Dependiente en tienda atendiendo a cliente en caja. Concepto: aprecio por el cliente.
Suzanne Llanera
Por: suzanne_llanera
Leelo en 11 minutos

15 Formas asequibles de mostrar aprecio por tus clientes

“Sentir gratitud y no expresarla es como envolver un regalo y no darlo” – William Arthur Ward

Tanto en la vida como en los negocios, no basta con sentir gratitud; hay que expresarla.  ¿Quieres que tu negocio tenga éxito? Muestra a tus clientes que los aprecias. ¡Que tus clientes sepan lo agradecido que estás!

¿Por qué es importante hacerlo?. Al fin y al cabo, la mayoría de consumidores compran hoy en día en línea y no les importa tratar con entidades sin rostro, ¿no? El mensaje de agradecimiento que reciben los clientes suele limitarse a una notificación de que sus pedidos fueron enviados.

Sin embargo, según un estudio llevado a cabo por la Rockefeller Corporation, el 68 % de los clientes abandona una empresa porque sienten que no los tienen en cuenta. Muchas personas creen que los precios son el motivo principal por el cual los clientes no vuelven. No es así: solo el 9 % de los encuestados mencionó el precio como un factor determinante.

Por si no lo sabías, por término medio, el 65 % de los ingresos brutos de un negocio proviene de clientes habituales. Asimismo, captar nuevos clientes cuesta cinco veces más que mantener a los clientes actuales. Teniendo en cuenta todo esto, incrementar tus esfuerzos por retener tus clientes actuales tiene sentido, ¿verdad?

Ahora que estás convencido, aquí tienes algunos consejos que t ayudarán a mostrar aprecio por tu cliente. ¡Lo mejor de todo es que ponerlos en práctica no te costará un centavo!

15 Consejos para mostrar a tus clientes que los aprecias

1. Comienza por cosas sencillas 

A todo el mundo le gusta sentirse valorado, tanto a tus clientes habituales o a tus posibles clientes. Somos seres sociales y está en nuestra naturaleza desear que nos consideren individuos únicos, no uno del montón. No siempre es necesario hacer grandes artilugios para mostrar aprecio a los clientes. A menudo, un simple gesto es suficiente.

Si tu negocio tiene una recepción, recuérdales lo siguiente a tus empleados:

  • Recibe a los clientes como si fueran tus amigos.
  • No te olvides de sonreír o saludar cuando alguien entra a tu negocio. No solo es cuestión de amabilidad, sino de reconocer la presencia de otra persona.
  • Pregunta en qué puedes ayudar al cliente.
  • A los clientes habituales les guste que los llamen por su nombre.
  • Conversa con los clientes, pero, más que nada, escúchalos.
  • Di “gracias” o “que tenga un buen día” con sinceridad aún cuando se vayan sin comprar nada.
  • Saluda a tus clientes cuando los veas en otro lugar.

2.  Conoce más a tus clientes

Ve más allá de saber su nombre. Familiarízate con sus preferencias o gustos. Registra lo que compran. Tiene muchos beneficios conocer a tus clientes. La fidelidad es solo uno.

No nos importa caminar bastante hasta un restaurante todos los martes porque el propietario siempre tiene listos nuestros sándwiches para que nos los llevemos. Se esforzó por saber cuáles son nuestros favoritos. Esto es el aprecio por el cliente puesto en práctica y no cuesta nada.

¿Por qué no creas una base de datos de tus clientes? Pídeles su dirección de correo electrónico y los números de contacto. Dales un formulario para completar. Si tienen prisa, pídeles su tarjeta de presentación. Recuerda incluir en tu base de datos los productos que compran en tu negocio. Y, cuando les pidas información, asegúrales que no compartirás sus datos con otras personas.

3. Pide a tus clientes su opinión

Antes de que tus clientes se vayan de tu negocio, pídeles su opinión. Puedes darles un pequeño formulario impreso para dejen sus comentarios sobre tus productos o servicios. Solo este simple acto bastará para que tus clientes sientan que los aprecias. Si el tiempo los apremia, ofréceles tu dirección de correo electrónico o tarjeta de presentación.

4. Responde a tus clientes con rapidez

Contesta a tus clientes lo antes posible si te contactan por mensaje de texto, correo electrónico o redes sociales. Si surge un problema, tal vez no puedas solucionarlo enseguida. De todas maneras, acusa el recibo del mensaje de tu cliente y prométele que volverás a escribirle con una solución. Asegúrate de cumplir con tu palabra. De esta forma, tus clientes sentirán valorados.

5. Envía una tarjeta de cumpleaños electrónica

Una de las mejores maneras de mostrar aprecio por el cliente es enviar felicitaciones de cumpleaños. Para causar una mejor impresión, envíales una tarjeta electrónica. Hay muchos sitios que ofrecen la entrega programada de tarjetas electrónicas.

Uno digno de mencionar porque tiene buenas críticas es Punchbowl. La membresía es gratuita, pero no querrás que tus clientes reciban tarjetas de saludo con anuncios molestos, ¿verdad? Entonces, puedes pagar $3.99 por mes y enviar hasta 500 tarjetas sin anuncios.

Navega por Internet y busca más plataformas para enviar tarjetas. Y lee las críticas, como hacemos nosotros.

6. Ofrece un regalo

Para mostrar aprecio por el cliente, las grandes marcas y las grandes tiendas ofrecen paquetes con tarjetas de regalo. Puedes enviar a tus clientes tarjetas de regalo por $5, $10, $25, $50, $100 o incluso más. Haciendo los pedidos en línea, tus clientes pueden recibir su regalo en cuestión de minutos. Ya sea café, una pizza o una tarjeta de regalo para una tienda minorista, tus clientes apreciarán un obsequio que pueden disfrutar cuando les convenga.

CaminoTip: Inclulle un detallito en tus bolsas. Deja que tus clientes se sorprendan una vez que abandonan tu tienda.

7. Establece una hora exclusiva para tus clientes preferenciales

¿Esperas una multitud cuando estás de liquidación? Designa una o dos horas para tus clientes preferenciales. Hasta puedes llamarrla “la hora de aprecio por el cliente”. Haz que tus clientes sientan que son especiales invitándolos primero antes de hacer un anuncio público.

8. Celebra las festividades y ocasiones especiales  

El Día de San Valentín está a la vuelta de la esquina. Regala a tus clientes caramelos, paletas o chocolates en forma de corazón. También puedes enviarles saludos por correo electrónico, mensaje de texto o en redes sociales. Cualquiera que sea la ocasión, deséales lo mejor a tus clientes o dales regalos apropiados. Presta atención a qué festividades celebran. Sentirán tu aprecio.

9. Escribe a mano tus notas de agradecimiento

Las tarjetas o notas tendrán un mayor impacto si las escribes a mano. Tus clientes sabrán que te esforzaste por expresarles que los aprecias. Sé breve, pero que tus palabras salgan de tu corazón.

Si compras en cantidad, cien tarjetas de agradecimiento de 4 x 6 te costarán entre 16 y 22 centavos cada una. A esto súmale, por lo menos, 55 centavos del envío y terminarás pagando 77 centavos por cliente. Es una pequeña inversión que te aportará muchas ganancias.

10. Agradece con un descuento o una mejora

Sorprende a tus clientes habituales con un descuento o un servicio extra cuando estén por pagar. Hazles saber que es tu muestra de agradecimiento por serte fieles. Decir “gracias” es bueno, pero hacer un descuento u ofrecer un servicio extra es aún mejor.

11. Ofrece algún producto de regalo

Sabemos de un negocio de reparación de coches que regalaba bolsas con galletas caseras a sus clientes exclusivos. ¡Algunos clientes volvían al taller exclusivamente por las galletas! Encontrar productos que sean significativos para tus clientes pero que tengan un bajo costo es todo un desafío. Te recomendamos que, cuando pienses en ideas, primero excluyas el costo que inpicarán. Se te ocurrirán muchas más ideas para mostrar aprecio por tus clientes.

12. Los mensajes de texto todavía funcionan

“Hola, (nombre). Gracias por tu compra. Esperamos que nuestro producto te guste. Contáctanos a (número de teléfono) si podemos ayudarte en algo más”. Un simple mensaje les recuerda a tus clientes que te siguen importando sus necesidades después de que traspasan la puerta de tu negocio.

13. Mantén al tanto a tus clientes de lo que pasa en tu negocio

Muestra aprecio por tus clientes manteniéndolos actualizados. Si modificas tus datos de contacto, vendes nuevos productos, agregas servicios o no abres tu negocio un día específico, informa a cada cliente. También es una forma de volver a tomar contacto con clientes que hace mucho que no ves.

14.  Haz un esfuerzo extra 

Ofrécele ayuda a tus clientes. Llévales los productos hasta su coche u hogar si están cerca. Si  olvidan una bolsa o algún otro efecto personal en tu negocio, no esperes a que vuelvan: ponte en contacto con ellos. Permíteles usar los baños de tu negocio aunque no compren o consuman nada. Si provees un servicio o tienes una sala de espera, ofrece agua, café y snacks. Pequeños gestos como estos cuentan mucho para tus clientes.

15. Promociona a tus clientes

Algunos clientes pueden ser emprendedores como tú. Si te piden ayuda para promocionar su negocio, diles que sí. Otros clientes pueden participar activamente en tu comunidad. Si te piden que apoyes un proyecto, hazlo. Mostrar aprecio por el cliente significa también valorar sus ocupaciones y vocaciones.

La diferencia entre atención al cliente y aprecio por el cliente

Una fina línea separa el aprecio por el cliente de la atención al cliente. El primer concepto es un esfuerzo proactivo, mientras que el segundo es una reacción que cobra importancia solo cuando un cliente tiene un problema con tu producto o servicio.

De todas formas, brindar un excelente servicio de atención al cliente es otra forma de mostrar aprecio. Asegúrate de que tu negocio se ocupe de los problemas de los clientes oportunamente pero con profesionalismo y amabilidad.

Philip Kotler dijo: “El cliente es el rey”. Nosotros agregamos: “Trata a tus clientes habituales como reyes o reinas”. Tal vez te parece un poco exagerado, pero no lo es. Ahora sabes por qué necesitas conservar a tus clientes. Planees lo que planees para que estén satisfechos, ten presente que ¡mostrar aprecio por el cliente es la clave!

También te puede interesar:

  Cómo encontrar y mantener clientes

 

Compruebe si califica
para un préstamo

SABER MÁS