Maja Mirosavljevic
Por: mmirosavljevic
Leelo en 11 minutos

Cómo comenzar o gestionar un negocio en casa

0 0
0

¿Te interesa saber cómo gestionar o cómo comenzar un negocio en casa? ¿Te tienta la flexibilidad y la libertad que podría brindarte un negocio en casa? ¿Quieres lograr un mejor equilibrio entre trabajo y vida personal y pasar más tiempo en familia, mientras tienes un trabajo gratificante?

Si tu respuesta es sí, lee este artículo para descubrir dónde se encuentran las mejores oportunidades para tener un negocio en casa. Además aprenderás qué necesitas para comenzar y recibirás consejos útiles que te ayudarán a tener un negocio exitoso en casa sin sacrificar tu vida personal.

 

Ideas divertidas para un negocio en casa

¿Necesitas algo de inspiración? A continuación encontrarás una lista de algunas de las mejores ideas para montar rápidamente y comenzar un negocio en casa. Para que te sea más fácil encontrar la industria que mejor se adapta a tus habilidades y tu experiencia, hemos hecho una lista diversa que abarca varias industrias. La mayoría de estas industrias no requieren mucho capital para comenzar, o involucran tareas que se pueden gestionar desde una computadora.

  • Diseñador web o consultor de sitios web
  • Diseñador gráfico
  • Redactor profesional de blogs
  • Servicios de redacción / traducción
  • Consultoría empresarial
  • Fotógrafo
  • Diseñador de interiores o decorador
  • Tutor
  • Personalidad de Youtube
  • Proveedor de cuidado de niños en el hogar
  • Cuidador de mascotas y “paseador” de perros
  • Entrenador personal
  • Estilista personal
  • Arte y artesanía
  • Negocio de costura y arreglo de prendas
  • Pastelero / Servicios de catering / Chef personal
  • Planificador de fiestas / Coordinador de bodas / Asesor de novias
  • Planificador de viajes
  • Fabricante de cestas de regalo

 

¿Qué necesitas para comenzar tu negocio en casa?

Ahora que tienes algunas ideas para tu posible negocio en casa, el siguiente paso es descubrir qué herramientas y equipamiento necesitas. Obviamente, varían mucho dependiendo del negocio en casa que hayas elegido. Pero en la mayoría de los casos no necesitas materiales o artilugios costosos.

Una estación de trabajo adecuada

Primero, necesitas un lugar donde empezar y hacer que la magia suceda: tu propio lugar de trabajo. Si tu negocio en casa se basa en el trabajo hecho desde la computadora o involucra cualquier tarea llevada a cabo en un escritorio, un rincón especial, cómodo (¡y silencioso!) donde poner tu escritorio y tu computadora será suficiente.

Si hay muchas distracciones en tu hogar y es difícil concentrarse, quizá te convenga buscar un espacio comercial compartido. De esta manera, conocerás a otros empresarios como tú, y ¿quién sabe qué oportunidades pueden surgir?

Lo mismo aplica para aquellos negocios que requieren un espacio más grande para recibir clientes o para guardar herramientas, materiales y equipos de mayor tamaño. Esto nos lleva al segundo elemento:

Herramientas, equipamientos y materiales

Necesitarás una computadora, un portátil y una conexión a Internet estable. Para la mayoría de los negocios en casa, esto debería ser suficiente. Pero algunos de los negocios en casa que hemos enumerado anteriormente requieren herramientas y equipos especializados.

Si ese es tu caso, te recomendamos buscar equipamientos usados y de segunda mano en  en listados como Craiglist o en tiendas locales especializadas. ¡No necesitas gastar una fortuna! Imaginemos que eres un estilista que trabaja desde casa, un pastelero que hornea en casa o un proveedor de cuidado infantil en el hogar. Para las empresas hogareñas como esas, no necesitas comprar lo que necesitas totalmente nuevo, ni que se trate de lo más innovador y sofisticado. A medida que crezca tu negocio en casa, puede pensar en hacer una mayor inversión en materiales más nuevos y mejores.

Una vez que te hayas encargado del aspecto físico de tu negocio en casa, es hora de hacer lo mismo con tu presencia en línea: ¡muestra al mundo en línea que tu negocio es increíble!

Un sitio web

Has acertado: necesitas un sitio web. Pero ¿es realmente necesario? ¡Sí lo es! Si quieres causar una impresión profesional y contar con una forma de promocionar tu negocio y atraer más clientes, un sitio web es la mejor manera de hacerlo. Construir tu sitio web no es precisamente física cuántica, solo asegúrate de seguir estas pautas:

  • Primero, debes ponerle un nombre a tu sitio web, que se verá así: www.nameofmybusiness.com. Esto se llama dominio. Imagínalo como el “apartamento” en que vivirá tu contenido virtual. Para crear y poseer tu dominio único, visita GoDaddy o Namecheap para registrarlo.  
  • Después debes comprar el “hosting” u hospedaje. Imagínalo como pagar el alquiler al propietario de Internet. Algunas de las mejores plataformas para hacer esto son HostGator o Bluehost.
  • El último paso es “decorar”, figuradamente hablando, tu apartamento en línea. Para esto puedes usar una plataforma gratuita como WordPress, o una de pago, y agregar los elementos necesarios, como texto e imágenes.

Si no tienes tiempo para diseñar un sitio web o te sientes inseguro de tus habilidades como diseñador web, puedes dejar la tarea a alguien con más experiencia: piensa en contratar  a profesionales. De nuevo, no necesitas hacer una gran inversión si encuentras a las personas adecuadas. Además, debes pensar en ello como una inversión que dará sus frutos a largo plazo.

Además de un sitio web, hoy en día las redes sociales son un componente clave para el éxito de tu negocio en casa. Aprende aquí cómo usar Facebook para tu pequeña empresa, y aquí cómo usar Instagram.

Aplicaciones móviles u oficina virtual

Otra herramienta imprescindible para tu negocio en casa son las aplicaciones móviles. Son como pequeños programas que siempre están a nuestro alcance, lo que es especialmente útil para los empresarios ocupados o que no pasan mucho tiempo en una oficina física.

¿Organizas tu negocio con Trello? ¿Almacenas todos sus documentos importantes en Google Drive? ¿Usas Wave para administrar tus finanzas? Si no es así, ¡deberías hacerlo!

Una red de personas confiables e influyentes

Un elemento clave para todo negocio en casa es una sólida red de personas que te sirvan de apoyo, independientemente de tu presupuesto y de la industria en la que te encuentres. Asegúrate de contar con un buen número de posibles socios o aliados, clientes en potencia y proveedores, incluso antes de comenzar tu negocio en casa. Cuando comienzas o estás gestionando un negocio en casa, este grupo de personas son una auténtica red de seguridad. Las personas adecuadas harán que tu negocio no solo sobreviva, sino que también prospere.

 

¿Cuáles son las mejores prácticas para administrar un negocio en casa?

  • Define tu ética de trabajo: crea tus propias reglas y establece algunas pautas. Por ejemplo, ¿cuál será tus horario de trabajo? ¿Cuánto vas a cobrar por tus servicios o productos?
  • Respeta tu propio horario. Esto es crucial: de lo contrario, te estresarás, te distraerás continuamente y retrasarás tus tareas. Como tú serás el jefe, tendrás la tentación de abandonar tu puesto de trabajo cuando quieras, y si estás en casa, tendrás la tentación de hablar con tu familia durante su horario de trabajo. Simplemente no lo hagas Para ayudarte a respetar tu horario de trabajo, puedes usar un temporizador o descargar una aplicación para medir el tiempo. O simplemente comienza por leer aquí algunos útiles consejos para gestionar tu tiempo como dueño de un negocio.
  • No te olvides de la interacción social. Dependiendo del tipo de negocio en casa que tengas, si tú eres el único empleado, es posible que te sientas solo. De vez en cuando intenta trabajar desde una cafetería o en un área de trabajo. Otra forma excelente de conocer gente nueva es unirte a comunidades o grupos en línea.
  • ¡Sé paciente! Como con cualquier trabajo, también un negocio en casa puede tener altibajos. Los comienzos son especialmente difíciles. Por eso debes asegurarte de que tienes un buen plan y una red sólida de personas de apoyo antes de decidirte a montar tu negocio en casa.
  • Establece metas realistas y no las pierda de vista. Tus objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y contar con una fecha límite. Cuando te impulsa la razón por el que comenzaste un negocio en casa, estarás motivado para dar siempre lo mejor de ti mismo.
  • Haz lo que realmente amas. Ya sabes lo que dicen: cuando realmente te gusta lo que haces, no trabajas ni un solo día en tu vida. Un negocio en casa es la oportunidad perfecta para seguir ese lema y llevar tu pasión más lejos.

Para resumir…

Dirigir un negocio en casa tiene muchas ventajas. Puedes contar con mucha flexibilidad: tú estás a cargo de tu horario, de tus clientes y de tu espacio de trabajo, por lo que puedes crear la profesión ideal y que más te convenga. Además, tienes más tiempo para tu familia, amigos y, lo que es más importante, para ti mismo.

Por otro lado, esto puede ser un cuchillo de doble filo. Como todo depende de ti, probablemente tendrás que trabajar mucho y que hacer malabarismos con las finanzas, la administración de clientes, el marketing y otros elementos esenciales de tu negocio. Y habrá momentos difíciles, especialmente al principio.

Sin embargo, ten en cuenta siempre la razón por la que quisiste comenzar tu negocio en casa: esto te dará la fortaleza necesaria para superar todos los desafíos y tener un negocio exitoso.

¿Quieres recibir más ideas y consejos para tu negocio, estar al tanto de las últimas tendencias y mantenerte informado sobre lo mejor en tecnología y soluciones para empresas? ¡Suscríbete a nuestro programa en Facebook Live Pregúntanos! Cada semana responderemos en vivo y en directo a tus preguntas, y recibirás valiosas lecciones sobre todo lo que necesitas saber en negocios y finanzas.

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?