Kenny Salas
Por: kennysalas
Leelo en 4 minutos

3 Consejos Para Convertirse en un Mejor Tomador de Préstamos

0 0
0

¿Calificas para un
préstamo de negocios?

Hay muchos pequeños negocios exitosos y crecientes que tienen dificultades para acceder a un financiamiento costeable. Desde el punto de vista de un prestamista, el estado actual de tu negocio no es menos importante que su historial de emplear las mejores prácticas para administrar el negocio. Aquí hay algunos consejos que te ayudarán a convertirte en un mejor tomador de préstamos hoy o mejorar tus chances de conseguirlo a futuro:

  1. Mantén tus finanzas en orden

Mantener registros financieros ordenados es crucial para conseguir un préstamo de pequeños negocios. Los prestamistas en general requieren de dos o tres años de registros financieros incluyendo registros de ganancias y pérdidas, hoja de balance y registro de flujo de caja. Estos se utilizan para analizar el resultado financiero de tu negocio y proveer visibilidad de tu capacidad de pago a futuro. Mantén tus registros financieros en orden comprando programas de contabilidad online y contratando a un contador profesional. Mientras que esto puede parecer un costo innecesario en el corto plazo, puede resultar un costo aún mayor en el largo plazo.

  1. Administra el flujo de caja activamente

Los prestamistas típicamente requieren el resumen bancario mensual para ver el balance de caja promedio y asegurarse de que no tengas días negativos en tu cuenta. Ellos buscan el historial que pueda demostrar tu habilidad para administrar efectivo eficientemente y mantener un colchón para cubrir posibles obstáculos en el camino. Adicionalmente, es importante demostrar habilidad para predecir el flujo de caja en el corto plazo. Los prestamistas no solo quieren ver el historial sino también tener visibilidad de los flujos de caja futuros. Un registro sólido y un plan de administración de efectivo prueba a los prestamistas que tú entiendes completamente los flujos de caja de tu negocio y puedes identificar claramente el efectivo que puedes o no puedes manejar.

  1. Mantén una relación buena y transparente con tus acreedores

Si manejas bien tu relación con tus acreedores, ellos pueden ser tus mejores amigos en los peores momentos. La clave para tener una relación sólida con tus acreedores es permanecer en contacto con ellos cuando no los necesitas. Si actualmente tienes un préstamo tomado, provee a tu acreedor con informes periódicos de tu negocio. Esto te permite anticiparles de días difíciles y puede ayudarte a tener mayor soporte para afrontar las tormentas. Aún si no necesitas un préstamo hoy, deberías empezar a forjar una relación con prestamistas de forma que ellos puedan asesorarte sobre como posicionarte de la mejor forma ante un préstamo futuro.

La ironía del mundo crediticio es que es más fácil conseguir financiamiento cuando no lo necesitas. Asegúrate de seguir estas y otras de las mejores prácticas hoy para evitar perder oportunidades de crecimiento de tu negocio en el futuro.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?