Jordan Schneir
Por: jordan_shneir
Leelo en 12 minutos

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito sin intereses?

0 0
0

¿Has recibido alguna vez una llamada telefónica de un representante que te ofrece unas vacaciones con todos los gastos pagados en Hawai? Unas vacaciones en Hawai suenan de maravilla. Y mejor aún, una vacaciones gratis en Hawai. Pero espera: parece demasiado bueno para ser cierto. ¿Cuál es la trampa?. Una oferta para obtener una tarjeta crédito sin intereses es el equivalente a unas vacaciones tropicales con todos los gastos pagados. ¿Es realmente así?

Como seguramente ya sabes, las tarjetas de crédito son una excelente manera de acceder de manera rápida y eficiente a los fondos que tu negocio necesita. Pero las altas tasas de interés que suelen acarrear estas tarjetas a menudo anulan cualquier aspecto positivo, ya que no hacen más que agregar gastos a tu empresa. Así que las tarjetas de crédito sin intereses parecen reunir lo mejor de ambos mundos: acceso a fondos inmediatos sin incurrir en gastos adicionales.

De hecho, una tarjeta de crédito sin intereses (o sea, con una tasa con un porcentaje anual del 0%, o por sus siglas en inglés, un APR del 0%) puede ser una buena idea para tu negocio. Si recibes un sobre en tu correo ofreciéndote una tarjeta de crédito con 0% de APR, no lo tires a la basura de inmediato. Tómate un tiempo para leer los detalles y pensar si podría ser una buena opción.

¿Qué es una tarjeta de crédito sin intereses?

Las tarjetas de crédito sin intereses son exactamente lo que parecen: tarjetas de crédito con las que no pagas nada de intereses cada vez que las usas.

Pero usualmente hay una palabra clave que acompaña a la oferta de la tarjeta: “introductoria”. Eso significa que el acuerdo de no pagar intereses es temporal: puedes hacer compras con la tarjeta de crédito sin incurrir intereses solo durante un período de tiempo específico.

El período de interés del 0% puede durar entre seis meses y un año, a veces más. Por eso es importante estar siempre al tanto de cuánto tiempo dura el acuerdo de APR del 0% en la tarjeta de crédito en particular que estés considerando obtener porque, una vez que finaliza este acuerdo, las tasas de interés se pueden disparar de inmediato.

4 razones para usar tarjetas de crédito sin intereses

Si los términos y condiciones de la tarjeta de crédito son favorables, hay buenas razones para usar una tarjeta de crédito sin intereses o tener una siempre a mano.

1. Hacer grandes compras sin intereses
Especialmente si tu negocio es nuevo y apenas está despegando, es probable que haya artículos caros que debes comprar. Tanto si deseas renovar la fachada de tu tienda, o si necesitas una camioneta nueva o un refrigerador industrial, estas compras costosas pueden conllevar costos adicionales dependiendo de la forma en que los pagues.
Si utilizas una tarjeta de crédito con altos intereses para realizar esas compras, una vez que la tasa de interés se agregue al pago principal, te enfrentarás a un precio muy elevado. Pero si usas una tarjeta de crédito con 0% de APR, puedes minimizar los costos de los artículos que deseas.

2. Pagar la deuda de otras tarjetas de crédito

Si estás buscando una tarjeta de crédito sin intereses, probablemente es porque ya tienes una mala experiencia con los altos intereses de otras tarjetas.
Muchos dueños de negocios acumulan una deuda considerable al usar de tarjetas de crédito con altos intereses. Sin embargo, al usar una tarjeta de crédito con 0% de APR, puedes pagar por completo la deuda que has acumulado con tus otras tarjetas de crédito. Puede ser una forma efectiva de reducir tu deuda y facilitar a tu negocio una base financiera sólida.

3. Pagar otros préstamos
Además de la deuda acumuladas con otras tarjetas de crédito, también puedes usar una tarjeta con 0% de APR para pagar otros tipos de préstamos. Puede que hayas obtenido un préstamo para alquilar una oficina o un almacén para tu empresa, para comprar equipos o aumentar tu inventario. Una tarjeta de crédito sin intereses puede ser un buen medio para reducir el dinero que debes en esos préstamos.
A través de una transferencia de saldo, puede consolidar tus otros préstamos en una sola cuenta, que pagarás con tu tarjeta de crédito sin intereses. Por supuesto, debes asegurarte de que llegas a saldar toda tu deuda antes de que acabe el periodo de promoción del 0% de APR.

4. Usos en caso de emergencia
Las situaciones de emergencia pueden tener un impacto devastador en un negocio. Un incendio puede destruir parte de tu tienda o puede que una de las piezas fundamentales de tu equipo se estropee repentinamente. Cualquiera que sea el caso, para mitigar el efecto de una situación de emergencia, debes contar con fondos disponibles para invertir en los elementos que tu empresa necesita para continuar operando. Una tarjeta de crédito con una tasa de porcentaje anual del 0% puede ayudarte a no sufrir el impacto negativo a largo plazo que estos gastos inesperados a corto plazo pueden tener.  

Las desventajas de las tarjetas de crédito sin intereses

Si bien usar una tarjeta de crédito sin intereses tiene claras ventajas, existe cierto riesgo inherente en esta forma de financiamiento. Después de que pase el período de la oferta introductoria, la tasa de interés a menudo sube a niveles extremadamente altos. Si no puedes pagar el saldo de la tarjeta antes de esa fecha, tus gastos aumentarán repentina y considerablemente. Incluso durante el periodo en que el APR del 0% está en plena vigencia, hay costos y tarifas asociados al uso de estas tarjetas de crédito. Muchas tarjetas tienen tarifas específicas según lo que hagas con ellas.

Por ejemplo, si bien una transferencia de saldo, como hemos vito antes, puede ser una excelente táctica para pagar tus otros préstamos, muchas tarjetas de crédito sin intereses cobran entre el 2% y el 5% por este tipo de transacciones. Además, puede que tengas que pagar penalizaciones por pagos atrasados si no puedes pagar el saldo a tiempo o si utiliza un anticipo de efectivo (es decir, cuando utilizas tu tarjeta de crédito para retirar efectivo en un cajero automático).

Lo que debes tener en cuenta antes de solicitar una tarjeta de crédito sin intereses

Antes de solicitar una tarjeta de crédito con APR introductorio de 0%, debes hacerte estas preguntas:

1. ¿Cuánto dura el período introductorio?
2. ¿Cuánto se te cobrará si te atrasas con un pago?
3. ¿Qué programas de recompensas hay disponibles?
4. ¿Hay otras tarifas ocultas en la “letra pequeña”?

Asegúrate de que estás tomando la mejor decisión a partir de todos los datos que reúnas. Si haces tu tarea y averiguas todo lo posible sobre la tarjeta en cuestión, garantizarás que usas la tarjeta de la manera más efectiva sin arriesgar la salud y la seguridad financiera a largo plazo de tu negocio.

Además, busca en el mercado hasta encontrar la mejor tarjeta de crédito disponible y que se adapte a tus necesidades. Aquí puedes comparar las 10 mejores tarjetas de crédito comerciales para que puedas encontrar la más adecuada para ti.

Un préstamo comercial puede ser una mejor opción

A pesar de parecer una opción muy prometedora, quizá una tarjeta de crédito sin intereses no sea la opción correcta para tu negocio. Pero puedes considerar un préstamo comercial como una excelente alternativa para financiar las necesidades de tu empresa.

Si bien los préstamos comerciales tienen tasas de interés, estas suelen ser mucho más bajas que las de muchas tarjetas de crédito, promediando entre un 1% y un 2.25%. El proceso de pago es a menudo flexible. Puedes negociar esta duración con tu prestamista para asegurarte de que el acuerdo se ajusta al progreso de tu negocio.

Los préstamos comerciales a menudo son alternativas más seguras que las tarjetas de crédito puesto que conllevan menos riesgos. Si necesitas una cantidad de dinero específica para una compra en particular, un préstamo puede ser una excelente opción. Si estás buscando obtener fondos pero sin términos y condiciones confusos, y con la certeza de que podrás devolverlos a tiempo, un préstamo puede ser tu mejor opción.

Debes siempre considerar y comparar todas tus opciones. Aquí puedes comparar las tarjetas de crédito y los préstamos comerciales a corto plazo.

Para muchos empresarios, los préstamos comerciales de Camino Financial son una mejor alternativa a las tarjetas de crédito, ya que pueden:

• Completar la aplicación adaptable a cualquier dispositivo móvil y disfrutar de un proceso rápido, fácil y conveniente
• Acceder a los fondos rápidamente, en un periodo de entre 4 y 10 días
• Precalificar para un préstamo sin que esto impacte en su puntaje de crédito
• Establecer historial de crédito
• Recibir tasas de interés fijas y pagos mensuales (en términos que varían de 24 a 60 meses) para tener un mayor control sobre el proceso de pago
• Graduarse a un segundo préstamo después de nueve meses de pagos a tiempo, por una cantidad mayor y con mejores términos y tasas
• Pagar el préstamo antes de que finalice el plazo del préstamo sin recibir ninguna penalización

Si tú también estás listo para experimentar de primera mano todos estos beneficios y más, solicita un préstamo comercial con Camino Financial y obtén los fondos que tu empresa necesita para crecer.

Últimas palabras

En circunstancias específicas, una tarjeta de crédito sin intereses o un viaje a Hawai con todos los gastos pagados puede ser una gran idea. Pero si no puedes pagar el saldo de tu tarjeta o si no puedes pagar el pasaje aéreo para llegar a Hawai, entonces probablemente no se trate de la decisión correcta.

Siguiendo los consejos que acabas de leer, puedes buscar una tarjeta de crédito con una tasa de interés anual del 0% y ver si los términos y condiciones se ajustan a tus necesidades o si estarías asumiendo un riesgo demasiado grande. Si terminas optando por una tarjeta de crédito sin intereses, asegúrate de usarla correctamente: lee aquí lo que debes y no debes hacer cuando utilices una tarjeta de crédito, para garantizar la solidez e integridad de las finanzas de tu empresa.

Para muchos empresarios, un préstamo comercial es la major opción. Si decides que también lo es para ti, solicita ya un préstamo comercial con Camino Financial.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?