser positivo para generar ganancias. Si aplicamos la lógica, veremos que se necesita suficiente dinero para pagar a los empleados y abastecedores que se encargan de o facilitan el proceso de elaborar y vender nuestros productos. Esta venta del producto es lo que genera beneficios. Pero si la compañía no tiene el dinero suficiente en efectivo para elaborar el producto, entonces no habrá nada que vender, y por lo tanto no habrá ingresos. De ahí la importancia de estructurar una compañía correctamente para tener un flujo de caja positivo.

El proceso de crecimiento de una empresa es circular: se debe disponer de efectivo para llevar a cabo inversiones y ciertos gastos; esto conducirá a mejoras, que conllevarán mayores beneficios, más flujo de efectivo y crecimiento; y así sucesivamente. Podemos ver el flujo de caja de una pequeña empresa como una herramienta para alcanzar metas.

Los dueños de pequeñas empresas, por lo general, observan el crecimiento de su negocio como una solución a sus problemas de flujo de caja, ya que al crecer una empresa, aumenta el dinero en efectivo. Sin embargo, no saber manejar correctamente el proceso de expansión conlleva un riesgo, cuando se desembolsa constantemente dinero en efectivo y muchas veces, por adelantado.  

Conoce aquí todas las diferencias entre flujo de efectivo y ganancias

10 Formas de mejorar el flujo de efectivo de tu pequeña empresa

Hay varias cosas que puedes poner en práctica para administrar el flujo de caja de tu pequeña empresa.

Acción 1: Revisa y acelera las cuentas que cobras

Para mejorar el flujo de caja de tu pequeña empresa, la primera opción es acelerar el proceso de recibir y cobrar tus cuentas. Puedes poner en práctica una serie de estrategias que acelerarán el tráfico de dinero que entra a tu negocio, sin molestar a tus clientes. Puedes, por ejemplo:

  1. Habilitar buzones bancarios para que los clientes que tienes en lugares remotos puedan enviar pagos por correo.
  2. Solicitar a tus clientes previa autorización o confirmación de sus cheques para que los bancos pueden procesarlos rápidamente.
  3. Centralizar tus cuentas en un solo banco.
  4. Proporcionar a tus clientes varias opciones de pago: transferencias, cheques, efectivo, y tarjetas de crédito.
  5. Ofrecer descuentos a los clientes que paguen sus facturas rápidamente.

Aquí encontrarás 15 maneras de mejorar el sistema de cuentas por cobrar de tu empresa

Acción 2: Ajusta los requisitos de las ventas según el crédito de tus clientes

Las empresas a menudo tienen que extender el crédito a sus clientes, sobre todo cuando acaban de empezar con su negocio. Sin embargo, el flujo de caja de las pequeñas empresas puede ser vulnerable y hasta puede esfumarse si hace ventas que se paguen a crédito. Debes averiguar si existe riesgo de extender crédito con cada uno de tus clientes. Tienes que saber si van a poder pagar sus facturas a tiempo y si realmente están en proceso de crecimiento. Tal vez estén teniendo problemas de liquidez y usan el hecho de que están creciendo como una excusa para eludir los pagos. Te recomendamos que realices un informe detallado sobre cada cliente y que le pidas que rellene una solicitud de crédito. También debe consultar las referencias que tengas de ellos. Otra opción para mejorar este tipo de ingresos es que aceptes tarjetas de crédito. Te costará un porcentaje, generalmente del 2 al 5% de la venta, pero es una manera segura de recibir un pago.

Acción 3: Aumenta las ventas

Parece obvio y seguramente ya lo habías pensado. Si necesitas más dinero en efectivo, es obvio obtenerlo atrayendo a nuevos clientes, o vendiendo productos o servicios adicionales a tus clientes ya existentes. Pero esto puede ser más complicado de lo que parece. Conseguir nuevos clientes es esencial para un negocio en crecimiento, pero puede tomar tiempo y dinero concretar las ventas. Por otro lado, vender nuevos productos a clientes ya existentes puede resultar más económico y hasta ser más fácil. Sin embargo, es posible que aumentar las ventas a un mismo cliente solo aumente tus cuentas a cobrar, y no el flujo de caja, si estás haciendo esas ventas a crédito.

Acción 4: Ofrece descuentos y promociones

Una estrategia para aumentar el flujo de efectivo de las pequeñas empresas es ofrecer descuentos y promociones a los clientes que pagan a tiempo o por adelantado. Esta práctica puede aumentar tu margen de beneficios. Y también puede ayudarte a gestionar el flujo de efectivo, ya que estás incentivando a tus clientes a realizar pagos antes de que acabe el ciclo de facturación. Tu empresa además puede aprovechar estos pagos tempranos pàra pagar a sus propios proveedores o saldar deudas, pero ten cuidado de que esto no te deje con un déficit de flujo de efectivo.

Acción 5: Haz un seguimiento constante de tu flujo de efectivo

En la actualidad muchos paquetes de software de contabilidad cuentan con una función de control del flujo de efectivo, para que puedas obtener informes diarios, semanales o mensuales de la cantidad que debes o que te deben. Hacer un seguimiento adecuado (incluso si lo haces a mano) hará que tengas el flujo de caja presente en todo momento.

Toda empresa grande o pequeña debe saber cuál es su saldo en efectivo al acabar cada mes, y cómo espera que sea el mes siguiente. Eso le permitirá planificar y corregir situaciones que no deben repetirse. Cuando gestionas tu flujo de efectivo de manera eficiente, es más fácil tomar decisiones sobre la expansión de tu compañía y saber cómo mantener adecuadamente tus facturas y a tus clientes. 

Aprende aquí cómo hacer un pronóstico de flujo de efectivo

Acción 6: Asegúrate de que tus clientes pagan a tiempo

El proceso es así de sencillo: tus clientes compran, tú haces la entrega, ellos deben pagar. Es más probable que tus clientes paguen a tiempo cuando les dejas claro que deben hacerlo. Si tienes un negocio que maneja efectivo, es incluso más fácil:  tus clientes pagan al momento, o lo hacen con tarjeta de crédito, y tú recibes el dinero con un descuento en un par de días.

Si tu empresa envía facturas a sus clientes, asegúrate de que sepan cuándo deben pagar y por supuesto, que deben hacerlo. No eres un prestamista sin intereses, así que no dejes que ninguno de tus clientes se aproveche de ti.

Aquí puedes aprender cómo decidir los pazos de pago de tu empresa

Acción 7: Acuerda formas sensatas de que te paguen antes

Por ejemplo, puedes ofrecer un descuento a aquellos clientes que te paguen en 15 días en lugar de 30. Y solo a tus mejores clientes. Haz que los demás se ganen ese privilegio. Puedes ofrecer un descuento por pagar a tiempo, pero en otras ocasiones quizá te convenga más pedir un pago por adelantado. Estas dos ideas quizá afecten a tus ganancias, pero reducirán los intereses que tú le pagas a tu prestamista. Éste tal vez te permita negociar un descuento con tus propios distribuidores por pagar a tiempo, y así tus ganancias no se resentirán. Si más clientes te pagan antes de que les pagues tú a tus distribuidores, saldrás siempre ganando.

Acción 8: Reduce tus gastos

Incluso si tus clientes te pagan a tiempo, encuentra la manera (sin molestar a tus distribuidores) de retrasar tus propios pagos. Si tienes más dinero entrante que saliente, tu flujo de efectivo será bueno.

Acción 9: Aumenta tus precios

Una buena forma de manejar el flujo de efectivo es contar con más efectivo entrante por una cantidad equivalente de productos o servicios vendidos. Esto mantiene bajo el costo que debes pagar, pero aumenta lo que vas a cobrar. ¿Existen servicios especiales, beneficios o paquetes de productos que puedas vender por un precio más alto? Los clientes pagan por el valor percibido, así que mientras perciban que están obteniendo más, pagarán más por ello.

Acción 10: Recurre al factoraje para algunas de tus facturas

Una forma de mejorar tu flujo de caja es “vender” algunas o todas tus facturas a una empresa de factoraje. Funciona como las tarjetas de crédito. Haces una factura, tu compañía de factoraje te paga una cantidad con un descuento en unos pocos días, y le cobran a tu cliente la cantidad completa en 30 días. Tu flujo de caja será bueno incluso si has de pagar un poco por ello.

Hay muchas manera de que una pequeña empresa administre su flujo de efectivo. Lo importante es hacerlo todo el tiempo, no solo de vez en cuando. Te garantizamos que las 10 maneras propuestas en este artículo funcionan. Puedes modificarlas a tu gusto para que se adapten a las necesidades de tu propio negocio, y podrás comprobar que con todas ellas puedes administrar el flujo de caja de tu pequeña empresa de forma sencilla y eficaz.

 

Un préstamo comercial también puede ser una excelente manera de mejorar el flujo de efectivo de tu empresa. Puedes usar los fondos del préstamo como capital de trabajo para financiar las operaciones diarias de tu empresa y mantener un rendimiento óptimo. Un préstamo comercial de Camino Financial puede ser la mejor opción: nuestro proceso de financiamiento rápido, tras solo 4 días tras haber sido aprobado, garantizará que tu negocio no sufre las consecuencias de la escasez de flujo de efectivo. Solo tienes que rellenar este formulario en línea para saber al instante si calificas para uno de nuestros préstamos.

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?