Por: rkapur
Leelo en 10 minutos

Cómo convertir tus ganancias en efectivo para tu empresa

1 0
0
Blog_Banner_1

Muchos propietarios de pequeñas empresas piensan que las altas ganancias se traducen en una mayor cantidad de efectivo a su disposición. Sin embargo, esto no siempre es cierto. Aunque tu empresa esté reportando grandes ganancias, puedes quedarte corto de efectivo.

¿Cómo puede ser? ¿No deberían aumentar tus ganancias y tu saldo de efectivo simultáneamente?

Desafortunadamente, no funciona así. Los ingresos netos o ganancias netas no necesariamente significan más efectivo. Veamos por qué.

¿Cómo puede ser rentable tu negocio, pero ser “pobre” en efectivo?

Un ejemplo sencillo ilustrará este punto. Digamos que tu compañía recibe un pedido de $10,000. Tú proporcionas la mercancía o el producto y envías tu factura al cliente. Sin embargo, la venta es a crédito y el cliente pagará en 60 días. Supongamos que tu margen de ganancias es del 30%. Por lo tanto, has aumentado tu ingresos netos en $3,000 (30% de $10,000), pero al mismo tiempo, has gastado $10,000 de tu saldo de efectivo

En otras palabras, tu ingresos netos han aumentado, pero tu saldo de efectivo ha disminuido.

Aquí tienes otro ejemplo que muestra por qué no debes equiparar las ganancias netas con la disponibilidad de efectivo. Digamos que tu negocio tiene la oportunidad de comprar inventario a un precio con descuento. Pero el proveedor insiste en que pagues en efectivo por adelantado. Si decides seguir adelante con la transacción, tu saldo de efectivo disminuirá cuando realices el pago. Así, no hay un efecto inmediato en las ganancias de tu empresa.

Resumamos estos dos ejemplos:

Transacción Impacto en el balance de efectivo Impacto en los ingresos netos
Venta a crédito No hay impacto Los ingresos netos aumentan
Compra de inventario hecha en efectivo El balance de efectivo disminuye No hay impacto

¿Qué puede hacer tu pequeña empresa para aumentar su saldo de efectivo? Una de las precauciones que puedes tomar es reducir las ventas a los clientes a los que tienes que ofrecer plazos de pago largos. Sin embargo, si en tu empresa vendes a crédito, debes aprender cómo administrar tus cuentas por cobrar de manera efectiva.

Puedes obtener más información acerca de las diferencias entre estos dos conceptos –efectivo y ganancias- leyendo Flujo de efectivo y Ganancias: ¿en qué se diferencian?. Esto también te ayudará a aprender cómo puedes mejorar el saldo de efectivo de tu empresa.

Comprende tu estado de ingresos, el estado de flujo de efectivo y el balance general

Para administrar tu saldo de efectivo de manera correcta, también es importante que te familiarices con los tres estados financieros principales que cualquier empresa debe utilizar.

¿Sabes cómo funciona tu sistema de contabilidad? Si bien no es necesario ser un experto, puedes beneficiarte enormemente si conoces las reglas básicas y los principios de contabilidad. El primer paso que debes tomar es comprender cada uno de los siguientes estados financieros:

Declaración de ingresos: La declaración de ingresos te informa sobre  tus ingresos hechos a través de ventas, los costos de tu empresa y tus ingresos netos. Se prepara para un período específico. Es decir, el estado de ingresos puede referirse a un mes, un trimestre, seis meses o un año completo.

Recuerda que el estado de ingresos calcula tus ganancias, pero no te proporciona información sobre  el estado de tu efectivo.

Balance: Si bien el estado de ingresos proporciona detalles sobre el desempeño de tu empresa durante un período específico, el balance refleja la situación financiera en una fecha determinada. Proporciona una «fotografía instantánea» de tus activos, pasivos y patrimonio en la fecha del balance general.

Esta es la fórmula del balance: Activos = Pasivos + Patrimonio de los accionistas.

La cantidad de efectivo reflejada en tu balance general en «Activos» es la misma suma que encontrarás al final de tu estado de flujo de efectivo.

Estado de flujo de efectivo: El estado de flujo de efectivo es un documento contable crucial. Te muestra la relación entre tus ingresos netos y tu saldo de efectivo.

Estudia cuidadosamente cada elemento que aparece en el estado de flujo de efectivo. Un examen de este documento revelará por qué tu saldo de efectivo está aumentando o disminuyendo. El estado de flujo de efectivo se realiza para un período específico. Te informa del saldo de efectivo al comienzo del período que se examina y también al final. Las diversas entradas en el estado de cuenta proporcionan detalles para cada actividad que afecta al saldo de efectivo de tu empresa.

¿Por qué deberías estudiar el estado de ingresos de tu empresa, el balance y, especialmente, tu estado de flujo de efectivo? La información que estos documentos pueden proporcionarte te ayudarán a buscar formas de convertir tus ingresos netos en efectivo.

Comprende el índice de conversión de efectivo

Además de los tres principales estados financieros, también debes familiarizarte con el índice de conversión de efectivo. ¿Cuál es el flujo de efectivo que genera tu empresa en comparación con tus ingresos netos? Tu índice de conversión de efectivo te informará sobre este punto.

Índice de conversión de efectivo = Flujos de efectivo % Beneficios netos

 Usa las cifras de tu último conjunto de estados financieros para calcular tu índice de conversión de efectivo. Un resultado mayor que 1 es generalmente una buena señal. Sin embargo, si tu índice de conversión de efectivo es inferior a 1, indica que podrías tener problemas de liquidez.

También es buena idea monitorear la proporción cada mes o trimestre. ¿Está tu índice de conversión de efectivo aumentando o disminuyendo?

A continuación verás cómo puedes mantener tu índice de conversión de efectivo en un nivel óptimo:

5 Maneras de convertir tus ganancias en efectivo

Sigue estos pasos para mejorar tu saldo de efectivo:

  1. Administra tus cuentas por cobrar de manera más eficiente. ¿Tu empresa tiene una política de crédito? ¿Se sigue? ¿Se cumplen los pagos a tiempo? Es aconsejable no otorgar crédito adicional a un cliente que se haya retrasado es sus pagos. La gestión correcta de tus cuentas por cobrar te ayudará a mejorar la liquidez de tu empresa.
  2. Incrementa tus ventas en efectivo. Intenta restringir las ventas a crédito. Una venta que te ofrezca efectivo inmediato aumentará tus ganancias y tu saldo de efectivo. Ofrece un descuento si eso ayuda a que los clientes te paguen en efectivo. La mayoría de las pequeñas empresas pueden aumentar sus ingresos y, en consecuencia, sus beneficios, enfocándose en sus actividades de marketing y en aumentar las ventas por medio de técnicas como el upselling.
  3. Considera contratar a un contable. Recibe ayuda profesional para gestionar tus libros de contabilidad. La ayuda de un contable pueden ser de gran valor para administrar el flujo de efectivo de tu empresa. ¿Qué sucede si no puedes pagar a un contable a tiempo completo o el volumen de trabajo  de contabilidad no es suficiente para mantener a un empleado ocupado todo el día? Considera contratar un contable a media jornada, o solo ocasionalmente.
  4. Aumenta tu conocimiento de contabilidad. Muchos dueños de pequeñas empresas delegan todo el trabajo relacionado con sus finanzas a sus contables. Esto es un error. Debes estar familiarizado con las cuentas de tu empresa y tus flujos de efectivo. Esto te ayudará a comprender las implicaciones financieras que tienen tus decisiones comerciales. También puedes mejorar tu rentabilidad y tu capacidad de gestión de efectivo.
  5. Vende los activos innecesarios. ¿Tiene tu empresa algún activo no productivo? Es posible que hayas comprado maquinaria para cumplir con un pedido que recibiste hace años y sabes que nunca volverás a usar ese equipo. En lugar de dejar que se deteriore, considera venderlo para generar algo de dinero extra.

Últimas palabras

A pesar de esforzarte al máximo para mantener un saldo de efectivo adecuado, puedes encontrarte con escasez de dinero. ¿Cómo vas a cumplir con todos tus compromisos de pago?

Considera solicitar un préstamo comercial para mejorar tu flujo de efectivo. Pero elige bien a tu prestamista. Las altas tasas de interés o incluso un préstamo demasiado grande pueden causar tensión en tu negocio. Camino Financial ofrece una amplia gama de opciones de préstamos comerciales para satisfacer tus necesidades específicas. Nuestros especialistas en préstamos comprenderán tus requisitos y te sugerirán la mejor solución para minimizar tu endeudamiento mientras brinda a tu empresa la liquidez que necesita. Simplemente completa esta solicitud en línea para pedir una cotización de préstamo. Puede ser el primer paso para maximizar el flujo de efectivo de tu empresa y hacer crecer tu negocio.

 

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS