Jordan Schneir
Por: jordan_shneir
Leelo en 9 minutos

Cómo calcular los activos totales de tu empresa

0 0
0
Blog_Banner_1

Saber cómo calcular los activos totales disponibles de un negocio es vital para todo dueño de una pequeña empresa. Tus activos agregan valor a tu negocio y, sin ellos, este no podría sobrevivir. Todo, desde tu local hasta los materiales de oficina, como bolígrafos y papel, te ayuda a administrar tu negocio y contribuye a la generación de ingresos.

Hay muchas razones por las que quizá desees calcular tus activos totales. Por ejemplo, si vas a solicitar un préstamo comercial, es posible que tu prestamista quiera saber el valor total de los activos en tu balance general.

Cuando dirigía mi pequeño negocio como escritor independiente, consultaba constantemente mis libros de contabilidad. Quería saber cuánto efectivo tenía a la mano y si había ahorrado lo suficiente para comprar nuevas computadoras portátiles, así como para pagar mis impuestos.

Al determinar el valor total de tus activos, sabrás cuánto dinero puede recaudar tu negocio mediante la venta de activos si las cosas se ponen difíciles.

Afortunadamente, aprender a calcular tus activos totales disponibles no es demasiado difícil. Echemos un vistazo a qué son los activos, cómo registrarlos adecuadamente y cómo calcular su valor.

¿Qué son los activos? ¿Qué son los activos totales disponibles?

Tus activos son un componente esencial de las finanzas de tu negocio, pero ¿qué son exactamente los activos?

Básicamente, los activos son todo lo que posees que agrega valor a tu empresa. Algunos activos son tangibles, como un edificio de oficinas o el equipo comercial, mientras que algunos activos son intangibles, como las cuentas por cobrar o las inversiones que hayas hecho.

Hacer un seguimiento de tus activos y calcularlos debidamente es importante, ya que te ayuda a obtener una visión completa del bienestar financiero de tu empresa. Te servirá para determinar cuánto vale realmente tu negocio.

Por ejemplo, si calcularas tu patrimonio neto personal, tendrías en cuenta tus activos personales, como tu casa o tu automóvil. Se trata de cosas que podrías vender para ganar dinero si fuera necesario.

Del mismo modo, para poder determinar el valor total de tu negocio, deberás contabilizar todos tus activos, desde tu local hasta las computadoras que tengas en la oficina.

Esta información puede serte muy útil cuando solicites un préstamo, contrates una póliza de seguro o (esperemos que no sea el caso) si tienes que liquidar tu negocio debido a la quiebra.

¿Qué tipos de activos hay?

Los activos pueden caer en una variedad de categorías dependiendo de tu método preferido para darles seguimiento.

Estas son laas categorías de activos más comunes:

  • Efectivo: Incluye tanto pequeñas cantidades de efectivo que tengas a mano, así como todo el efectivo en la cuenta bancaria de tu empresa.
  • Cuentas por cobrar: Se trata de las facturas que aún no te han pagado, y que puedes llegar a vender para obtener financiamiento.
  • Activos líquidos: Se trata de cualquier elemento que pueda venderse rápidamente en efectivo, como acciones.
  • Activos fijos: Son los activos que tardan más en venderse en efectivo, como bienes inmuebles y equipos de oficina.
  • Activos intangibles: Son los activos no físicos, como acciones, bonos, regalías, etc.
  • Activos tangibles: Son todos tus activos físicos, como suministros, equipos, vehículos y artículos similares.

La clasificación de tus activos en función de estas cualidades hará que te sea más fácil darles seguimiento. Básicamente, debes incluir en tu inventario de activos.cualquier cosa que pueda convertirse en efectivo.

¿Cómo se registran los activos en tu hoja de balance general?

Por lo general, te será útil dividir tus activos en dos categorías principales: activos actuales y a largo plazo.

Los activos actuales son aquellos que pueden usarse o venderse en el periodo de un año. Suelen ser tus activos líquidos. Por ejemplo, el efectivo y las cuentas por cobrar normalmente contarían como activos actuales.

Todo lo demás cuenta como un activo a largo plazo. Si eres el dueño de tu edificio de oficinas, este es un activo a largo plazo. Los vehículos y equipos también se incluirían en esta categoría.

Una vez que dividas tus activos en activos actuales y a largo plazo, debes registrarlos en una hoja de balance basada en la liquidez, o según lo fácil que sería vender esos activos.

Para los activos actualess, el efectivo generalmente se encuentra en la parte superior de tu hoja de balance general, seguido de las cuentas por cobrar, las inversiones a corto plazo, el inventario, etc.

Para los activos a largo plazo, tu edificio de oficinas podría estar en la parte superior de la hoja  balance general, seguido de otros activos tangibles, y luego activos intangibles o fijos.

¿Cómo se calculan los activos totales disponibles?

Una vez que comprendas qué son los activos y cómo clasificarlos, calcular el total de activos disponibles no es demasiado difícil. Es como recoger y contar todos los juguetes de tus hijos.

Ciertos activos, como el efectivo y las cuentas por cobrar, tendrán valores claros. Sin embargo, puede que no sea tan fácil calcular el valor de otros activos tangibles, como los automóviles de la empresa o los bienes raíces.

Para estos artículos, puedes usar el precio de compra si compraste dicho activo recientemente. Si no es así, puedes pedirle a un profesional que evalúe tu propiedad por un valor más preciso.

Suponiendo que ya has registrado todos tus activos, todo lo que tienes que hacer ahora es mirar el valor de cada activo en tu hoja de balance y sumarlos todos. ¡Así de fácil!

Una vez que hayas terminado, tendrás una comprensión clara de qué activos posees y cuánto valor agregan a tu negocio.

Por qué es importante calcular tus activos totales disponibles

¿Por qué es importante calcular tus activos totales disponibles? ¿Por qué molestarse en hacer el esfuerzo?

Además de la importancia de comprender el estado financiero de tu empresa, hay una serie de situaciones en las que puede ser necesario conocer los activos totales de los que dispones:

Además, conocer el valor total de tus activos te servirá para saber de cuánto efectivo dispone realmente tu empresa. Por lo tanto, si tienes problemas de flujo de efectivo, puedes ver si deberías vender alguno de tus activos o no para generar algo de flujo de efectivo adicional para tu negocio.

También, si ya estás haciendo planes para tu jubilación, puede que estés pensando en vender tu negocio. En este caso, sumar el valor de tus activos y restar tus pasivos es una forma estándar de determinar el valor de tu empresa antes de venderla.

En última instancia, aprender a calcular tus activos totales disponibles te ayudará a estar preparado para una variedad de situaciones que podrías afrontar como dueño de un negocio.

Últimas palabras

Es importante realizar un seguimiento de todos los activos de tu empresa, desde el saldo de la cuenta bancaria de tu negocio hasta el equipo de tu oficina. Saber cómo calcular el total de tus activos disponibles es una excelente manera de estar al tanto de las finanzas de tu negocio y de prepararse para el futuro.

Siguiendo los consejos que te acabamos de ofrecer, aprenderás a registrar y calcular tus activos de forma rápida y sencilla.

¿Quieres obtener más información sobre cómo alcanzar el éxito de tu pequeña empresa?

Suscríbete a nuestra newsletter semanal: en Camino Financial ayudamos a los dueños de pequeñas empresas como tú a mejorar su rendimiento financiero, proporcionándoles recursos, consejos y materiales gratuitos.

  Lectura adicional: ¿Qué es una declaración de ingresos?  

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS