Por: omunoz
Leelo en 5 minutos

Cómo leer tu reporte de crédito

0 0
0

Tu reporte de crédito contiene todo tu historial financiero. En él encontrarás las transacciones realizadas con tus tarjetas de crédito y el estado de los préstamos que hayas solicitado, entre otra información. Revisarlo cuidadosamente te permitirá detectar y corregir errores que afecten tus posibilidades de acceder a un préstamo. Asimismo, el informe puede indicarte si tu identidad ha sido robada.

Obtener el reporte es sencillo, pero interpretarlo puede resultar complicado. Descubre cómo acceder a tu reporte de crédito, e identifica las diferentes secciones que lo componen. Así, podrás entenderlo y estarás mejor preparado para administrar tus finanzas adecuadamente.

Las 3 preguntas básicas para comprender tu reporte de crédito

1. ¿Cómo consigo mi reporte?

Por ley, tienes derecho a recibir tu reporte de crédito de forma gratuita hasta tres  veces al año, solicitándolo a través del sitio annualcreditreport.com a cada una de las tres agencias de crédito que existen en los Estados Unidos:  Equifax, Experian y TransUnion. Si quieres consultar tu historial financiero más a menudo, puedes comprar un reporte de crédito a estas mismas agencias.

Al visitar annualcreditreport.com serás dirigido a un formulario en el que deberás suministrar información como tu nombre, dirección, número de seguro social y fecha de nacimiento. Después, aparecerá una página en la que podrás elegir los reportes de las tres agencias mencionadas.

Después de elegir la agencia cuyo reporte quieras consultar, el siguiente paso consiste en la verificación de tu identidad. Se te preguntará sobre tus acreedores, términos y condiciones de tus préstamos y otros detalles que deberás responder para poder acceder al informe. Después de solicitar tu reporte, puedes volver al sitio principal para repetir este proceso con otra agencia de crédito.

2. ¿Cómo está organizado mi reporte?   

Cada agencia organiza sus informes de manera diferente, pero todos los reportes contienen las mismas secciones básicas.

-Información personal: esta sección contiene tu nombre, dirección, número de seguridad social y fecha de nacimiento.

-Historial crediticio: incluye todas tus cuentas de crédito, tanto abiertas como cerradas, y tu historial de pagos.

-Registros públicos: aquí se enumeran todos los registros públicos relacionados con tus finanzas, como embargos preventivos o bancarrotas.

-Consultas de crédito: en esta sección se muestra quiénes han verificado tu crédito en los últimos dos años: empleadores, prestamistas, arrendadores, entre otros.

3. ¿A qué información debo prestar atención?

Además de estar al tanto del estado de todas tus cuentas, revisar tu reporte te permitirá saber si tus acreedores y prestamistas suministran información precisa sobre ti, o si existe el riesgo de que tu identidad haya sido robada. Esta es la información que debes verificar al leer tu reporte de crédito:

-Indicios de robo de identidad: revisa cada una de las cuentas que aparecen en el reporte de crédito para asegurarte de que son tuyas. Si identificas cuentas que no recuerdas, debes iniciar un proceso con la agencia de crédito para que estas sean eliminadas del informe. Revisa también la sección de consultas de crédito, y asegúrate de que las empresas enumeradas sean aquellas a las que solicitaste un préstamo. Otras consultas podrían indicar que un ladrón de identidad intentó abrir cuentas a tu nombre.

-Información incorrecta: asegúrate de que información básica, como tu dirección y el nombre de tu empleador, sea correcta. Los bancos e instituciones de crédito buscan inconsistencias en datos como estos para decidir si aprueban o no tus solicitudes de préstamo.

-Inventario de tus cuentas: suma las deudas de todas tus cuentas. Esto te dará una idea de cuánto debes, y teniendo en cuenta tus ingresos, podrás elaborar un plan de pagos.

Revisa con frecuencia tu reporte de crédito para asegurarte de que la información que contiene sobre ti sea precisa. Recuerda que tienes la posibilidad de solicitarlo, sin ningún costo, tres veces al año.

¿Con qué frecuencia revisas tu reporte de crédito? ¡Cuéntanos!

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?