Interior de restaurante moderno. Concepto: cómo decorar tu restaurante.
Suanny Garcia
Por: sgarcia
Leelo en 13 minutos

Cómo diseñar y decorar tu restaurante

0 0
0

Cuando se trata de decorar y diseñar tu restaurante, la clave está en tener en cuenta las preferencias y los gustos de tus clientes antes que los tuyos propios.

Los clientes no solo acuden a tu restaurante atraídos por la comida. Quieren saborear toda una experiencia. Y como sabes, una experiencia gastronómica completa involucra todos los sentidos: gusto, vista, tacto, olfato y oído. El diseño y decoración de tu elección deben atender a cada uno de estos aspectos para proporcionar un ambiente atractivo que consiga que tus clientes siempre regresen. Pero atraer a tus clientes no debe ser tu único objetivo a la hora de diseñar tu restaurante. También debes considerar la eficiencia y la productividad: un diseño óptimo debe potenciar la velocidad del servicio y un mejor rendimiento.

Los siguientes consejos para diseñar y decorar tu restaurante te ayudarán en ambas áreas, mejorando tanto la eficiencia como el aspecto de tu restaurante.

15 Elementos clave para decorar y diseñar tu restaurante

  1. Capacidad. Deberás crear un equilibrio entre la capacidad de tu restaurante y el número de asientos que asignas. Dependiendo del tipo de restaurante que tengas, deberás decidir si quieres maximizar la capacidad con el mayor número de asientos posibles o si por el contrario prefieres crear un buen ambiente. En cualquier caso, tus clientes deben sentirse cómodos y disponer de suficiente privacidad, y los meseros deben ser capaces de moverse fácilmente. Si es posible, evitar colocar asientos en áreas problemáticas como la entrada, frente a la cocina y frente a los baños.
  2. Iluminación. La iluminación a menudo se pasa por alto tanto en el hogar como en el lugar de trabajo. Sin embargo, la iluminación es importantísima para definir un espacio. Una iluminación adecuada puede mejorar la experiencia general de los clientes y, lo que es más importante, la iluminación estratégica del exterior es lo primero que puede atraer a los transeúntes. ¿Alguna vez has pasado por un restaurante con un patio con iluminación agradable y de alta calidad? Usadas de la manera correcta, las luces crean un ambiente confortante que te invita a relajarte con tu familia o amigos mientras disfrutas de una buena copa de vino… ¿suena bien? Ese es el poder de la iluminación. No olvides además que la luz cálida aporta calidez a tu espacio, mientras que la luz fría hace que los clientes hablen más alto.
  3. Música y sonido. Este es otro factor clave. La música puede hacer que tu ambiente sea agradable o puede arruinarlo. ¿Has estado alguna en un restaurante con mala música donde resulta imposible mantener una conversación? ¡A nadie le gusta hablar a gritos! Aquí tienes un dato interesante: varios estudios han demostrado que la música de fondo suave no solo hace más felices a los empleados, sino que mejora la imagen del establecimiento y estimula el apetito de los clientes. Una estación de radio no comercial es una forma económica de proporcionar música de fondo.
  4. Paleta de color. Seguramente nunca imaginaste que tendrías que usar la psicología para diseñar tu restaurante. Y sin embargo, puede ayudarte. Abundantes estudios psicológicos han demostrado que el color tiene un impacto en nuestro cerebro, lo que significa que ciertos colores pueden evocar ciertas emociones. Interesante, ¿verdad? Eso explica por qué muchos restaurantes de comida rápida utilizan profusamente el rojo en sus diseños: se ha comprobado científicamente que el rojo abre el apetito. El azul, por otro lado, frena nuestro metabolismo. Para crear un ambiente amigable y optimista, opta por el amarillo y el naranja. Para fomentar la creatividad, concéntrate en los tonos lilas, y para crear un ambiente apacible, el verde. No olvides que los colores también pueden venir en forma de hermosas plantas y flores. Si tu concepto de restaurante tiende a lo natural, opta por incorporar numerosas plantas, independientemente de la paleta de color que uses, ya que las plantas promueven la paz y la salud.
  5. Elementos decorativos. No necesitas gastar mucho dinero para que la decoración que elijas te sirva para crear un ambiente único, cómodo y bonito. De hecho, la mayoría de los comensales prefieren sillas cómodas antes que piezas de diseño de alta gama. ¿De qué sirve tener muebles caros si tus clientes prefieren sentarse en el sofá de su casa? En lo que a la decoración de tu restaurante se refiere, cuentas con mucha libertad, siempre y cuando estés al tanto de las tendencias actuales. Por ejemplo, las mesas de formica y las sillas de vinilo solo son aceptables si tiene un restaurante que evoca a las cafeterías de los años 50. Si tienes un restaurante étnico, trata de evitar los clichés. Puedes utilizar piezas artesanía o artículos decorativos auténticos y a la vez económicos que traigas de tu país de origen. Cuando se trata de diseño de restaurantes, la regla de oro es la siguiente: menos es más. Los clientes prefieren un establecimiento limpio y espacioso en lugar de algo recargado y decorado en exceso.
  6. Marca. Tu restaurante es el lugar perfecto para poner en práctica tus ideas de marketing. Usa tu logotipo, tu paleta de colores y tu eslogan estratégicamente para crear una imagen única que los clientes reconozcan al instante. Aquí tienes un ejemplo curioso: un restaurante en Miami llamado George´s usa el siguiente lema: “si no llevas a tu mujer a George’s, alguien más lo hará”. Aunque no es el lema más alentador del mundo, definitivamente llama la atención de la gente. El mismo restaurante utiliza la cara de George (el propietario) en el diseño de sus servilletas, la decoración del baño y los papeles que los niños usan para colorear. En definitiva, se trata de un uso muy curioso de la marca y las técnicas de marketing.
  7. Bar. Si cuentas con suficiente espacio, puede ser una buena idea incluir un bar. Es una manera estupenda de aumentar tus ganancias. En la mayoría de los restaurantes, las ventas de alcohol representan alrededor del 30% de sus ingresos. Si un bar te parece una adición atractiva para tu restaurante, aprende aquí cómo obtener una licencia para vender bebidas alcohólicas.
  8. Diseño del menú. Las estrategias de diseño no solo se aplican a tu establecimiento, sino también a los artículos de tu menú. La forma en que ubiques estratégicamente los platos en tu menú influirá en lo que pidan tus clientes. Simplemente consulta esta guía sobre cómo diseñar y poner precios en tu menú para aprender todo lo que necesitas.
  9. Diseño de la cocina. Este aspecto a menudo se pasa por alto en el diseño de restaurantes porque está oculto al público (a menos que sea un restaurante de concepto abierto, que cada día es más popular). La distribución de la cocina es quizás la parte más importante del diseño de tu restaurante. La revista Total Food Service sugiere que del 30% al 40% de tu espacio debe asignarse la cocina para permitir la preparación adecuada de alimentos, el cocinado y el espacio para que los meseros recojan los platos. Tendrás ventaja si tu establecimiento era ya antes un restaurante. Esto hará que te sea mucho más fácil distribuir el espacio. Sin embargo, esa posibilidad no siempre es factible, por lo que te proponemos brevemente tres opciones de diseño de cocina: diseño con línea de ensamblaje, diseño con isla y diseño de zona. En pocas palabras, la línea de ensamblaje proporciona a los trabajadores tres áreas diferenciadas para la preparación de alimentos, manteniendo al personal dentro de espacios de trabajo definidos. El diseño de isla simplemente significa que las preparaciones principales tienen lugar en el centro de la cocina, resultando ideal para espacios donde se requiere la supervisión del personal. Si tu espacio es limitado, puedes considerar un diseño de zona, que puede adaptarse a una variedad de formas y tamaños.
  10. Ventilación, aire acondicionado y calefacción. Estos tres elementos no forman parte intrínseca de la decoración de un restaurante, pero son indispensables para garantizar la comodidad de tus clientes. Mantén una temperatura agradable en tu establecimiento y asegúrate de que los olores fuertes y los humos de la cocina no lleguen al comedor.
  11. Elementos de seguridad. Los extintores, las alarmas y los rociadores de agua en caso de incendio no son visualmente atractivos, pero, de nuevo, son necesarios. Integrar estos elementos en el concepto y diseño de tu restaurante puede suponer un desafío y un ejercicio de equilibrio. Sin que destaquen en tu decoración, debes colocarlos de manera que sean visibles y de fácil acceso en caso de una emergencia. Sin embargo, un elemento que puedes y debes disfrazar son tus cámaras de seguridad.
  12. Baños. Desafortunadamente, muchos restaurantes descuidan este aspecto. Si tu restaurante está bien presentado, debes extender la misma apariencia y decoración a los baños. Estos no solo deben limpiarse y desinfectarse regularmente; además te ganarás la atención y el aprecio de los clientes si ofreces una gama de jabones, lociones para las manos e incluso perfumes. Los accesorios del baño deben ser actuales. Y la música de fondo en el baño siempre es un buen toque.
  13. Entrada y área de espera. Muchas veces los clientes tienen que esperar si quieren disfrutar de tus fantásticos platos. Eso no tiene que ser un factor negativo si consigues que el tiempo de espera sea corto y agradable. Tu anfitrión debe atender a los clientes que llegan tan pronto como crucen la puerta: proporciona un área de descanso agradable, dales una estimación del tiempo de espera y ofrece la opción de esperar en el bar. Obtendrás puntos extra al ofrecerles agua o té helado mientras esperan.
  14. Patio. En climas cálidos, un bonito patio es un factor clave. Te recomendamos usar luces de exterior e incluir música en vivo o una banda sonora acústica, con sonidos que inviten a relajarse. Algún elemento decorativo con agua siempre suma puntos. Incluso en climas más fríos, los patios pueden funcionar con calentadores de exterior adecuados.
  15. Perros y niños. Los bares y restaurantes aptos para perros se están volviendo muy populares en muchas ciudades de los Estados Unidos. Si eres amante de los perros y deseas explorar esta idea, debes poder proporcionar una amplia área al aire libre con vallado adecuado. Además, asegúrate de incluir dispensadores de bolsas de plástico y recipientes con agua fresca. Si tienes un restaurante familiar, puedes acomodar un área designada para los niños. Puede que esto suponga un gasto adicional, pero ten en cuenta que puede ser el truco para ganar clientes asiduos y conseguir que las familias del vecindario vuelvan una y otra vez.

En resumen, la decoración y el diseño correctos deben ser el resultado de combinar tres factores: los gustos y preferencias de tus clientes, la eficiencia que tu personal necesita y tu propia personalidad. Esta combinación puede dar lugar a un concepto fascinante que seguramente diferenciará a tu restaurante de la competencia. Además, ten en cuenta que las tendencias cambian constantemente, especialmente si estamos hablando de los llamados restaurantes pop up. En este caso, las reglas del juego cambian y los factores que se explican a continuación pueden no aplicarse.

En cualquier caso, el diseño y la decoración no deben ser una tarea abrumadotra, sino un ejercicio práctico con la finalidad de ser disfrutado tanto por tus clientes como por tus empleados. Incluso si el diseño del restaurante requiera algún gasto extra (pues es posible que quieras contratar a un diseñador de interiores profesional si la decoración no es lo tuyo), se tratará de un gasto rentable a largo plazo: te servirá para aumentar tu base de clientes y para atraer las buenas reseñas.

¿Quieres recibir más consejos como los que acabas de leer? Subscríbete a nuestro programa en Facebook Live Pregúntanos. Cada semana tratamos un tema de actualidad en el mundo de las pequeñas empresas y te ofrecemos herramientas y recursos gratuitos para hacer crecer tu negocio. Además, ¡respondemos en directo a todas tus preguntas! Subscríbete aquí para no perderte ni un solo episodio.

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?