Jordan Schneir
Por: jordan_shneir
Leelo en 8 minutos

Cómo calcular el índice de cuentas por cobrar de tu empresa

La contabilidad de cualquier pequeña empresa implica una cantidad de términos y fórmulas diferentes que pueden ayudarte a tener tus finanzas bajo control. Uno de estos términos es el índice de cuentas por cobrar. Conocerlo es fundamental si extiendes crédito a tus clientes, es decir, si no te pagan inmediatamente después de que hayan contratado uno de tus servicios o te hayan comprado un producto.

La industria de la construcción es un claro ejemplo: los contratistas no reciben los pagos por completo hasta que han finalizado un proyecto.

Esencialmente, el índice de cuentas por cobrar es una proporción que mide la eficiencia de tu empresa a la hora de emitir crédito a los clientes y cobrar deudas.

Esto puede sonar complejo. Pero, una vez que desglosas este concepto, el índice de cuentas por cobrar es bastante fácil de calcular y comprender. Piensa que hacerlo te ayudará a administrar de manera más efectiva el flujo de caja y las finanzas de tu empresa.

Pregúntate: ¿Tus clientes no te pagan hasta que han recibido tu producto o servicio, o incluso más tarde? ¿Extiendes crédito a tus clientes y eso está afectando al flujo de caja de tu negocio?

¿Qué es el índice de cuentas por cobrar?

En pocas palabras, el índice de cuentas por cobrar se refiere a la frecuencia con la que tu empresa recauda sus cuentas por cobrar durante todo el año.

Este índice se suele calcular anualmente y es un indicador de lo eficiente que es tu negocio para cobrar las deudas que te deben los clientes a los que extiendes crédito.

Además, este índice o cifra te informa de la frecuencia con la que tu empresa convierte sus cuentas por cobrar en efectivo durante un año.

Índice de cuentas por cobrar: todo lo que necesitas saber

Como acabamos de ver, el índice de cuentas por cobrar representa la eficacia de su negocio para cobrar las deudas de sus clientes.

Pero, ¿qué significa esto realmente?

Es sencillo: si tienes un índice de cuentas por cobrar alto, eso significa que tu negocio cobra sus deudas de manera rápida y eficiente, que tus clientes son responsables, y que probablemente eres muy prudente a la hora de extender crédito a tus clientes. En pocas palabras, cobras tus deudas con frecuencia y tus clientes te pagan rápidamente.

Pero por otro lado, si tu índice de cuentas por cobrar es bajo, eso significa que tu negocio no es eficiente a la hora de cobrar deudas. Seguramente, la política de crédito de tu empresa es demasiado indulgente. En ese caso, debes aumentar tu capital de trabajo cobrando lo antes posible las deudas pendientes de tus clientes.

Un índice alto generalmente equivale a un mejor flujo de caja y te permite pagar tus propias deudas a tiempo. O sea, un índice de cuentas por cobrar alto indica que un negocio es financieramente saludable.

Pero si te das cuenta de que el índice de cuentas por cobrar de tu empresa es demasiado bajo, puedes mejorarlo revisando tus prácticas de cobro y extendiendo facturas a tus clientes con mayor frecuencia.

Fórmula del índice de cuentas por cobrar

Calcular tu índice de cuentas por cobrar te resultará extremadamente útil. Una sencilla fórmula te ayudará a administrar de manera más efectiva las finanzas de tu negocio y a identificar de dónde pueden provenir los problemas de flujo de caja de tu empresa.

Además y por suerte, este cálculo es bastante fácil. Esta es la fórmula:

Índice de cuentas por cobrar = ventas a crédito totales / promedio de cuentas por cobrar

Es importante utilizar solo las ventas hechas a crédito en lugar de las ventas totales (ventas a crédito y ventas pagadas en el momento), ya que solo las primeras crean cuentas por cobrar. Las ventas en efectivo, o pagadas en el momento, se excluyen porque naturalmente no puedes volver a cobrar el dinero que ya te han pagado.

El resultado de esta fórmula es un indicador de la salud financiera de tu negocio.

Pasos para calcular el índice de cuentas por cobrar de tu empresa

Una fórmula solo es útil si sabes cómo usarla. Afortunadamente, solo tienes que seguir tres sencillos pasos.

1. Identifica tus ventas totales hechas a crédito

Primero necesitas identificar las ventas totales a crédito de tu empresa, es decir, todas las ventas realizadas a crédito en lugar de pagadas ya en efectivo.

Esta cifra se encuentra en tus estados de cuenta o en la declaración de ingresos anual de tu empresa. Debes incluir todas tus ventas a crédito, menos cualquier devolución.

2. Calcula el promedio de tus cuentas por cobrar

A continuación, debes calcular el promedio de tus cuentas por cobrar.

Las cuentas por cobrar se refieren al dinero  que te deben tus clientes. Para calcular el promedio de tus cuentas por cobrar, suma todo lo que te deben tus clientes a principio de año a lo que te deben tus clientes al final del año. Luego, divide este número entre dos.

Las cifras de tus cuentas por cobrar tanto a principio como al final del año deben estar en la hoja de balance de tu negocio.

3. Calcula tu índice de cuentas por cobrar

Una vez que sepas tus ventas de crédito netas y el promedio de tus cuentas por cobrar, puedes aplicar estos números a la fórmula que has visto en la sección anterior.

Todo lo que necesitas hacer ahora es dividir tus ventas netas a crédito entre el promedio de tus cuentas por cobrar. El número resultante te indicará que efectiva es tu pequeña empresa a la hora de cobrar las deudas de tus clientes.

Una vez que sepas tu índice de cuentas por cobrar, podrás decidir si debes cambiar la manera en que cobras a tus clientes y recibes los pagos.

Índice de cuentas por cobrar: un ejemplo

Te será más fácil ver todo esto con un ejemplo, así que echemos un vistazo a cómo se usaría la la fórmula del índice de cuentas por cobrar en el mundo real.

Supongamos que, a principio de año, tus clientes de deben $100,000. Al acabar el año te deben $225,000.

El primer paso sería calcular el promedio de tus cuentas por cobrar:

(100,000 + 225,000) / 2 = $162,500

A continuación, supongamos que las ventas totales de tu empresa hechas a crédito equivalen a $1.5 millones. Con todos estos datos ya puedes calcular el índice de cuentas por cobrar:

 1,500,000 / 162,500 = 9.23

Llegamos a la conclusión de que tu empresa tiene un índice de cuentas por cobrar de 9.23. Esto significa que tu empresa está cobrando sus cuentas por cobrar aproximadamente nueve veces al año. ¿Es esto mucho o poco? Para saberlo, compara los plazos de pago que extiendes a tus clientes con los plazos de pago promedio en tu industria.

¿Quieres saber más formas para tener el control de tus cuentas por cobrar?

Sigue leyendo: Cómo mejorar el sistema de cuentas por cobrar de tu empresa

CaminoTip: para mejorar tu índice de cuentas por cobrar, puedes requerir pagos por adelantado a tus clientes o acortar los plazos de pago.

Últimas palabras

Tener el control de tus cuentas por cobrar es extremadamente importante para la salud financiera de tu empresa.

Puedes extender crédito solo a tus mejores clientes y debes ser capaz de cobrar tus deudas rápidamente. Solo así conseguirás impulsar el flujo de efectivo de tu empresa, aumentar tu capital de trabajo y obtener fondos adicionales para que tu empresa pueda pagar sus propias deudas.

Además, mejorar tu índice de cuentas por cobrar te puede incluso ayudar a obtener un préstamo comercial: ten en cuenta que muchos prestamistas usan las cuentas por cobrar como garantía para facilitarte el préstamo.

Si bien calcular el índice de cuentas por cobrar puede parecer complicado al principio, si sigues los pasos que te hemos dado, podrás hacerlo fácilmente y usar esta cifra para mejorar el bienestar financiero de tu empresa.

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS