Por: awong
Leelo en 5 minutos

4 CONSEJOS PARA MANTENER EL INVENTARIO DE TU PEQUEÑO NEGOCIO

1 0
0

Intentar mantener el inventario en tu pequeño negocio puede ser una batalla perdida si no te organizas bien. Lo peor que puede suceder es que te quedes sin un producto popular y tengas que decirles a los clientes que no recibirás nuevos pedidos por un tiempo. Puedes encontrarte con problemas similares si no registras apropiadamente cosas como los números SKU, los códigos de barras, o las especificaciones de productos.

Todos estos y otros son los problemas típicos de inventario que tienen que afrontar los pequeños negocios, sobre todo si están aún en etapa de crecimiento. Si tu negocio también está aún en fase de desarrollo, no prestarle atención a tu inventario puede hacerte comenzar con el pie izquierdo al tratar con un comprador. Considerando que estás aún tratando de crearte una buena reputación, no tener tus productos disponibles cuando lo dices puede hacer que desconfíen de ti.

Aquí te ofrecemos  algunos consejos para administrar el inventario de tu pequeño negocio y evitar confusiones, a la vez que tú y tus clientes se mantienen  continuamente informados.

Cómo manejar el inventario de tu pequeño negocio

Consejo 1: Entiende tus tipos de productos

Si tu negocio es nuevo, tal vez estás aún aprendiendo los cuatro tipos de productos necesarios para administrar tu inventario apropiadamente. El más básico es un «artículo»; un producto que te envían y que no requiere empaquetamiento especial. Lo vendes en las estanterías de tu negocio.

Es posible que la mayoría de tus productos sean artículos. Sin embargo, también debes saber qué es un “producto ensamblado”, esto es, un producto que requiere montaje en el almacén antes de que te lo envíen. Además, también existen productos que pertenecen a la categoría «familia», es decir, un mismo producto con distintos tamaños o variantes.

La última opción es el «paquete». Estos productos normalmente te son enviados en grupo, y luego son desempacados individualmente para su venta por unidad.

Consejo 2: Presta atención a los SKU y otros identificadores

La Unidad de Referencia de cada producto (en inglés: Stock Keeping Unit o SKU) es algo vital para administrar tu inventario: se trata de un identificador general para encontrar un producto rápidamente. Sin embargo, no es lo único que necesitas para manejar correctamente tu inventario.

Primero, es importante mantener tus SKU en una base de datos interna para buscar rápidamente un artículo cuando sea solicitado por un cliente. Usar un SKU también ayuda a diferenciar entre un producto vendido por un competidor.

Tampoco olvides los códigos de barras, especialmente si trabajas en una pequeña empresa con ubicación física. Los códigos de barras o números UPC se pueden escanear rápidamente para ubicar un producto para un cliente.

Recuerda instalar un programa para poder acceder a una lista con todas las especificaciones de cada producto. Estas especificaciones incluyen los nombres de los productos, los números SKU/UPC, la descripción, el color, tamaño, precio, peso, y las dimensiones.

Consejo 3: Estudia los parámetros clave

Registrar las transacciones con el cliente es tan importante como mantener una correcta base de datos de tu inventario. Usa un sistema que muestre todos los detalles y parámetros de los productos que se están vendiendo, incluyendo los que tengas en otras tiendas, si es tu caso.

También debes saber qué tipo de cliente compra tus productos, para así definir tu inventario de acuerdo a una demográfica en particular.

Los sistemas que muestran los parámetros a tiempo real se están volviendo cada vez más populares ya que ayudan a decidir rápidamente qué reponer y cuándo.

Consejo 4: Realiza auditorias diarias y mensuales del inventario

Realizar una auditoría diaria o mensual de tu inventario es lo mejor que puedes hacer para evitar cualquier discrepancia. Sin una auditoría, parte de tu inventario podría perderse, ser robado, o resultar dañado. No mantener actualizado lo que sucede en tu inventario puede crear caos en tus informes y pérdidas mayores al obligarte a invertir tiempo haciendo indagaciones.

Puedes hacer esto trimestralmente. Sin embargo, cuando comienzas a tener toneladas de pedidos a diario, es mejor llevar a cabo auditorías diariamente. Esto te ayudará a acelerar los envíos de productos a tus clientes más recientes.

¿Has considerado la posibilidad de comprar más inventario para atender a más clientes y hacer crecer tu negocio? Un préstamo comercial puede ser la solución. Camino Financial puede ayudarte a  obtener un préstamo de negocios para que alcances tus metas. Si estás listo para ver crecer tu negocio, llena el formulario de abajo.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?