Kenny Salas
Por: kennysalas
Leelo en 6 minutos

¿QUÉ PUEDES HACER COMO DUEÑO DE UNA PEQUEÑA EMPRESA PARA ACCEDER A MÁS CAPITAL?

0 0
0

Acceder a capital es vital para asegurar la salud financiera y la estabilidad de cualquier negocio. Sin embargo, muchas empresas, especialmente las pequeñas, se dan cuenta de que no es fácil tener acceso a capital debido a la reticencia de los bancos a extender crédito o a prestar fondos. Pero sin este capital, muchas pequeñas empresas experimentan problemas de flujo de efectivo que impiden su expansión o incluso la supervivencia del negocio. En este artículo te explicaremos las 4 razones principales por las que las pequeñas empresas tienen dificultades a la hora de acceder a capital, y te propondremos soluciones y recursos para cada problema.

Cómo acceder a más capital: problemas y soluciones

Problema 1: Bajo puntaje de crédito

Por lo general la gente es consciente de las consecuencias negativas que tiene el contar con un bajo puntaje de crédito personal, como tener que pagar un interés más alto en varios tipos de préstamos y tarjetas de crédito. De hecho, si tienes un puntaje de crédito menor a 550 te será difícil obtener un préstamo de cualquier institución prestigiosa. De la misma manera, las pequeñas empresas con un bajo puntaje de crédito FICO SBSS lo tendrán difícil a la hora de obtener capital en forma de préstamo o línea de crédito. Los bancos usan el puntaje FICO SBSS para decidir si una empresa será capaz de realizar sus pagos a tiempo.

Solución: Primero, deberás comprender la diferencia entre crédito personal y crédito comercial. Después, céntrate en mejorar el segundo. Y si aún tienes preguntas sobre tu crédito comercial y sobre tu reporte de crédito, Experian puede ayudarte.

Problema 2: Insuficiente flujo de efectivo

Después de la caída de muchas compañías basadas en Internet entre 1999 y 2001, y de la crisis inmobiliaria entre 2007 y 2009, muchos bancos comenzaron a mostrarse cautelosos a la hora de dar préstamos a empresas que no mostraran un flujo de efectivo sólido y positivo. Antes de permitir el acceso a capital, los bancos verifican que la empresa cuenta con el suficiente flujo de efectivo para cubrir tanto los pagos mensuales del préstamo como los demás gastos propios del negocio: sueldos, costos de propiedad y de inventario, etc. Si el prestamista decide que una empresa corre riesgo de fracasar con estos pagos porque su flujo de caja no es adecuado, no otorgará el préstamo.

Solución: Comienza comprendiendo exactamente qué es el flujo de efectivo y cómo afecta a tu negocio. Para calcular tu propio flujo de caja como todo un profesional, haz clic aquí. Por último, céntrate en las estrategias que necesitas para optimizar el flujo de caja de tu pequeña empresa.

Problema 3: Los bancos no quieren arriesgarse

Mientras que las grandes compañías parecen no tener problema a la hora de acceder a capital, los bancos restringen este acceso a las pequeñas empresas y elevan sus tasas de interés. Desde la Gran Recesión, los bancos son más exigentes con sus requisitos, y restringen los préstamos dirigidos a pequeñas empresas. Como ya se vio durante la recesión, las pequeñas empresas son más sensibles a una recesión económica cíclica, así que los prestamistas, a la hora de evaluar la posibilidad de un préstamo, tienen en cuenta la probabilidad de incumplir los pagos. Algunas de consecuencias para las pequeñas empresas, entre otras, son intereses más altos y un mayor número de requisitos colaterales.

Solución: Estar listo para un préstamo bancario es un proceso largo, que comienza construyendo una relación sólida y duradera con tu prestamista. Obtén aquí los consejos que necesitas para ser el candidato ideal para un préstamo y aumentar tus posibilidades de obtenerlo. Y no te olvides de leer nuestra Guía fundamental para obtener un préstamo, donde encontrarás todos los recursos que necesitas para garantizar la aprobación del banco.

Problema 4: Costos fijos de los préstamos comerciales

Hay costos fijos asociados a cualquier préstamo o línea de crédito: tarifas de escritura, tarifas por comenzar con el proceso, tarifas de procesamiento… Como resultado de todos estos costos fijos, a los bancos u otros prestamistas les resulta más caro dar acceso a capital a pequeñas empresas. Los prestamistas obtienen muchas más ganancias en un préstamo de $2,500,000 que en uno de $25,000. Así que prefieren centrarse en otorgar préstamos a grandes compañías, olvidando a las pequeñas empresas. Además, como las pequeñas empresas suelen disponer de poca información pública, a los bancos les resulta caro evaluar su estado financiero general. Por eso a los prestamistas les es más sencillo denegar un préstamo para no incurrir en más gastos o correr riesgos.

Solución: ¡Visítanos! Sabemos que dada la actualidad, acceder a capital es un reto para muchas pequeñas empresas. Pero Camino Financial quiere proporcionar soluciones. Lee nuestra Carta a la comunidad: ¡no cerramos las puertas a ningún negocio!, donde podrás conocer hasta dónde llega nuestra determinación de proporcionar capital a las pequeñas empresas. Aprende más sobre nuestro Préstamo exprés: podría ser la solución que estás buscando para tu negocio. Nuestros préstamos comerciales tienen bajos intereses, y podrías obtener tu préstamo en solo dos días. ¿No nos crees? ¡Compruébalo tú mismo! Solo haz clic aquí para calcular de cuánto sería tu pago mensual. ¡Esperamos verte pronto!

¿Calificas para un
préstamo de negocios?