Seis miembros de una corporación alrededor de una mesa en una reunión de negocios. Concepto: Cómo declarar los impuestos en una Corporación
Por: omunoz
Leelo en 10 minutos

Cómo declarar los impuestos de una Corporación

0 0
0

Las corporaciones no declaran sus impuestos como los demás tipos de empresas. Los impuestos de una corporación se pagan según los beneficios que obtiene, y además, sus accionistas pagan impuestos sobre sus salarios y los dividendos que reciben (la parte del beneficio que se reparte entre los accionistas de una empresa).

Este gravamen a los dividendos, tanto de la empresa como de sus accionistas, es conocido como doble tributación. Es decir, en términos fiscales, una corporación está separada de sus dueños.

Esto se debe a que las corporaciones no están catalogadas como entidades de transferencia, como sí ocurre con las empresas unipersonales y las compañias de responsabilidad limitada (LLCs). Estos dos tipos de empresas no pagan impuestos sobre sus ganancias, sino que estas pasan directamente a sus dueños, quienes reportan los ingresos o pérdidas de la empresa en sus declaraciones personales.

Aprende la diferencia entre una empresa unipersonal, una LLC y una corporación

Todo lo que necesitas para declarar los impuestos de tu corporación

Preparar la declaración de impuestos de una corporación puede ser complicado. Existen aspectos que debes entender completamente, como las imposiciones fiscales tanto a los dividendos de la empresa, como a sus accionistas.

Por supuesto, también hay formularios que diligenciar, documentos que reunir, y fechas límite a tener en cuenta.

¿Qué tipos de impuestos paga una corporación?

Estos son los tipos de impuestos que debe pagar una corporación:

Pago de impuestos corporativos y de los accionistas. Las corporaciones deben presentar su declaración en el Formulario 1120, y pagar impuestos sobre las ganancias.

Pago de impuestos sobre los salarios. Del mismo modo, los propietarios de la empresa, si trabajan para esta, deben pagar impuestos sobre la renta individual con base en sus salarios y bonificaciones, como cualquier empleado de una compañía. Los salarios y las bonificaciones son gastos comerciales deducibles, y por lo tanto la corporación no tiene que pagar impuestos sobre ellos.

Pago de impuesto a los dividendos. Cuando una corporación distribuye dividendos entre sus dueños estos deben reportarlos, y pagar el impuesto sobre la renta personal con base en estas cantidades. Los dividendos no son deducibles de impuestos, por lo tanto, la corporación debe pagar impuestos sobre ellos. Lo que esto significa es que los dividendos se gravan dos veces: una vez a la corporación, y de nuevo a los accionistas.

¿Cómo debo completar el Formulario 1120?

El Formulario 1120, Declaración de Impuestos de Corporaciones, se usa para reportar los impuestos de una corporación al IRS. Antes de rellenar este formulario, revísalo bien y asegúrate de que puedes proporcionar toda la información solicitada. El formulario está dividido en varias secciones:

Sección 1: Información básica sobre la corporación. Aquí debes suministrar algunos datos básicos, como el nombre, la dirección, la fecha de incorporación, y el inventario de los activos del negocio.

Sección 2: Información sobre los ingresos de la corporación. En esta sección se reportan los ingresos brutos, el costo de las ventas, los dividendos, los intereses, regalías, y ganancias de capital de la empresa.

Sección 3: Deducciones y gastos deducibles de impuestos. Aunque no tienes que presentar ningún documento, debes guardar los comprobantes y recibos de algunos gastos, en caso de una auditoría del IRS. Entre estos deducibles están las reparaciones y los gastos de mantenimiento, el alquiler, las donaciones a la caridad, los gastos de publicidad, y los programas de beneficios para los empleados.

Sección 4: Impuestos, créditos reembolsables y pagos. Aquí se enumeran los ingresos sujetos a impuestos, importes de reembolso, y cantidades adeudadas.

En el Formulario 1120 también aparece una lista con anexos que, según las actividades del negocio, podrías tener que presentar. Entre ellos están el Formulario 1125-A, el Anexo J, el Anexo K, y el Anexo L.

¿Puedo reclamar deducibles de impuestos?

Como hemos visto arriba, existen ciertos deducibles sobre los impuestos de una corporación. Para reducir los impuestos sobre sus beneficios, las corporaciones solo pueden deducir gastos comerciales legítimos, es decir, los que se han hecho con el fin de incrementar sus ganancias.

Los deducibles de impuestos incluyen los costos que se generan al crear el negocio, los gastos operativos, y las inversiones en publicidad. Igualmente, las corporaciones pueden deducir los salarios y las bonificaciones que paga, y todos los gastos relacionados con los servicios médicos y planes de jubilación de sus empleados.

También se pueden añadir las primas de seguro, las tarifas que cobran abogados, contadores y otros profesionales o contratistas independientes, los suministros utilizados en el negocio, y gastos en viajes, comidas y entretenimiento.

Conocer a qué deducibles tienes derecho te permitirá tomar decisiones acertadas, y ahorrar dinero en tus impuestos.

Estos son otros de los deducibles de impuestos más comunes para pequeñas empresas

¿Cuál es el plazo para declarar los impuestos de una corporación?

Debes presentar el Formulario 1120 antes del día 15 del cuarto mes después de finalizado el año fiscal de tu negocio. Es decir, si el año fiscal de tu empresa terminó el 31 de diciembre, deberás presentar tu reporte fiscal antes del 15 de abril.

En caso de que necesites más tiempo, puedes obtener una prórroga de seis meses si presentas el Formulario 7004 antes de la fecha de vencimiento de la declaración de impuestos.

Ventajas y desventajas de declarar impuestos como una corporación

Aunque declarar impuestos como una corporación toma tiempo, existen algunas ventajas tributarias para este tipo de empresas.

Tasa de impuesto corporativa más baja. A partir del 2018, estas empresas pagan un impuesto fijo del 21 por ciento sobre todas sus ganancias. Este 21 por ciento es más bajo que las cinco principales tasas de impuesto a la renta individual, que van desde el 22 por ciento al 37 por ciento.

El beneficio de las tasas más bajas se pierde en gran parte debido a la doble tributación: cuando las ganancias corporativas se distribuyen a los accionistas, estos deben pagar sus impuestos con base en sus dividendos personales.

Si una corporación quiere retener algunas ganancias en el negocio para futuras inversiones, ese dinero será gravado solo una vez a la tasa del impuesto a la renta corporativa del 21 por ciento. Por lo tanto, los propietarios de una corporación pueden ahorrar dinero al mantener algunas ganancias en la empresa.

En otros tipos de negocios, como las LLCs o las empresas unipersonales, los dueños deben pagar impuestos sobre todas las ganancias de la empresa con base en sus declaraciones individuales, aunque no saquen las ganancias del negocio.

Beneficios adicionales libres de impuestos. La compañía puede deducir el costo total de los beneficios complementarios de los empleados, incluso de los dueños de la empresa.

Pero declarar impuestos como una corporación también tiene inconvenientes. Estos son los más relevantes:

Doble tributación. Si eres el propietario de una corporación tendrás que presentar dos declaraciones anualmente: una con base en los beneficios de la empresa, y otra con base en tus ganancias personales.

A diferencia de un propietario único o una LLC, las pérdidas de las corporaciones no pueden ser deducidas de los ingresos personales del propietario.

No hay créditos fiscales personales. Al contrario que con las empresas unipersonales, que pueden reclamar créditos fiscales, las corporaciones no son elegibles para acceder a este beneficio. Cada dólar que gana una corporación es gravado.

Aprende cómo declarar impuestos si tu negocio es una corporación, una LLC o si eres el único propietario

Para una explicación más amplia de los pros y los contras de declarar impuestos como una corporación, te recomendamos contratar a un Contable Público Certificado (CPA), quien podrá explicarte las ventajas de declarar impuestos para tu corporación, cómo minimizar los costos de las posibles desventajas, adem´s de facilitarte todos los formularios que necesias.

Prepara tu declaración de impuestos con la ayuda de profesionales y herramientas en línea

Para terminar

La doble tributación puede hacer que declarar impuestos como una corporación sea complicado, además de costoso. Además, hay que reunir una gran cantidad de documentos y, posiblemente, incluir varios anexos.

Recuerda que cualquier error en tu declaración de impuestos puede convertirse en una señal para el IRS de que algo anda mal en tu negocio, incrementando las posibilidades de que seas auditado.

Por eso lo mejor que puedes hacer para preparar tu declaración de impuestos de la forma correcta es mantener tus registros bien organizados. Es posible también que tengas que pedirle a un contable que te asesore durante todo el proceso.

Recibe más consejos como los que acabas de leer suscribiéndote a nuestro programa semanal en Facebook Live Pregúntanos. Cada semana tratamos un tema de actualidad en el mundo de las finanzas y las pequeñas empresas, y te ofrecemos recursos y herramientas con los que puedes hacer crecer tu negocio. Además, ¡respondemos en directo a todas tus preguntas! Suscríbete para no perderte ni un solo episodio.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?