Inversión en bienes raíces comerciales
Sean Salas
Por: seansalas
Leelo en 6 minutos

3 Razones para invertir en bienes raíces comerciales como dueño de una pequeña empresa

0 0
0

Aunque esto pueda parecer contradictorio si eres dueño de una pequeña empresa, NO debes invertir todo lo que ganes de vuelta en tu negocio.

Aviso legal: no soy un corredor de bolsa certificado y cualquier consejo compartido en este artículo debe consultarse con un profesional certificado en inversiones o un preparador de impuestos antes de tomar una decisión sobre inversiones.

La inversión en tu negocio es “lo mismo” que invertir en acciones de una empresa que cotiza en bolsa. Al invertir en el mercado de valores, existe una regla de oro: la DIVERSIFICACIÓN.

La diversificación ocurre cuando un inversor distribuye sus inversiones en activos que van de alto a bajo riesgo. Cuanto mayor sea el riesgo, mayor será el rendimiento potencial. Cuanto menor es el riesgo, menor es el rendimiento potencial. El truco es encontrar un buen equilibrio entre las inversiones de bajo a alto riesgo que satisfagan tus ganas de riesgo.

Al igual que comprar acciones en el mercado bursátil, los propietarios de pequeñas empresas reinvierten sus ganancias en sus propios negocios. Al reinvertir en su negocio, es más probable que los dueños de pequeñas empresas tengan éxito siempre que estas inversiones generen una ganancia positiva, cuando logran que el negocio sea más grande, más rentable y más competitivo frente a otras empresas similares.

Entonces, ¿por qué un pequeño empresario no debería invertir todo en su negocio? Volvamos a la regla de oro: DIVERSIFICACIÓN.

Iniciar y administrar una pequeña empresa puede ser la inversión más arriesgada que hayas realizado hasta la fecha. De hecho, el 70% de las pequeñas empresas fracasan dentro de sus primeros 10 años en operaciones. Suena arriesgado, ¿verdad?

La buena noticia es que los propietarios de pequeñas empresas pueden usar sus negocios como una plataforma para diversificar sus inversiones en múltiples oportunidades. Una de las muchas áreas donde el propietario de una pequeña empresa puede diversificar sus inversiones es en bienes raíces. De hecho, el propietario de una pequeña empresa está en una posición única para tener ventaja en la inversión en bienes raíces en comparación con un inversor individual. A continuación, detallamos 3 razones por las cuales los propietarios de pequeñas empresas deberían considerar que es una buena idea invertir en bienes raíces comerciales.

 

3 Razones para invertir en bienes raíces comerciales

 

Razón 1: Acceso a deuda subsidiada del gobierno

La Administración de Pequeños Negocios (SBA por sus siglas en inglés) ofrece dos programas (504 y 7a) para invertir en bienes raíces comerciales. Esto ofrece a los propietarios de pequeñas empresas una ventaja sobre otros inversores, ya que el gobierno garantiza una parte del préstamo. Gracias a esta garantía del gobierno, una combinación de los siguientes puntos beneficiará al propietario de la pequeña empresa:

  • Pago inicial más bajo: se requiere un 10% del capital para el pago inicial (en comparación con el 20-35% en un préstamo convencional)
  • Más dinero: los bancos generalmente están dispuestos a ampliar el capital del préstamo como resultado de la garantía del gobierno
  • Sin aval personal o con aval limitado: Para los Préstamos 504, la propiedad y el equipo comprados con el préstamo se usan típicamente como garantía, sin que se requiera adicionalmente aval personal, o con un aval limitado  

Vale la pena señalar que estos préstamos de la SBA no se pueden utilizar para inversiones especulativas a corto plazo en bienes raíces o consolidación de deudas. En particular, los préstamos SBA 504 están destinados a ser utilizados para comprar inmuebles (o equipos) que beneficiarán directamente al prestatario a largo plazo.

 

Razón 2: Ahorro de impuestos

En el mercado actual de bienes raíces tan caro, es muy probable que como propietario de bienes raíces tengas que pagar más por adelantado mensualmente en comparación con un arrendador. Sin embargo, si tienes en cuenta los ahorros en impuestos que supone poseer una propiedad comercial, la diferencia entre el pago en efectivo que implica poseer una propiedad frente a alquilarla puede ser nula a lo largo de un año.

Consulta con tu contable para asegurarte de que puedes deducir lo siguiente antes de comprar una propiedad comercial:

  • Gastos por intereses
  • Gasto de depreciación
  • Gastos no relacionados con la hipoteca

Incluso si los ahorros en impuesto no compensan completamente el desembolso en efectivo que supone poseer una propiedad, no olvides que está diversificando tus inversiones y obteniendo beneficios en un activo de bajo riesgo. ¡Recuerda siempre la regla de oro!

 

Razón 3: Subarrendamiento de hasta el 49% del espacio comercial

El préstamo comercial típico de bienes raíces requiere que el propietario de la empresa ocupe al menos el 51% de la propiedad. Esto garantiza que estás usando la propiedad para aumentar la productividad de tu negocio, y no especulando de manera arriesgada en bienes inmuebles.

Ahora, lo que hagas con el otro 49% de la propiedad depende de ti 🙂

Como propietario de una propiedad comercial, tienes flexibilidad para subarrendar hasta el 49% de la propiedad a otros inquilinos. Como resultado del subarrendamiento de bienes raíces, podrás experimentar un aumento significativo del flujo de efectivo de la propiedad, y no olvides que los inquilinos estarán aportando beneficios solo para TI.

El subarrendamiento de propiedades comerciales es una práctica cada vez más popular, con una gran demanda entre los profesionales de negocios, empresarios, e incluso compañías de servicios de alimentos que buscan alquilar espacio para su cocina comercial.

 

Si estás considerando hacer algún tipo de inversión usando las ganancias de tu empresa, esperamos que las tres razones expuestas en este artículo te orienten adecuadamente, y que lo hagas en bienes raíces comerciales. ¡Dinos lo que piensas en la sección de comentarios!

 

¿Calificas para un
préstamo de negocios?