Kenny Salas
Por: kennysalas
Leelo en 5 minutos

5 Razones Por Las Que Debes Asegurar Tu Negocio

0 0
1

Abrir tu propio negocio ya es estresante de por sí: ¡es tan caro! Hay tantos costos asociados al lanzamiento de una empresa nueva que es normal intentar evitar aquellos gastos que no son obligatorios. A pesar de que el seguro comercial no es obligatorio (a excepción del seguro del empleador), es crucial para cualquier negocio adquirir al menos un seguro de responsabilidad civil. Incluso si has formado tu empresa como una LLC o una Corporación, puedes ser demandado y ser hallado personalmente responsable. Aquí te explicamos las cinco razones por las cuales debes adquirir un seguro.

5 Razones para asegurar tu negocio

1. Un seguro protege tus bienes personales en caso de ser demandado

Muchos empresarios cometen el error de suponer que una entidad de negocios de responsabilidad limitada o incorporada protegerá sus bienes de los imprevistos ocurridos en el lugar de trabajo. Sin embargo, no hay ninguna entidad corporativa (como  LLC o Corporación) que te proteja completamente a la hora de afrontar los gastos relacionados con una demanda judicial. Los dueños de pequeñas empresas son más propensos a ser hallados personalmente responsables, porque son vistos como los representantes de empresa, y tienen un gran nivel de implicación en la operación del negocio. Desafortunadamente, un pariente mío perdió su empresa porque uno de sus clientes se cayó en los escalones de su restaurante. No tenía seguro y los costos legales lo llevaron a cerrar su negocio.

2. Un seguro no es tan caro como crees

Busca a un buen agente de seguros de confianza que te recomiende un plan que se adapte a tu negocio. Hay más de 10 tipos diferentes de seguros que puedes obtener para tener cobertura contra las diversas actividades relacionadas con tu negocio. Por ejemplo, si alquilas una propiedad, lo mejor es adquirir un seguro de propiedad. Si brindas asesoramiento a tus clientes, necesitarás un seguro de responsabilidad profesional que te proteja de los daños por incumplimiento o por la indebida prestación de tus servicios. Ponte en contacto con un experto en seguros para no pagar de más por protecciones innecesarias, y obtén un plan que te proteja en las mayores áreas de riesgo. Si no conoces a nadie, envíanos un correo electrónico y estaremos encantados de recomendarte a alguien.

3. Los inversionistas estarán encantados de que estés asegurado

¡Incluso puedes reducir el costo de un préstamo! Lo último que un inversor desea es que lo pierdas todo por no estar cubierto por un seguro. Y los bancos podrán ofrecerte un préstamo más barato si perciben que puedes cubrir los pagos de tu deuda incluso si dejas de trabajar o un imprevisto pone en peligro tus bienes.  

4. El seguro de empleador es obligatorio

Y lo último que deseas es incumplir la ley. Si tu pequeña empresa contrata a empleados, estás obligado por la ley estatal a pagar una remuneración a los trabajadores, impuestos de seguro de desempleo e impuestos de discapacidad. Puedes verificar los requisitos de tu estado visitando el sitio web de seguros de tu estado (por ejemplo, http://www.insurance.ca.gov/), o consultándolo con tu contable.

5. Los expertos (y no tú) resuelven las reclamaciones

Utilizaré un ejemplo ilustrativo para probar este último punto. Volviendo al  desafortunado caso de mi pariente, cuando el cliente se cayó en su restaurante, se volvió a levantar, pidió su comida, y luego se marchó. Una semana más tarde, mi pariente fue demandado. Así que él tuvo que contratar a un abogado, ir a la corte, y cubrir todos los costos que eventualmente lo obligaron a cerrar su negocio. Sintió que se aprovecharon de él porque no tenía experiencia en este tipo de situaciones. El resultado habría sido diferente si hubiera tenido seguro. Tras ser demandado, habría llamado a la compañía de seguros, y sus expertos habrían manejado la mayor parte del trabajo, incluso cubriendo los gastos hasta los límites del plan.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?