Credit card machine to illustrate the idea of "your business shouldn't be cash only"
Por: rkapur
Leelo en 6 minutos

5 Razones para no cobrar solo en efectivo

1 0
0

Si tienes un pequeño negocio, seguramente prefieres que tus clientes paguen solo en efectivo. Sabes que cuando pagan con tarjeta de crédito, a la cantidad abonada hay que restarle las tarifas de procesamiento, lo que disminuye tus ganancias. Los pagos solo en efectivo tienen una ventaja más: recibes la cantidad inmediatamente. Sin embargo, con pagos hechos con tarjetas de crédito o débito, hay que esperar varios días antes de que el dinero se acredite a tu cuenta. A pesar de todo esto, si tienes un pequeño negocio (o incluso un “micro negocio”), es mejor recibir pagos hechos con tarjeta de crédito, y no solo en efectivo.

¿Qué tiene de malo recibir pagos solo en efectivo? Sigue leyendo para saberlo.

Razón 1: Puede disminuir tus ventas

Muchos clientes llevan consigo poco dinero en efectivo, pero cuentan con una tarjeta de crédito o débito. Si tu negocio no acepta tarjetas, seguro que tus clientes consumirán menos y tendrás menos ventas. Puedes salir perdiendo porque:

  • Los clientes gastan menos al saber que deben pagar en efectivo
  • Algunos clientes, al ver que no aceptan tarjetas, simplemente se van
  • Las tarjetas de crédito incitan al gasto compulsivo. Si tu negocio no acepta tarjetas, no cuentas con esa ventaja

Razón 2: Limita tu acceso a capital

Si solicitas un préstamo para tu negocio, uno de los documentos básicos que tendrás que presentar es tu estado de cuenta. ¿Por qué quiere el prestamista acceder a tus registros? Porque proporcionan información vital sobre tu compañía: cuánto vendes al día, a la semana o al mes, cuánto pagas para abastecerte de productos, y qué cantidad hay disponible en tu cuenta bancaria. Un estado de cuenta que contenga estas entradas tranquilizará a tu prestamista. Pero tu negocio pasará esta prueba solo si gran cantidad de estas transacciones se hace directamente sobre tu cuenta. Si una parte significativa de tus ventas se hace solo en efectivo, será más difícil convencer al prestamista de tu solvencia.

Además, muchos dueños de pequeños negocios pagan a sus abastecedores con dinero en efectivo que han obtenido de sus clientes. Estos recibos nunca son reflejados en una cuenta bancaria. Pero cuando tus ventas se pagan con tarjeta de crédito, en tu cuenta bancaria aparecerá el recibo correspondiente. De la misma manera, si pagas a tus abastecedores con cheque, el registro de esa transacción aparecerá en tu cuenta bancaria.

En resumen, al hacer este simple cambio, tendrás más posibilidades que te aprueben un préstamo. Encuentra aquí todo lo que necesitas saber para obtener un préstamo para tu empresa.

Razón 3: Favorecerás a la competencia

¿No aceptas pagos hechos con tarjetas de crédito o no los facilitas? Eso no significa que la competencia esté haciendo lo mismo. Lo cierto es que la gran mayoría de pequeños negocios ya se han dado cuenta de que las ventas abonadas con tarjeta de crédito suponen una gran porción del negocio que hacen. Al rechazar a aquellos clientes que quieran pagar con tarjeta, se los estarás facilitando a tus competidores.

Razón 4: Manipular grandes cantidades de efectivo es incómodo

Puede llevar mucho tiempo contar el dinero en efectivo que te entrega un cliente y el dinero que debes devolverle en el cambio. También puede irritar a un cliente que tenga prisa. Sin embargo, las transacciones hechas con tarjeta son rápidas y precisas. Y se crea un registro electrónico de los pagos que recibes con tarjeta de crédito. Esto hace que sea más fácil verificar las transacciones o revisar los registros que se hicieron hace semanas o meses. Si tu negocio está experimentando un aumento de ventas, aceptar pagos con tarjeta puede hacer más eficiente y brindarte más tiempo para dedicarte a otras tareas.

Razón 5: Puede dar lugar a robos y estafas  

Nunca es buena idea guardar grandes cantidades de efectivo en tu establecimiento: te pueden robar. Además, hace que los empleados lo tengan más fácil para sustraerte dinero. Los pagos hechos con tarjeta no solo se procesan más fácilmente, sino que cuentan con la ventaja adicional de reducir la cantidad de dinero que conservas dentro de tu establecimiento.

En conclusión, a nadie le gusta tener que pagar una tarifa de procesamiento de tarjetas, pero como hemos apuntado, las ventajas de aceptar pagos de esta manera son muy numerosas. Un sistema de punto de ventas (“Point os Sales system” o “POS system”, en inglés) te puede ayudar a procesar el trabajo con las transacciones hechas con tarjeta.

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?