Dueño de negocio latino frente a su restaurante con el pulgar hacia arriba para ilustrar la idea de "construir tu negocio"
Marsha Kelly
Por: marsha_kelly
Leelo en 8 minutos

7 Consejos para construir tu negocio (y que la mayoría de empresarios no siguen)

0 0
0

Se necesita más que una buena idea y dinero en efectivo para comenzar y hacer crecer  con éxito una pequeña empresa; se necesita un dueño con agallas. Aquí encontrarás algunos consejos útiles que te ayudarán a enfocar tu coraje y pasión para construir tu negocio y hacerlo crecer con éxito.

Tu capacidad para enfrentarte honestamente a los hechos y ajustarte a las nuevas realidades fortalecerá tu empresa y aumentará tu experiencia empresarial. Sin importar en qué industria te encuentres, puedes ser un líder altamente eficaz si tomas con valentía estas medidas, con las que muchos empresarios no se atreverían.

Algunos dueños de empresas desconocen la necesidad de llevar a cabo estas actividades, o están demasiado seguros de su propio conocimiento, o están hipercentrados en el funcionamiento diario de sus operaciones. Se pierden tanto en los detalles que son incapaces de observar sus empresas de una manera global.

Estas acciones te ayudarán a descubrir el verdadero pulso de tu negocio. Los empresarios inteligentes desean saber la verdad sobre su situación comercial para poder ajustarse, tomar las medidas necesarias, y capitalizar sus hallazgos.

 

7 Consejos para construir tu pequeña empresa

1 – Revisa regularmente el flujo de efectivo

El flujo de caja es tan vital para tu empresa como la sangre para tu cuerpo. Por eso debes preparar los estados de flujo de efectivo y tenerlos disponibles para tu contador o para usarlos con tu software de contabilidad. Debes hacerlo semanalmente (como máximo mensualmente) y revisarlos cuidadosamente.

Si te preparas adecuadamente, el informe te mostrará cuándo corres el riesgo de que su flujo de caja se agote. De esta manera puedes hacer planes para retrasar las compras y aumentar las ventas, y así administrar mejor tu flujo de efectivo.

Si tu flujo de caja no es suficiente para tus operaciones comerciales, es aconsejable que consideres obtener un préstamo comercial. Usa nuestra calculadora de préstamos comerciales para determinar de cuánto serían tus pagos mensuales.

Intenta revisar tu flujo de caja siempre el mismo día. Como dueña de un negocio, yo lo hago siempre los martes por la mañana. Revisa las proyecciones con al menos 90 días de anticipación o hasta con un año, dependiendo del tamaño y la volatilidad de tu negocio.

Recuerda siempre que la falta de efectivo o la mala gestión del flujo de efectivo son la principal razón del fracaso de las pequeñas empresas.

2 – Trabaja en la ubicación física y contesta los teléfonos

Acércate a tus clientes para construir buenas relaciones comerciales y descubrir qué piensan realmente de tus productos o servicios. No es ningún secreto que una red sólida de clientes es la clave para construir tu negocio.

Si la mayoría de tus ventas se hacen en línea, responde el teléfono de atención al cliente o lleva a cabo un chat en vivo. Incluso recomiendo a los dueños de restaurante que sean meseros durante algunos turnos, para conocer de primera mano a sus clientes y empleados.

Esta es la mejor manera de obtener una educación real sobre cómo funciona tu negocio y de solucionar los problemas lo antes posible.

3 – Calcula el retorno de la inversión (ROI) para campañas de marketing

Los costos de marketing suponen un gasto importante y son el combustible que impulsa tus ventas. Por eso es vital saber exactamente dónde estás gastando el dinero destinado al marketing, y qué actividades producen ventas y cuáles no.

Algunos empresarios se enamoran de sus propias campañas publicitarias y piensan, o incluso, “sienten”, que lo están haciendo bien. Sin embargo, hasta que no ejecutes los números y calcules tu ROI (retorno de la inversión), no puedes estar seguro de nada.

4 – Lee las reseñas en línea y en las páginas sociales, especialmente las malas

Debes ser valiente y leer en línea todo lo que encuentres sobre tus productos o servicios: lo bueno y también lo malo; especialmente lo malo. Comentarios de los clientes, reseñas, opiniones, preguntas…

Aprenderá un mundo sobre cómo el público percibe tu empresa y, a menudo, puedes detectar las áreas problemáticas que deben corregirse antes de que causen daños irreparables a tu negocio.

En muchas plataformas sociales, puedes responder directamente a las quejas de los clientes y salvar a más de uno, además de mostrarle a tu público en línea que estás comprometido a ofrecer un buen servicio al cliente.

5- Pide comentarios honestos, en línea y en persona

De hecho, es aconsejable incluir en tu sitio web y en las páginas sociales un buzón virtual de quejas en forma de una breve encuesta en línea, de 1 a 2 minutos de duración, pidiendo comentarios a los clientes para poder mejorar.

Además, coloca una caja física en tu oficina para que los empleados depositen sus sugerencias y preocupaciones anónimas: a menudo esta es la única forma para enterarte de los problemas internos.

6 – Examina tus gastos personales

De nuevo, debes ser valiente y estudiar tus propios gastos, para eliminar cualquiera que sea exclusivamente personal e innecesario (como una oficina demasiado elegante o un automóvil demasiado lujoso).

Muchos dueños de negocios fracasan porque tratan la cuenta bancaria de su empresa como si fuera su cuenta personal. No digo que no puedas comprarte un vehículo de lujo si lo deseas, ¡pero no lo hagas con el dinero de tu empresa!

Además de poner en riesgo tus finanzas con este tipo de compras, estarás enviando un mensaje erróneo a tus empleados, implicando que el gasto excesivo hecho con fondos de la compañía es algo aceptable. Es una actitud negativa que no respaldará el crecimiento a largo plazo de tu empresa.

7- Ponte a prueba para seguir mejorando como empresario

Como empresario, sabes que debes mejorar continuamente para construir tu negocio; debes aprender nuevas habilidades, estudiar tu industria, experimentar con nuevas tecnologías y mejorar tu experiencia en liderazgo.

El exceso de confianza es un enemigo del crecimiento empresarial, porque nos impide como empresarios ver nuestras propias deficiencias y tomar medidas para erradicarlas.

Todos los días los empresarios deben realizar tareas en territorio desconocido. Por ejemplo, recientemente tuve que mejorar mis habilidades en redacción y edición, así que me inscribí en línea en una serie de cursos en Udemy y los encontré muy útiles. Debes encontrar tus lagunas de conocimiento y completarlas para convertirte en un mejor empresario.

    

Ahora que conoces estas medidas para construir tu negocio, no te quedes ahí e impleméntalas en tu empresa. No solo la verás crecer, sino también prosperar hasta alcanzar el éxito. ¡Buena suerte!

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?