Marlin Durán
Por: marlin_duran
Leelo en 13 minutos

30 Consejos para mamás empresarias

0 0
0
Blog_Banner_1

“Mamás empresarias”: el término, aunque cada vez goza de más popularidad y una mayor presencia, para muchos no deja de ser contradictorio. Ser madre ya es un trabajo a tiempo completo: ¿cómo se puede además compaginar con llevar un negocio propio, sin descuidar las responsabilidades propias de ser madre? ¿Se puede tener éxito en ambos ámbitos? Sí, se puede. Nadie dijo que sea fácil, pero definitivamente es posible. De hecho, cada vez hay en la sociedad más mujeres que se autodefinen a sí mismas como mamás empresarias.

Conoce aquí a tres de ellas: estas tres mamás empresarias han logrado el éxito en sus negocios y ahora puedes aprender cómo lo han conseguido:

La revolución tecnológica de la era digital, la prominencia de las redes sociales y el fácil acceso a innumerables herramientas empresariales en línea, ha hecho posible que muchas mujeres hayan conquistado un puesto que hasta la actualidad parecía imposible: cumplir su sueño de tener un negocio propio sin renunciar a ser madres. Muchas son capaces de gestionar su negocios desde el hogar, pasando más tiempo en familia. El resultado: libertad financiera y un mayor balance entre vida laboral y vida personal. Dos razones de peso que hacen que todo esfuerzo valga la pena.  

Te proponemos aquí 30 sencillos consejos para llevar a cabo con éxito tu meta de ser una mamá empresaria. Todos ellos están al alcance de tu mano y están pensados para aumentar tu productividad, conseguir una mejor gestión de tu tiempo, y lograr así un mayor equilibrio entre tu vida personal y tu vida laboral.

30 Consejos para mamás empresarias

  1. Amplia tu red de contactos y conoce a otras mamás empresarias. Haz networking para ponerte en contacto con otras mujeres como tú. Puedes hacerlo de forma presencial a través de eventos, o por medio de internet. En Facebook encontrarás grupos que te pueden interesar; Meetup es otra plataforma donde puedes unirte a grupos existentes de mamás empresarias en tu zona, o incluso crear tú misma un grupo nuevo y proponer eventos.
  2. Pide ayuda cuando lo necesites. No te dejes llevar por el orgullo y el querer demostrar que puedes lograrlo sola. Todos necesitamos de vez en cuando la ayuda de alguien. La buena noticia es que en el caso de las mamás empresarias, el círculo al que acudir es siempre amplio: desde tu pareja hasta otros miembros de tu familia, pasando por vecinos y personal de la escuela de tus hijos. Cada persona en tu círculo cercano puede encargarse de echarte una mano cuando a ti te sea imposible: haciendo recados, la compra o asistiendo a tus hijos con las tareas escolares.
  3. Contrata a una asistente virtual o un freelancer que te ayude con tu trabajo. Puedes contratar servicios especializados por pocas horas y ajustados a tu presupuesto. No pienses que contar con un asistente virtual es algo reservado solo para los grandes empresarios: en plataformas como Upwork, Fiverr o Freelancer.com puedes encontar a un ayudante que se adapte a tus necesidades por muy poco dinero.
  4. Usa herramientas de gestión de tiempo. Existen numerosas aplicaciones gratuitas que te permiten llevar un control de tus actividades. Toggl, Remember the Milk y Rescue Time son solo tres ejemplos, pero una rápida busqueda en línea te permitirá encontrar la que mejor se adapte a tus preferencias.
  5. Prioriza tus tareas. Empieza tu día haciendo las cosas más importantes tanto para tu negocio como para tu familia. Recuerda que no necesariamente lo más urgente es lo más importante.
  6. Reserva siempre la misma hora del día para tus emails. Destina un tiempo específico y limitado cada día para revisar y responder tus emails. Puedes hacerlo durante no más de una hora cada mañana sin ningún tipo de distracción.
  7. Enfócate en lo que estés haciendo. Completa una sola tarea cada vez. ¿Has oído hablar de la Técnica Pomodoro”? Es un excelente truco de gestión de tiempo. Algo tan simple como un Pomodoro (un temporizador parecido a un tomate, como los que se utilizan para medir el tiempo en la cocina) te permite asignar a tus tareas en “bloques de tiempo” de 25 minutos  a cada tarea y ceñirte a ellos.
  8. Usa una agenda. Bien sea electrónica o de papel, revisa cada mañana tus responsabilidades, y separa las que corresponden al hogar de las del trabajo. Al final del día revisa todo lo que lograste y organiza tus tareas para el día siguiente. Los minutos que gastes planificando son una excelenteinversión de tu tiempo.
  9. Programa con antelación tus reuniones de trabajo y tus eventos familiares. Puedes usar tu agenda, el calendario de tu celular e incluso usar colores diferentes para cada tipo de evento. Intenta cumplir las reunicones con las que te has comprometido. Piensa que reprogramarlas te robará más iempo.
  10. No olvides los cumpleaños y aniversarios. Haz una lista de los cumpleaños de tus familiares, clientes, y aquellos con los que tienes la obligación de dar un regalo como los amigos del colegio de tus hijos. Así podrás comprarlos todos de una vez en las temporadas de descuentos.
  11. Conquista tu espacio. Si trabajas desde casa, acondiciona un espacio privado y conviértelo en tu oficina. Hazles saber a tu familia la importancia de respetar tu privacidad y de guardar silencio cuando lo necesites. Esto te ayudará a crear una rutina que te hará ser más productiva.
  12. Coordina con otras mamás el transporte escolar. Ellas te ayudarán a ti y tú las estarás ayudando a ellas.
  13. Compra a lo grande. Las tiendas populares de mayoreo como Costco o Sam’s Club piden a sus miembros una subscripción anual, pero te puede merecer la pena. En un solo viaje podrás comprar alimentos, utensilios de hogar, materiales de oficina o escolares, e incluso la ropa de tus hijos. No solo ahorarrarás tiempo, sino cientos de dólares a lo largo del año.
  14. Planifica las comidas de tu hogar. Su planificas el menú de toda la semana, podrás hacer toda la compra de la semana en un solo viaje como hemos visto arriba, ahorrando tiempo y dinero. Instrumentos de cocina tan sencillos como un crockpot o una olla a presión te ayudarán a cocinar platos delciciosos y saludables con pocos minutos de preparación. Una vez más, recurre a internet: existen sitios web enteros dedicados a la planificación semanal de menús. Y si encargarte de las comidas te roba demasiado tiempo, sigue el siguiente consejo.
  15. Contrata a alguien para que cocine en casa. Esto dará a tu familia variedad de opciones, y tú podrás consentirlos con sus comidas favoritas durante los fines de semana.
  16. Organiza las tareas del hogar con tus hijos. Puedes hacerlo incluso divertido. Con la ayuda de tus hijos, coloca un horario grande y colorido en algún lugar visible de la casa. Usa imanes o pinzas de la ropa para representar a cada uno de tus hijos y haz que roten o se desplacen por el horario según el día y la tarea. En internet tienes miles de ideas divertidas y plantillas que puedes imprimir. Si tus hijos ya son mayores, puede usar herramientas online compartidas como Google Sheets.
  17. Para limpiar a fondo contrata a otra persona. Incluso si tus hijos te ayudan, un par de manos extra puede hacer maravillas. La persona de tu elección puede visitar tu casa una vez a la semana o cada dos semanas. Si manejas ti negocio desde casa, un ambiente limpio y ordenado te ayudará a ser más productiva.
  18. Planifica el lavado de la ropa del hogar. Puedes iniciar el lavado por la noche antes de acostarte, y por la mañana temprano la ropa estará lista y solo debes secarla.
  19. Deja la ropa lista cada día la noche anterior. Tanto el uniforme de tus hijos como su ropa para las actividades extra curriculares o tu propio uniforme.
  20. Sigue educándote siempre que puedas. Existe una gran oferta de cursos para mujeres empresarias, tanto presenciales como online. En muchos de estos últimos puedes definir tu propio horario y completarlos a tu ritmo, con lo cual son especialmente indicados si tienes poco tiempo. Define tus puntos débiles y haz una investigación previa de cuál sería el entrenamiento más adecuado para ti.
  21. Aprende a manejar tus finanzas personales. Hay cientos de blogs financieros en los que puedes aprender cómo sacar el máximo provecho de tus finanzas.
  22. Descansa lo suficiente. Intenta irte a dormir una hora más temprano y levantarte una hora antes y respeta cada día el mismo horario. Durante la mañana la mente está más descansada y eres más productiva.
  23. Mantente saludable. Asegúrate de comer saludable y de atender todas las citas que tengas programadas con tu médico.
  24. Destina un día a la semana para compartir en familia. Pueden ir de paseo o simplemente ver una película juntos.
  25. Disfruta cada logro. Si conseguiste algún cliente o cerraste algún negocio que llevabas tiempo buscando, vale la pena celebrarlo, ya sea solo con tu pareja o con toda la familia. Ese es uno de los placeres de ser una mamá empresaria.
  26. Despierta el interés de tus hijos. Si notas que alguno de tus hijos se interesa por lo que haces en tu negocio, puedes asignarles pequeñas tareas con el fin de que te ayuden y de motivarlos a la vez. Y piensa que además si tus hijos se sienten motivados estarás creando un legado: el día de mañana pueden ocupar junto a ti un puesto en tu empresa o incluso llevar el negocio.
  27. Aprende a decir que no. A veces nos cuesta, pero es mejor que te comprometas solo a lo que realmente puedes y quieres hacer. Nadie dijo que ser una mamá emprendedora es sinónimo de estar siempre accesible, ¿cierto?.
  28. Busca tiempo para ti misma. No sacrifiques aquello que más disfrutas: desde dar un paseo hasta reunirte con tus amigas. Sacar tiempo para ti misma te ayudará a liberar estrés y te permitirá recargar energías.
  29. Recuerda que tu familia es lo más importante. Ellos son la principal motivación por la emprendiste tu negocio. Y tener tiempo libre para compartir con ellos probablemente es una de las razones por las que elegiste ser una mamá empresaria.
  30. Solicita el préstamo comercial adecuado para hacer crecer tu negocio. Conseguir un préstamo comercial puede ser un reto para cualquier empresaria. Sin embargo hay muchas instituciones financieras y centros especializados que ofrecen préstamos y becas a mujeres que desean impulsar o iniciar sus negocios.

A la hora de solicitar un préstamo comercial es vital que selecciones a una institución financiera centrada en ayudar a las pequeñas empresas y que entienda tu industria, así como tus metas y objetivos. Camino Financial ha ayudado a cientos de empresarios como tú financiando sus negocios y ayudándolos a crecer. Nuestro proceso de préstamo en línea es fácil, cómodo y se lleva a cabo de principio a fin en línea, por lo que puedes explorar las opciones de financiamiento desde la comodidad de tu hogar. Completar la solicitud te llevará solo unos minutos y no afectará tu puntaje de crédito. En menos de 24 horas uno de nuestros especialistas en préstamos comerciales se pondrá en contacto contigo para revisar cuáles son tus mejores opciones de financiamiento. En Camino Financial apoyamos las iniciativas de las mujeres empresarias y seguimos fielmente nuestro lema: “No cerramos las puertas a ningún negocio”.

Muchas mujeres como tú logran con éxito sacar adelante sus negocios. Tú tambien puedes lograrlo con mucha dispiciplina, organización y sabiendo aprovechar las herramientas adecuadas. ¿Quieres estar al tanto de otras tendencias en el mundo de los negocios y recibir más consejos como los que acabas de leer? Suscríbete a nuestro programa semanal en Facebook Live Pregúntanos. Cada semana tratamos un tema de actualidad y respondemos a todas tus preguntas en directo. ¡Es la forma más amena de hacer crecer tu negocio!

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS