Joven diseñadora en el escritorio de su estudio frente a sus diseños. Comcepto: prestamos para negocios
Por: rkapur
Leelo en 19 minutos

20 maneras de hacer crecer tu negocio con prestamos para negocios

0 0
0

En un mundo ideal, nadie necesitaría nunca pedir dinero prestado a un banco o a una institución financiera para hacer crecer su negocio. Los prestamos para negocios simplemente no existirían. Los empresarios siempre tendrían una cantidad suficiente de fondos a su disposición,  y siempre que se presentara una nueva oportunidad que requiriera de una inversión adicional, podrían llevarla a cabo retirando la suma necesaria de sus cuentas bancarias.

Desafortunadamente, no es así como funcionan las cosas.

Los dueños de pequeñas empresas a menudo necesitan una inyección de efectivo para hacer crecer sus negocios, y en ese aspecto los prestamos para negocios pueden resultar la mejor solución. Sin embargo, a nadie le atrae la idea de pagar los intereses que conlleva un préstamo. Si bien es cierto que los pagos de intereses pueden llegar a ser elevados, debes considerar este problema desde un punto de vista diferente.

La pregunta que debes hacerte a la hora de solicitar un préstamo es: “¿El beneficio que obtendrá mi empresa al usar el dinero prestado, será mayor que mis pagos de intereses?”. Si tu respuesta es afirmativa, entonces puedes considerar que tu tasa de interés es justa. Definitivamente, es buena idea seguir adelante y pedir prestado el dinero que tu empresa necesita.

¿Cómo puede tu empresa usar el dinero de un préstamo comercial? Aquí te ofrecemos varias ideas que te pueden resultar muy útiles.

 

20 maneras diferentes de usar prestamos para negocios

1. Comprar equipo nuevo

Es esencial actualizar cada cierto tiempo la maquinaria y el equipo que utilizas en tu negocio. Si usas instrumentos y herramientas viejos y en mal estado, puede que tu productividad disminuya. Además, ofrecerás una mala imagen si tu empresa está orientada al cliente.

Pero comprar maquinaria puede resultar costoso. Tienes que invertir una cantidad significativa por adelantado. Siempre puede preguntarle a tu proveedor si proporciona financiamiento a través de pagos mensuales. Si esto no es posible, considera un préstamo comercial de Camino Financial como tu segunda mejor opción. Un préstamo puede resultar la solución perfecta cuando se trata de comprar equipo. El nuevo equipo puede aumentar tus ingresos y ganancias, y puedes usar el dinero extra que generes para pagar el préstamo. Ese fue el caso de Rafael Reynoso, quien utilizó un préstamo comercial para comprar una nueva máquina de control de emisiones para su taller de automóviles. Esta nueva máquina genera unas ganancias de entre $300 a $400 diarios, cantidad más que suficiente no solo para pagar el préstamo, sino también para generar un amplio beneficio.

2. Pagar a tus proveedores antes para que te den descuentos

¿Conoces el término “2/10 neto 30”? Se trata de una forma de pago ofrecida por muchos proveedores, y que conlleva ventajas. Significa que si pagas dentro de los diez días posteriores a tu compra, puedes obtener un descuento del 2%. La otra opción que tienes es pagar el monto total en 30 días.

Haz las matemáticas por ti mismo. Puede tener sentido obtener un préstamo para pagar a tus proveedores antes de tiempo y así conseguir un descuento.

3. Fomentar tus actividades de marketing

La forma más efectiva de hacer crecer tu negocio es vender más; así de simple. ¿Pero cómo conseguirlo? Los buenos empresarios saben que una campaña de marketing bien enfocada puede impulsar sus ventas. Pero los métodos de marketing tradicionales e incluso los de marketing digital requieren una inversión. Un préstamo usado para este propósito puede ser una inversión excelente ya que generará ventas adicionales.

4. Contratar a empleados

Dependiendo del tipo de negocio que tengas, quizá necesitas solo unos pocos empleados, o quizá incluso te las puedes arreglar tú solo. Pero algunos negocios reciben más clientes en ciertos momentos del día (como un restaurante o una cafetería) o durante ciertos períodos del año (como un negocio de preparación de impuestos). Contratar a más empleados puede marcar la diferencia, especialmente si tu negocio está orientado al cliente. Lo último que deseas es ofrecer a tus clientes una imagen pobre de tu negocio. Además, si sobrecargas a tus empleados actuales con trabajo porque no hay nadie más para hacerlo, estarán descontentos y puede que aumente tu tasa de rotación. Un préstamo comercial puede facilitarte el dinero que necesitas para contratar y capacitar adecuadamente a tus nuevos empleados. Con personal preparado, experimentarás un impulso inmediato en tu negocio.

Sigue el ejemplo de Leticia Michel, que dirige una oficina de preparación de impuestos. Este es un negocio de temporada: durante la “temporada alta”, Leticia se dio cuenta de que no estaba ofreciendo al público el mejor servicio al cliente, y que su pequeño equipo estaba sobrecargado de trabajo. Leticia utilizó un préstamo comercial para contratar a tres nuevos empleados y entrenarlos adecuadamente para ofrecer el mejor servicio al cliente posible. Desde entonces, ha experimentado un aumento del 49% en los ingresos de su negocio.

5. Invertir en tecnología

Un gasto relativamente pequeño en sistemas de tecnología para empresas puede proporcionarte enormes beneficios. Considera comprar un buen sistema de punto de ventas (Point of Sales en inglés, o POS por sus siglas) y un sistema de gestión de relaciones con el cliente (Customer Relationship Management, o CRM por sus siglas) si aún no los tienes. Te sorprenderá la información y todas las ventajas que estas herramientas pueden proporcionarte.

6. Expandir tu negocio a otras áreas

Con los prestamos para negocios, puedes hacer crecer tu negocio expandiendo tu cobertura geográfica. Esto no significa necesariamente que abras una nueva oficina o un nuevo local, ni que alquiles un almacén adicional para tus productos. Puedes expandir tu empresa ampliando el radio de tus clientes en potencia, dirigiéndote a clientes en una localidad cercana por medio de anuncios en los medios apropiados. También puedes lanzar una campaña publicitaria en línea dirigida a un público mayor.

7. Añadir nuevas líneas a tu gama de productos

Esta técnica para hacer crecer tu negocio se basa en las fortalezas que ya tienes. Pongamos que cuentas ya con un grupo de clientes leales que te compran regularmente. ¿Hay algún producto o servicio nuevo que puedas ofrecerles? La ventaja que tienes es que tus clientes ya te conocen y confían en ti. Sin embargo, eso no significa que vayas a tener éxito si lo que haces es ofrecerles un producto de calidad inferior o uno que no cumpla con sus requisitos.

Es buena idea investigar un poco antes de realizar la inversión que requiere el lanzamiento de un nuevo producto. ¿Cumple con una necesidad específica de tu mercado? ¿Es tan bueno como el producto de la competencia? El éxito de tu inversión dependerá de responder correctamente estas preguntas antes de comprometerte.

8. Comprar inventario a granel

A veces te puede surgir la oportunidad de comprar inventario con un descuento sustancial. Si haces la compra, te aseguras un beneficio considerable en los próximos meses. Pero una de las condiciones del vendedor puede ser que hagas un pedido grande y que lo pagues de inmediato. En una situación así, ¿cómo consigues el dinero?

Una línea de crédito o un préstamo a corto plazo pueden ser la respuesta. Podrías salir ganando incluso si tienes que pagar una alta tasa de interés. Solo recuerda una vez más que la cantidad que pagues en intereses debe ser menor que el beneficio que esperas conseguir con el préstamo.

Ese fue el caso de Baldemar Ramírez, el propietario de Mireyes Instalaciones (una pequeña empresa que instala y da servicio a equipos de reparación mecánica). Antes de obtener el préstamo, Baldemar se sentía frustrado al tratar de terminar trabajos sin las partes que necesitaba, o teniendo que manejar una larga distancia para recoger esas partes. Así que usó un préstamo para comprar las piezas a granel y obtener precios descontados. Ahora no se ve obligado a rechazar un encargo por no tener a mano las piezas adecuadas, y ha ahorrado 10 horas a la semana entre viajes de ida y vuelta para obtener las piezas.

9. Comprar el negocio de la competencia

Puedes usar prestamos para negocios para comprar la compañía de un competidor. Esta es posiblemente la forma más rápida de hacer crecer tu negocio. Por supuesto, es vital llevar a cabo las debidas diligencias antes de realizar una compra de ese tamaño.

10. Pagar un préstamo de alto costo

Puede parecer contradictorio pedir un préstamo para pagar otro préstamo existente. Pero puede ser una buena táctica para ahorrarte mucho dinero.

Mira el caso de Diego, quien dirige una pequeña empresa de construcción. Uno de sus clientes retrasó sus pagos durante varios meses, poniendo a Diego en una situación delicada ya que no podía pagar el sueldo a sus trabajadores. Desesperado, Diego le pidió a su esposa (la oficinista de una pequeña empresa), un préstamo de adelanto de sueldo (también conocido como payday loan en inglés). Diego usó este dinero para pagar parte de los salarios que debía a sus empleados.

Pero Diego pronto se dio cuenta de que el préstamo de adelanto de sueldo conllevaba unos intereses ¡de más del 100%! Rápidamente solicitó un préstamo en línea y usó los fondos para pagar a su esposa.

11. Configurar o mejorar el sitio web de tu empresa

Si tu empresa no tiene un sitio web, es hora de que construyas uno. Las pequeñas empresas con presencia en línea tienes más credibilidad y más alcance que las empresas que no aparecen en una búsqueda de Google. El dinero que gastes en marketing digital y en la mejora de su sitio web puede generar rendimientos muy altos. Si no cuentas con el dinero para esta inversión, los prestamos para negocios pueden ser una gran idea.

12. Ayudarte en los períodos de escasez

¿Tienes un negocio de temporada? ¿O dependes de unos pocos clientes importantes? ¿A veces tus clientes más importantes se atrasan con sus pagos?

En situaciones como esas, es común que una empresa pase por períodos lentos o de poca actividad. Las ventas y por tanto los ingresos pueden disminuir en ciertos meses de manera considerable.

Aun así, debes seguir cubriendo tus costos fijos. Debes pagar los salarios, las facturas de servicios públicos, el alquiler y otros gastos administrativos. Los prestamos para empresas pueden ayudarte a cumplir con tus compromisos financieros. Una vez que tu negocio se recupere, podrás reembolsar la cantidad prestada.

13. Aumentar tus ingresos vendiendo a crédito

Si te dedicas a la industria de los servicios para empresas, puedes vender crédito a tus clientes. Imaginemos que eres un mayorista que vende sus productos a restaurantes. Puedes ganarle clientes a tu competencia si tú ofreces términos de crédito más atractivos. Y tus clientes existentes pueden decidirse a comprar en mayores cantidades si tú aceptas períodos de crédito más largos.

Si bien esto podría significar mayores ventas y ganancias, también puede poner en una situación delicada tu flujo de efectivo. Ahí es donde los prestamos para empresas pueden aportarte una solución. Si te decides por adoptar esta estrategia, hazlo con precaución. En tu afán por aumentar los volúmenes de ventas, no vayas demasiado lejos facilitando los términos a tus clientes. Esperar demasiado tiempo por sus pagos podría acabar siendo un inconveniente.

14. Aumentar los volúmenes de negocio

Uno de los mayores retos que afronta cualquier empresa es encontrar nuevos clientes. Si lo logras puede estar seguro de tener éxito. Pero, ¿cómo puedes identificar a nuevos clientes en potencia y convencerlos de que te compren a ti?

La respuesta dependerá del tipo de negocio que tengas. Es posible que tengas que llamar a cientos o miles de posibles clientes por teléfono. Puedes necesitar ofrecer muestras gratuitas de tu producto. O a veces, puede que te sea necesario contratar a un consultor de negocios.

Todas estas actividades tienen un costo, y es posible que no tengas el dinero suficiente. Un préstamo podría proporcionarte los fondos que necesitas. Puede que la inversión no produzca resultados inmediatos, pero si tu estrategia es la acertada, obtendrás beneficios a largo plazo.

15. Comprar muebles nuevos

Si tu negocio está orientado al cliente, como un restaurante o una tienda minorista, tu éxito depende en gran medida de la imagen que ofrezcas de cara al público. Los interiores descuidados y un mobiliario viejo y desgastado ofrecerán una mala impresión y eso se puede ver reflejado en las ventas y en las ganancias. Invertir dinero en las mejoras necesarias puede proporcionar beneficios duraderos.

Mira el ejemplo de Óscar López, que compró una tienda de sándwiches ya existente, Deli 23, en Los Ángeles, California. El negocio estaba funcionando cuando Óscar lo adquirió, pero necesitaba una cuantas renovaciones. Óscar utilizó un préstamo comercial para comprar nuevo instrumental para la zona de preparación de sándwiches  y nuevas mesas y sillas para el comedor. También invirtió en la fachada del establecimiento para atraer a los transeúntes. Estos cambios han atraído a más clientes, teniendo como resultado mejores reseñas y mayores ganancias.

16. Construir tu crédito

Obtener prestamos para empresas y pagarlos a tiempo puede ser una excelente manera de construir tu historial de crédito comercial. Al hacerlo, crearás un sólido registro de pagos hechos a tus prestamistas. También te ayudará a mejorar tu puntaje de crédito. Si estás pensando pedir prestado fondos para hacer crecer tu negocio en un futuro cercano, un puntaje de crédito más alto podría ser fundamental para obtener una rápida aprobación y una menor tasa de interés.

17. Comprar inventario

Ciertos tipos de negocios minoristas necesitan abastecerse de inventario antes de que llegue la temporada de más ventas. No querrás que un cliente entre en tu tienda y se vaya porque no encuentra justo el tipo, el color o el tamaño del producto que está buscando. Los prestamos para negocios pueden ayudarte a comprar inventario para asegurarte de que tu tienda esté bien surtida y poder realizar más ventas.

18. Abrir en una nueva ubicación

Si abres una nueva ubicación, tu negocio y tus ingresos aumentarán de forma exponencial. Imagina por ejemplo una tienda que funciona con éxito en un área específica. El dueño de ese negocio podría duplicar las ventas abriendo una tienda similar en una otra ubicación. Por supuesto, esto conlleva una gran inversión. Pero si estás seguro de que esta estrategia te puede funcionar, es sin duda una de las formas más rápidas y poderosas de hacer crecer un negocio.

¿Te acuerdas de Óscar López? El préstamo que recibió ayudó a impulsar su negocio y a generar más ganancias: ahora tiene planes de expandir Deli 23 en San Francisco, California.

19. Entrenar a tus empleados

Tus empleados deben contar con las habilidades y el conocimiento necesarios para desempeñar su papel de manera efectiva. Una forma de garantizar esto es contratar a personal experimentado. Pero también es crucial proporcionar capacitación y entrenamiento a tus empleados. No debes ver el dinero que gastes en estas cosas como un derroche, sino como una auténtica inversión en recursos humanos.

Si no tienes dinero para pagar el entrenamiento de tus empleados, considera alguno de los prestamos para negocios. Proporcionar a tus trabajadores con la capacitación que necesitan hará que se sientan motivados y alentados. Y sobre todo, logrará que cumplan con sus obligaciones y que desempeñen sus puestos de una mejor manera.

20. Mejorar tu producto o servicio

Un producto superior o un mejor servicio puede atraer a más clientes. La inversión que hagas para mejorar tu producto o servicio puede ayudarte a obtener más clientes y hacer crecer tu negocio. Recuerda que quizá no necesites cambios drásticos en los productos que ofreces. A menudo, algo tan simple como un cambio en el empaque o una mejora en solo un aspecto en particular de tus productos puede tener como resultado un aumento de tus ventas.

 

¿Listo para hacer crecer tu negocio? Podemos ayudarte con prestamos para negocios

¿Tu empresa necesita una inyección de dinero en efectivo para lograr cualquiera de estas 20 metas? Un préstamo para pequeñas empresas de Camino Financial puede ser tu mejor opción. Estas son algunas de las ventajas de trabajar con Camino Financial:

⇨ Puedes solicitar un préstamo incluso si tienes mal crédito

⇨ No es necesario que presentes ninguna garantía o aval

⇨ Tu solicitud no afectará tu puntaje de crédito

Nuestro proceso de préstamo es rápido, fácil y seguro. Todo lo que tienes que hacer es enviar esta solicitud en línea. Solo te llevará unos minutos e inmediatamente sabrás si calificas para un préstamo. En ese caso, un especialista en préstamos comerciales se pondrá en contacto contigo y te guiará a través del proceso de préstamo.

¿Necesitas saber más? Echa un vistazo a nuestra Guía fundamental para obtener un préstamo comercial.

¿Calificas para un
préstamo de negocios?