Sean Salas
Por: seansalas
Leelo en 4 minutos

3 Consejos para ganarte la confianza de tu prestamista

0 0
0

Muchos dueños de pequeñas empresas se preguntan, ¿cuál es el «truco» para acceder a capital asequible? Dispones de muchas técnicas para construir tu crédito comercial, pero una de las maneras más impactantes para asegurar el acceso a capital es en realidad bastante simple: crear una relación con tu banquero.

Cuanto mejor entienda un negocio el banquero, menos arriesgado le parecerá invertir en el mismo. Al fomentar una relación con tu banquero, tú, como dueño de una pequeña empresa, tienes la oportunidad de explicarle todo acerca de tu negocio. Y de paso, aprenderás lo que necesitas acerca del proceso para pedir un préstamo, y cómo evitar posibles trabas que se presenten en tu camino.

Camino Financial ha entrevistado a varios banqueros comerciales para saber qué maneras simples hay de crear una relación de préstamo. Aquí te ofrecemos las tres técnicas principales para crear una relación con tu banquero, ganarse su confianza, y aumentar así tus probabilidades de obtener un préstamo en un futuro cercano.

3 Consejos para ganarte la confianza de tu prestamista

1. Comunícate periódicamente

Nuestro primer consejo es comunicarte con tu banquero una vez por trimestre. Si puedes comprometerte con esto, simplemente hazlo. Ser constante es la clave en cualquier relación. En tu primer visita al banco, haz una agenda para el resto del año. Por ejemplo: presenta tu negocio, consulta qué servicios financieros están disponibles en el banco, pregunta cómo preparar una solicitud de préstamo, y revisa los estados de cuenta de tu empresa y su rendimiento financiero. Dado que los negocios cambian constantemente, es muy importante que los dueños se reúnan con su banquero de manera regular. Resultado: si planteas tus expectativas desde el principio y te comprometes con ellas, tendrás el éxito asegurado. No hay más misterio.

2. Obtén una solicitud de préstamo (incluso si ahora no estás considerando uno)

Asegúrate de que pre-calificas para un préstamo. Incluso si en este preciso momento no quieres pedir uno. Así, si no calificas, puedes saber qué elementos fallan en tu solicitud y tomar las medidas necesarias para remediarlos en los próximos meses.

3. Comparte tus objetivos y mantén tus registros actualizados

Comienza la relación con tu banquero haciéndole saber qué objetivos tienes para tu negocio y cómo piensas alcanzarlos. Además, mantén tus registros actualizados para que tu banquero pueda hacer un seguimiento del crecimiento de tu empresa. Si quieres hacer crecer tu negocio, siempre debes tener tus finanzas actualizadas y vigentes. Y también accesibles, para que tú o tu prestamista puedan encontrar fácil y rápidamente cualquier dato que necesiten.

Como ves, fomentar una sólida relación con tu prestamista es tan fácil como contar hasta tres. La clave está en hacerlo tan pronto como puedas, y no esperar al momento en que quieras pedir un préstamo.

¿Quieres más consejos útiles sobre cómo prepararte para pedir un préstamo? Mira aquí este taller.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?