Flechas hacia arriba y monedas en un pequeño negocio
Camino Financial
Por: camino-financial
Leelo en 12 minutos

Cómo combatir la inflación de forma resiliente en pequeñas empresas

Es importante saber cómo combatir la inflación en las pequeñas empresas para responder adecuadamente en estos tiempos.

En la actualidad, la inflación está alcanzando niveles récord, los peores observados desde 1982.

Esta puede ser una situación particularmente difícil para las pequeñas empresas que enfrentan múltiples retos posteriores a la pandemia, entre ellos la escasez de mano de obra y los problemas relacionados con la cadena de suministros.

La inflación puede tener un costo financiero y mental significativo para los empresarios, pero es importante saber que hay cosas que puedes hacer para superarla.

El presente artículo te mostrará cómo tu negocio debe responder a una inflación alta.

¿Qué es la inflación?

La inflación ocurre cuando el dinero pierde su poder adquisitivo. Esencialmente, el dólar que utilizase hace unos años no vale tanto hoy como antes.

La inflación no goza de una buena reputación. Todo el mundo, desde los inversionistas hasta los encargados de formular políticas y el consumidor promedio tiende a sufrir.

Los elementos esenciales cotidianos, desde la gasolina hasta los comestibles y los automóviles, se encarecen o incluso aumentan al mismo tiempo.

Cuando se trata de tendencias económicas más amplias, la inflación presenta beneficios. Sin embargo, afecta principalmente a las pequeñas empresas donde más les hace daño.

Conoce más acerca de las causas de la inflación

¿Cuáles son las ventajas de la inflación?

Entre algunas de las ventajas que ofrece este tipo de situaciones están.

  • El aumento del nivel de precios estimula la producción y amplía el empleo.
  • Desanima a mantener el dinero ocioso y fomenta su uso para las transacciones.
  • Restablece el poder adquisitivo del dinero a lo largo del tiempo.
  • Conduce a la acumulación de capital debido al aumento de los beneficios en las empresas.

Tasas de interés e inflación

Las tasas de interés se refieren al costo que conlleva pedir dinero prestado. Por otro lado, son la compensación por el servicio prestado y el riesgo de prestar dinero a tal o cual persona.

Ambos lados son esenciales para mantener la economía en marcha, dado que permiten que las personas pidan prestado y gasten dinero.

Estas tasas también sufren cambios constantes según el panorama económico y el tipo de préstamo en cuestión.

Las tasas de interés altas generalmente ocurren durante períodos inflacionarios, dado que los prestamistas deben compensar el menor poder adquisitivo que pagarán en el futuro por los préstamos que hacen.

¿Qué es la tasa de inflación?

La tasa de inflación es el porcentaje de aumento de los precios de los bienes y servicios en una economía durante un periodo de tiempo. Suele calcularse a lo largo de un año.

Esta tasa se determina observando la variación de los precios de una “cesta” de bienes y servicios. De esta manera, suele incluir elementos como la alimentación, el transporte, la vivienda, la sanidad y la educación.

Medidas para combatir la inflación en pequeñas empresas resilientes

Sin importar cuán desafiante sea un proceso de inflación, lo cierto es que siempre hay empresas resilientes que responden de la mejor forma.

A continuación, se presentan varias ideas que puedes aplicar en tu pequeña empresa sobre cómo combatir la inflación y el incremento de los costos.

Reducir el desperdicio

Una de las maneras principales en que sufren las pequeñas empresas son las interrupciones en la cadena de suministro y al hecho de que están aumentando los precios de elementos como materias primas y servicios.

Busca dónde puedes reducir gastos innecesarios en tu negocio. Pregúntate si algún material puedes comprarlo más tarde o adelante. Al reducir el desperdicio, puedes ayudar a que tu flujo de efectivo se mantenga a flote y te permita ahorrar dinero.

Reenfócate en la rentabilidad

Centrarte en tu rentabilidad es crucial cuando enfrentas un aumento de precios por la inflación.

Por ejemplo, si estás gastando más en materias primas y no estás aumentando tus precios, tus márgenes de utilidad se reducen.

Busca cambios estratégicos para incrementar tu rentabilidad. Esto podría significar, por ejemplo, comprar a granel para bajar el precio por unidad. También podría implicar deshacerte de los productos de bajo rendimiento de tu negocio.

Utiliza financiamiento para administrar el flujo de efectivo

Para ayudar a las pequeñas empresas a sobrevivir a las presiones inflacionarias se dispone de varias opciones de financiación flexibles.

Para ayudar con el flujo de efectivo puedes contemplar la posibilidad de obtener soluciones como una línea de crédito comercial o un anticipo de efectivo comercial (“Merchant cash advance”). Otra opción son los TIPS (Bonos del Tesoro Protegidos contra la Inflación).

No es necesario pensar que la financiación que elijas la puedes pagar inmediatamente, sino asegurarse de tener seguros los gastos y costos hasta los que puedes llegar sin problemas a futuro.

Reformula las estrategias de precios y marketing

En lugar de subir los precios, piensa en concentrarte en lograr beneficios de un producto o servicio específico llamativos para los clientes. Lo normal es asegurarte de prestar atención a los cambios de la competencia para mantenerte en línea con el mercado.

Si te gusta o lo prefieres puedes buscar enfoques de marketing nuevos y creativos para reducir costos innecesarios. Estos pueden incluir ventas cruzadas a clientes, y descuentos y promociones especiales para empresarios.

Asegura acuerdos a largo plazo

En relación con distribuidores y proveedores trata de establecer acuerdos a largo plazo. Puedes negociar las tarifas ofreciendo pagar más por adelantado o acortando tu respectiva ventana.

Esto también se aplica a tus instalaciones físicas. Trata de hablar con tu arrendador sobre un contrato de arrendamiento a más largo plazo con incrementos fijos acordados.

Esto te permitirá un mejor control sobre tus gastos en los próximos años sin que ocurran sorpresas desagradables en momentos inoportunos.

Piensa en la posibilidad de retrasar la expansión del negocio

En épocas de incertidumbre económica, sería conveniente retrasar cualquier inversión significativa de tu empresa. Sin embargo, la inversión también podría resultar oportuna cuando la economía está débil.

Lo que podría funcionar mejor para una empresa podría ser completamente diferente para otra. Piensa bien cuál es la mejor opción para ti.

Consulta a un asesor financiero

No hace falta que tomes ninguna de estas decisiones por ti mismo. Busca un asesor financiero experimentado que te guíe a través de este desafiante período.

Este experto te puede ayudar a identificar las mejores estrategias que funcionen para tus objetivos empresariales, tu tolerancia al riesgo y tu situación financiera.

Aprende otras formas de manejar tu negocio

¿Cómo afecta la inflación a las empresas?

En estos últimos años, muchos pequeños empresarios, independientemente del sector en el que se desempeñen, han sufrido las consecuencias de la inflación en sus negocios.

Éstos incluyen el incremento en el nivel general de precios de la energía eléctrica, el gas, los alimentos, los alquileres, los productos de papel, los envíos, el transporte y el mantenimiento.

Esto ha hecho que la administración de una empresa sea más difícil que nunca. Los proveedores suben los precios, los empleados piden salarios más altos y los clientes gastan menos. Es decir, la inflación afecta seriamente tu flujo de efectivo entrante.

¿Qué es la resiliencia empresarial?

La resiliencia de las empresas se refiere a la capacidad que tiene una organización de adaptarse rápidamente a las perturbaciones económicas (tales como la inflación). Así como mantener las operaciones empresariales a la vez que protege a las personas y los activos.

La planificación de la resiliencia de las empresas es crucial para recuperarse de acontecimientos tales como desastres naturales, desafíos laborales, ataques cibernéticos o recesiones económicas.

Es esencial, pues, construir un plan de resiliencia de la empresa que incluya elementos tales como:

  • Análisis de impacto comercial
  • Gestión de riesgos
  • Plan de comunicaciones de emergencia
  • Evaluación de riesgos
  • Ejercicios de prueba y ejecución
  • Plan de gestión de emergencias
  • Plan de respuesta a incidentes

Son varios los factores que hacen que una empresa sea resiliente, entre ellos:

  • Actitud positiva hacia el cambio
  • Mente abierta a las nuevas tecnologías
  • Planificación futura activa que se pueda adaptar rápidamente
  • Monitoreo continuo de tendencias recientes
  • Adaptabilidad para reaccionar ante nuevos desafíos

Consejos adicionales para hacer que tu pequeña empresa sea resiliente

Crear una empresa resiliente e independiente te puede ayudar sobre cómo combatir la inflación, sobrevivir otras futuras emergencias y vencer a tus competidores.

A continuación, te presentamos siete consejos rápidos que puedes seguir para hacer que tu negocio sea más resiliente:

  1. Planifica tu respuesta a posibles problemas
  2. Asigna a un líder de gestión de riesgos
  3. Diversifica tu flujo de efectivo
  4. Mejora la visibilidad de tu inventario
  5. Aprende a acceder a alivios económicos
  6. Haz una copia de seguridad de todos los archivos y documentos importantes
  7. Invierte en ciberseguridad

Las pequeñas empresas resilientes responden a la inflación por medio del crecimiento

La inflación puede ser una experiencia que tal vez sea dolorosa tanto para los consumidores como para las empresas, pero siempre hay pasos y estrategias que puedes utilizar para protegerte a ti mismo y a tu empresa.

En última instancia, tu negocio saldrá adelante más fortalecido que nunca.

Conoce opciones de financiamiento para pequeñas empresas

Preguntas frecuentes sobre cómo combatir la inflación

¿Es buena o mala la inflación?

La inflación no es técnicamente mala. De hecho, el gobierno quiere que haya alrededor de 2% a 3% de inflación anual, que se puede traducir en una economía sana. Sin embargo, demasiada inflación puede parecer algo terrible a los consumidores y las empresas.

¿Cuál es la causa de la inflación?

La inflación está causada por diversos factores, pero el más común es el aumento de la oferta monetaria.

Cuando la oferta monetaria aumenta más rápido que la cantidad de bienes y servicios disponibles, los precios subirán porque la gente compite por unos recursos limitados.

Otras causas de la inflación pueden ser las catástrofes naturales, la regulación gubernamental y la guerra.

¿Qué se puede hacer para reducir la inflación?

Hay algunas cosas que se pueden hacer para reducir la inflación como

  • Regular la oferta monetaria
  • Controlar la cantidad de importaciones y exportaciones
  • Manipular los tipos de interés
  • Reducir el gasto público

¿Quién controla la inflación en Estados Unidos?

La Reserva Federal (FED) trata de controlar la inflación incidiendo en las tasas de interés.

Cuando la inflación es alta, la Reserva Federal eleva las tasas de interés con el fin de desacelerar la economía y reducir la inflación. Y también reduce las tasas de interés cuando la inflación es demasiado baja con el fin de estimular la economía.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS