Francisco Salvador
Por: fsalvador
Leelo en 12 minutos

Cómo invertir tu dinero como dueño de una pequeña empresa

0 0
0
Blog_Banner_1

A lo largo de mi trayectoria como emprendedor me he encontrado en encrucijadas que afectaban a mi toma de decisiones financieras. Cómo invertir mi dinero ha sido sin duda una de las situaciones que me ha generado más dudas.

En un post previo te hablé de sobre los tipos de inversión que puedes hacer como dueño de una pequeña empresa. Eso era el QUÉ. En este pretendo darte pautas y estrategias para invertir y cuya eficacia he comprobado en primera persona. Esto es el CÓMO.

Entiendo tus dudas: yo también las he vivido. También sé lo que es que las entidades financieras me dieran la espalda o me asesoraran sin brújula.

En Camino Financial hacemos honor a nuestro lema “No cerramos las puertas a ningún negocio”. No nos limitamos a hacer números. Somos asesores y consultores con nuestro clientes. Te invito a que sigas leyendo. Quiero ayudarte a que tomes las mejores decisiones sobre cómo invertir el dinero de tu pequeño negocio.

Algunos consejos para principiantes sobre cómo invertir eficientemente

1. ¿Cuánto vas a invertir? Qué tener en cuenta para calcularlo

No pienses en enriquecerte rápidamente. Eso no funciona y te llevará por caminos con finales impredecibles (normalmente nefastos). Piensa más bien en aumentar sosteniblemente la riqueza que ya tiene tu negocio (o la potencial que puede llegar a tener, con la inversión adecuada).

Hay una buena noticia: no necesitas mucho dinero para empezar. Tu negocio da rendimiento y quieres invertir esas ganancias. Quizá has logrado ahorrar algo en paralelo en tu cuenta personal.

Entiendo tus dudas:

  • ¿Qué hago con el beneficio que da mi negocio? ¿Lo reinvierto todo o diversifico en otros activos?
  • ¿Acudo a una entidad financiera que me ayude a obtener más financiación, que consiga más ganancias en mi negocio y, en consecuencia, poder tener más capacidad de reinversión y de diversificación?
  • ¿Qué hago con mis ahorros? ¿Los guardo como colchón de seguridad y uso la financiación de un prestamista para obtener el efectivo que mi negocio necesita?

Para hacer crecer ese dinero necesitas aprender cómo invertir. Es importante estar asesorado porque tus recursos financieros son limitados y necesitas que tengan el máximo potencial.

Piensa a largo plazo en la sostenibilidad de tu negocio. Pensar en ganancias a corto plazo depende de muchos factores incontrolables y puedes perder fácilmente todo lo que ganes. Insisto: piensa en ganar a largo plazo y minimizarás tus riesgos.

Hay mucho ruido en torno a las inversiones exitosas. Trata de apoyarte en asesores expertos. Ellos te ayudarán a calcular la cantidad idónea dadas tus circunstancias y el destino final de esa inversión.

 

Consejo de Camino: A la hora de invertir tu dinero, busca el asesoramiento de expertos financieros.

2. ¿Cómo calcular el retorno de tu inversión? La tasa RSI

Ya te contamos con todo lujo de detalles cómo calcular el rendimiento de una inversión (la conocida tasa ROI- Return of investment, o RSI- Retorno sobre la inversión, en español). La RSI nos ayuda a ver si una inversión que hayamos realizado nos ha salido rentable o no.

Voy a ponerte un ejemplo para que te acostumbres a medir tu propia RSI.

Tomemos  a dos propietarios de pequeños negocios:

  • Uno ha invertido $200 en una campaña de marketing que le ha traído unas ventas de $700.
  • El otro ha invertido $1,000 en una campaña similar y ha obtenido unas ventas de $2,500

¿Cuál de los dos dirías que ha obtenido un retorno mayor de su inversión (RSI)? A priori parece que la del segundo propietario. Analicémoslo.

El segundo emprendedor invirtió $1,000 en su campaña de marketing y obtuvo unas ventas de $2,500. Habría sido una acción de inversión exitosa. ¿Pero con mejor resultado que la del otro pequeño empresario?

¿Cuál sería la tasa RSI del segundo propietario? Se calcularía así (recuerda que la tasa siempre se expresa en porcentaje):

RSI = [Ganancia (Beneficio de la Inversión menos la Inversión) / [Inversión] x 100.

En nuestro ejemplo:

RSI = [500 / 1000] x 100 = 50%

  • 500: Resultantes de restarle el coste de la campaña ($1,000) al beneficio de la venta, que son $1,500 ( a los $2,500 de las ventas le restamos los $1,000 que costó la campaña)
  • y lo dividimos entre 1,000, el importe de la citada inversión. Finalmente lo multiplicamos por 100 para obtener un porcentaje.

Ahora, calculemos el retorno de inversión del primer empresario:

RSI = [500 / 200] x 100 = 250%

Aunque ambas inversiones fueron exitosas, nuestro primer propietario tuvo una mayor tasa RSI.

Trato de decirte que no actúes sobre intuiciones o suposiciones. Ambas son malas compañeras de viaje. Déjate asesorar y mide el retorno de todas tus inversiones.

Pero no todo es dinero. Evalúa tu tiempo. Otro ejemplo:

  • Imagínate que inviertes $1,000 en una campaña que te ha llevado un día de trabajo y a partir del día siguiente empiezas a recibir ganancias.
  • Por otro lado, hay una alternativa que solo te cuesta $200 pero te llevará una semana de trabajo.

¿Por cuál optarías? Para tener la respuesta deberías tener calculado cuánto supone tu jornada de trabajo. A priori, personalmente optaría por la primera teniendo en cuenta la valoración en dinero de una de mis jornadas.

 Consejo de Camino: Calcula el ROI de tus inversiones pasadas y futuras, y evalúa también tu tiempo.

3. ¿Tienes ya una estrategia con un plan de acción con fechas y objetivos? Te explico cómo hacerlo

Como decía Séneca, ningún viento es favorable para el barco que no sabe dónde va. Ya te hablamos de la importancia de la fijación de objetivos para alcanzar esas metas de inversión deseadas.

Para el rendimiento de las inversiones, deberás distinguir entre las metas a corto y a largo plazo. Tu rentabilidad tendrá un propósito (al margen del obvio: que tu negocio crezca de manera sostenible a largo plazo).

La finalidad habitual a largo es pensar en la jubilación. También tener dinero disponible para la universidad de tus hijos, llegado el momento. O vivir en una casa mejor dentro de unos años.

A corto plazo puedes tener necesidades de financiación que precise tu pequeño negocio para crecer a medio y largo plazo. O unas pequeñas vacaciones para recargar baterías y volver al negocio con energía renovada.

Cuenta con Camino Financial y el asesoramiento financiero de nuestros profesionales para elaborar un plan financiero que se adapte como un guante a la realidad de tu pequeño negocio y las metas que tienes para él.

Consejo de Camino: Piensa en el beneficio a largo plazo de tus inversiones.

4. ¿Qué inversión se ajusta más a tu caso personal? Veamos tu tolerancia al riesgo

Me he arruinado dos veces. Y sigo emprendiendo. Imaginarás entonces que mi tolerancia al riesgo era elevada. Ahora no lo es tanto. Analizo en profundidad cualquier proyecto y, sobre todo, el impacto que puede tener a corto, medio y largo plazo.

Me hubiera venido bien en su momento pensar en la protección de mi negocio y estar preparado para lo inesperado.

Una mayor rentabilidad va asociada siempre a un mayor riesgo. Nadie va a darte (por ejemplo) 1 dólar extra por cada dólar que inviertas si no hay un alto riesgo detrás (y, si te lo aseguran al 100%, sospecha y asesórate, puede ser un timo).

Consejo de Camino: Una inversión conlleva siempre un riesgo. Evalúa tu tolerancia al riesgo antes de tomar una decisión.

Algunas reglas de oro que te acompañarán en este camino

  1. Siempre, siempre, siempre ten a tu lado a un asesor financiero honrado y con experiencia. Si trabajas con Camino Financial, se te asignará un especialista en préstamos comerciales que te acompañará durante todo el proceso de préstamo y más allá. Nos enorgullecemos de establecer relaciones a largo plazo con nuestros miembros. ¡Somos testigos de su éxito y lo celebramos!
  2. Desconfía de tu intuición. Confía en tu asesor, mejora tu estrategia a diario y trabaja constantemente tu plan de acción.
  3. Al pensar en cómo invertir, piensa a largo plazo, piensa en ser sostenible. Las ganancias a corto plazo no son un objetivo en sí mismas. Serán la consecuencia de un trabajo bien hecho que tendrá el foco en el medio y largo plazo.
  4. Piensa como inversor y no como especulador.
  5. Hay golpes de suerte en las inversiones, sí. Pero no conozco a nadie (con dos dedos de frente) que se apoye en la suerte de sus inversiones para sacar adelante su pequeño negocio.
  6. Sí, definitivamente un préstamo puede hacer crecer tu negocio de muchas maneras.
  7. La inversión es un proceso complejo. Es fácil de entender pero difícil de manejar. Insisto: no lo hagas sin asesoramiento profesional honesto.

¿No eres un inversor temerario? Considéranos como alternativa y te asesoraremos sobre cómo invertir

Si las palabras “seguridad” y “estabilidad” resuenan en tu cabeza ahora mismo es porque sabes el valor de cada dólar que ganas. No es fácil ganar ese dinero a diario, y es duro pensar que una mala inversión puede hacer que desaparezca.

En Camino Financial comprendemos lo difícil que es saber cómo invertir de una manera estable y segura. Por eso nuestros profesionales están capacitados para enseñarte cómo hacerlo para que tu negocio crezca.

Con nuestros préstamos, tendrás al alcance de la mano un tipo inversión que, además de ser estable, carece de riesgo y te ayudará a hacer crecer tu pequeña empresa.

Te invito a usar nuestra calculadora de préstamos comerciales. Es sencilla y podrás hacerte una idea rápida de cuál sería el coste total del préstamo y los pagos mensuales a los que tendrías que hacer frente, dependiendo del plazo.

¿En qué puedes emplear el dinero? Probablemente estés pensando en alguno de estos propósitos relacionados con el crecimiento de tu negocio:

  1. Financiación de equipamiento
  2. Incrementar tus existencias
  3. Mejora de las condiciones de tu personal
  4. Campañas de marketing digital
  5. Adquisición de tecnología
  6. Invertir en un equipo de ventas

Espero haberte ayudado a pensar en los procesos, herramientas y personas involucrados en la creación de un sistema de inversión idóneo para ti.

Ahora que ya sabes cómo invertir, cuenta con nosotros y solicita una cotización de tu préstamo. Podemos ayudarte.

 

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS