Betsy Wise
Por: betsy_wise
Leelo en 8 minutos

Cómo despedir a un empleado

1 0
0
Blog_Banner_1

Está claro que despedir a un miembro de tu equipo no es agradable ni sencillo. Están en juego las emociones y puede resultar incómodo tanto para ti como para tu empleado. Sin embargo, puede ser la única solución para garantizar el adecuado funcionamiento de tu empresa. Cuando se trata de despedir a un empleado, debes tener en cuenta tanto las cuestiones legales como las consideraciones emocionales que implica un despido. Los siguientes consejos abordan ambos ámbitos y te ayudarán a hacer el proceso más sencillo y llevadero.

10 Consejos para despedir a un empleado

  1. Reduce las posibilidades de un despido: Antes de empezar a trabajar, haz que los nuevos empleados lean el manuales de tu empresa. A menudo los despidos pueden evitarse cuando te tomas el tiempo de revisar con ellos las normas de empleo de tu compañía. Asegúrate de incluir en el manual una sección sobre la terminación del empleo. Los empleados deben firmar un documento que indique que han leído el manual y que comprenden su contenido. Otra forma de cubrir las normas de terminación es incluir una sección en el contrato de trabajo que tus empleados firman en su primer día en tu empresa.
  2. Toma medidas disciplinarias: En el manual de tu empresa deben especificarse las medidas disciplinarias que puedes tomar cuando los empleados no cumplan con lo acordado o cometan otro tipo de infracciones. Registra las infracciones por escrito, reúnete con el empleado y haz que firmen en tu presencia la infracción registrada. Dales una copia y guarda otra copia en tu archivo personal. Es recomendable documentar infracciones en caso de que un empleado decida demandarte o simplemente cuestionar las razones de su despido.
  3. Implementa una política de 3 infracciones: Nunca tomes a tu empleado por sorpresa a la hora de comunicarle su despido. Si bien no estás obligado por ley a dar un aviso de despido, el proceso será más fácil si estableces previamente un método de advertencia. En el manual, deja claro que tres infracciones conllevan el despido. Una vez que tus empleados firman el manual, aceptan automáticamente esa norma. Tras la segunda infracción, avisa al empleado que una tercera infracción significa que podría perder su trabajo.
  4. Asegúrate de que despides por los motivos correctos: No dejes que tu opinión personal sobre un empleado te impida tener en cuenta los motivos legítimos para despedirlo. Debe ser capaz de proporcionar un registro escrito de las infracciones repetidas o del bajo rendimiento. Además, pide una segunda opinión: puedes preguntar a los supervisores y compañeros de trabajo de tu empleado, pero evita a aquellos otros miembros de tu equipo que hayan tenido alguna confrontación con el empleado: necesitas opiniones objetivas.
  5. Revisa las leyes laborales: La mayoría de los estados otorgan a los empleadores el derecho de de despedir a un empleado por cualquier motivo y en cualquier momento. Aún así, debes incluir en tu manual o en los contratos los términos del empleo y del posible despido. Además, recuerda que no puedes despedir a alguien por motivos de raza, edad, sexo, discapacidad u orientación sexual. Todos los empleadores deben conocer las leyes laborales de su estado o utilizar un servicio de recursos humanos para obtener la orientación necesaria.
  6. Despide en persona: Nunca llames a un empleado a su casa ni le comuniques por correo electrónico que es su último día de trabajo. Sé discreto a la hora de pedirle a tu empleado que se reúna contigo. Elige un área privada y cómoda para la conversación. También es recomendable tener a otra persona contigo como un gerente de recursos humanos u otro miembro del personal.
  7. Sé conciso: Cuando llegue el momento de despedir a un empleado, no es aconsejable que des una larga explicación de los motivos del despido. Sé claro y conciso, y sobre todo honesto. Puedes usar tus registros escritos para apoyarte: puedes hacer referencia a la política de tres infracciones que el empleado firmó en su momento. Si piensas que tus propias emociones pueden hacer que divagues y te alejes del tema principal, escriba puntos específicos para seguir mientras hablas.
  8. Espera reacciones emocionales: Tu empleado puede llorar, alterarse o enojarse. En casos muy inusuales, puedes considerar la presencia de un guardia de seguridad si anticipas que tu empleado puede reaccionar de manera violenta. Muestra empatía y comprensión, pero no le des a tu empleado la falsa esperanza de tener otra oportunidad de empleo en tu empresa.
  9. Sé positivo: No todos los despidos están causados por un rendimiento deficiente. A veces, los dueños de empresas pasan por una crisis de mercado que afecta negativamente su situación, por lo que deben reducir su personal para recortar gastos. Si ese es tu caso, haz la transición de tu empleado lo más fácil posible. Puedes proporcionar buenas referencias cuando tu empleado esté buscando otro trabajo. Si alguien te pide una referencia, haz hincapié en los puntos positivos de tu exempleado.
  10. Cumple con los requisitos como empleador: Debes comunicar cualquier información pertinente sobre las opciones de desempleo, y responder a las preguntas que tenga tu empleado sobre los beneficios, COBRA (que brinda a los empleados la posibilidad de continuar con la cobertura de seguro de salud después de dejar su trabajo), y sobre cuándo recibirán su cheque de pago final. Algunas compañías ofrecen un paquete de indemnización por despido para disuadir a los empleados de presentar una demanda. El cumplimiento de todos estos requisitos reducirá las posibilidades de sufrir una demanda laboral por despido ilícito.

Las ventajas de despedir a un empleado de la manera correcta

Despedir a un empleado puede ser abrumador para todas las partes implicadas. Para que tanto tu empleado como tú afronten la situación de la mejor manera posible, es importante que estés absolutamente seguro de que el despido está justificado. Y si es así, sigue los pasos aquí mencionados para estar bien preparado. Ten en cuenta que tu profesionalismo y honestidad puede servir como motivación para tu exempleado en el futuro. Y recuerda que puedes reducir las posibilidades de futuros despidos en tu empresa aprendiendo cómo motivar a tus empleados y cómo conservar a tus mejores empleados.

¿Quieres recibir más consejos como los que acabas de leer? Subscríbete  a nuestro programa en Facebook Live Pregúntanos. Cada semana tratamos un tema de actualidad en el mundo de las finanzas y los negocios, y te proporcionamos herramientas y recursos gratuitos para ayudarte a hacer crecer tu negocio. Y lo mejor de todo: respondemos a tus preguntas ¡en directo! Subscríbete ya para no perderte ni un solo episodio.    

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS